Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
nba

“Sigue haciendo historia, hermano”

Michael Jordan y Pau Gasol elogian el gen competitivo de Kobe Bryant tras superar el registro anotador del legendario jugador de los Bulls

Kobe Bryant, tras superar la marca de Jordan. Ampliar foto
Kobe Bryant, tras superar la marca de Jordan. AFP

“Siempre que he logrado algo o he jugado bien se me compara con Michael Jordan”. Kobe Bryant lleva 18 años y medio de sus 36 a rebufo de la leyenda de la NBA. Atemperados los egos, animado su mano a mano en el túnel del tiempo por la irrupción de otro fuera de serie como LeBron James, Bryant pone en valor la sempiterna referencia de MJ: “Agradezco esas comparaciones. Es un gran honor. Se convirtieron en una ventaja. Si le desafiaba, su respuesta era inmediata. Si le pedía un consejo, le salía del corazón”.

“Sigue haciendo historia, hermano”

Bryant coincidió cuatro temporadas con Jordan, las dos últimas en las que el genio de los Bulls completó su colección de seis anillos y dos adicionales en las que reconsideró su retirada para un relajado y aclamado epílogo en Washington. Por entonces, el 24 de los Lakers enlazaba su primera tanda de anillos, desde 2000 hasta 2002. La llegada de Pau Gasol a Los Ángeles le permitió ganar dos más. Entonces, en 2010, se multiplicaron los artículos sobre la posibilidad de que Kobe pudiera superar a Jordan. Pero al tiempo que los Lakers perdían fuelle, LeBron James saciaba su hambre de títulos en Miami (2012 y 2013). Kobe se lesionó y se pasó casi un año en blanco. Recuperado, ha vuelto a la carga y en su quehacer cotidiano —“es admirable ver cómo se enfrenta a la responsabilidad de estar a la altura de quienes le demandan 30 puntos cada partido”, afirma Ettore Messina, exentrenador ayudante de los Lakers—, acaba de superar uno de los listones que dejó Jordan en sus 15 temporadas en la NBA. Con los 26 puntos que Kobe les endosó a los Wolves en Minnesota desbancó a Jordan del tercer puesto de la lista de anotadores de la NBA, liderada por Abdul-Jabbar con 38.387 puntos, seguido por Karl Malone, con 36.928. Kobe suma 32.310, 18 por encima de la marca con la que se despidió Jordan el 16 de abril de 2003 en un partido contra los Sixers.

No puede jugar tan fuerte como antes, pero es tan duro como yo”

Michael Jordan

“Ya no puede jugar tan fuerte como antes y los éxitos no llegan tan fácilmente, pero Kobe es un competidor tan duro como yo”, le reconoce Jordan, ahora presidente de los Charlotte Hornets. Resulta difícil comparar las carreras de ambos, condicionadas por factores esenciales. Y más allá del total de puntos —Kobe ha tardado 18 temporadas y media en superar la marca que Jordan logró en 15—, están los anillos: seis para Jordan y cinco para Kobe, los promedios, 30,12 para el de los Bulls y 25,5 para el de los Lakers, y las sensaciones que cada uno de ellos han dejado en quienes han seguido sus carreras. Jordan pasó a la NBA procedente de la Universidad de Carolina del Norte. Se estrenó con los Bulls en 1984. Tenía 21 años y acababa de ganar los Juegos Olímpicos siendo la estrella de la selección de Estados Unidos, entonces formada por jugadores universitarios. También fue el líder del equipo de Chicago desde el primer día. Kobe dio el salto a la NBA sin pasar por la universidad. Lo hizo desde la High School de Lower Merion in Ardmore (Pensilvania) y debutó en 1996, con 18 años, y un papel secundario en los Lakers. “Es frustrante para un tirador natural intentar llevar dos sombreros”, afirma Bryant. “Tuve que realizar un papel más importante como base, que no es el más natural para mí, sobre todo en aquellos primeros campeonatos con Shaq. Superar en puntos a Jordan no es algo con lo que soñara cuando era un niño, sino en superarle en anillos. La emoción por ganar títulos es muy superior porque ese sí es mi objetivo, no los números y ese tipo de cosas”. En cualquier caso, ambos son aleros anotadores y miden exactamente lo mismo: 1,98 metros.

En las canchas rivales suelo ser el villano; sienta bien cuando uno es valorado”

Kobe Bryant

La NBA dio lustre al logro de Kobe. El partido se detuvo en el Target Center de Minneapolis cuando consiguió el noveno punto, en un tiro libre, con el que superaba el registro de Jordan. Sus compañeros y rivales lo abrazaron, con especial emotividad Byron Scott, su entrenador y su excompañero. Jordan envió un mensaje a través de las redes sociales: “Felicito a Kobe. Es un gran jugador, con una gran ética de trabajo y una pasión igualmente grande por el juego. He disfrutado con su manera de jugar durante muchos años y espero que en el futuro pueda seguir viendo otros logros suyos”.

“Estoy acostumbrado a ser el villano siempre en las canchas rivales”, constató Kobe, “pero tengo que decir que sienta muy bien cuando uno es valorado”. Quien siempre le ha apreciado es quien fue su compañero de equipo durante siete temporadas y media antes de recalar en los Bulls. “Estoy orgulloso de su tremendo logro. Sigue haciendo historia, hermano”, tuiteó Pau Gasol

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información