Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hemos sido muy superiores”

Luis Enrique elogia el juego del Barcelona y atribuye el empate a la falta de acierto

Luis Enrique, durante el partido. Ampliar foto
Luis Enrique, durante el partido. REUTERS

El Barcelona camina hace tiempo mareado por una cornisa y ayer se tropezó en Getafe, donde se dejó dos puntos de esos que se echan de menos a final de temporada. Ya no se escuchará a los directivos, tan tranquilos, repetir la cantinela de que “estamos a dos puntos del Madrid y tiene que venir al Camp Nou”, porque desde la tarde de ayer, el equipo vive a cuatro del líder y la corbata les empieza a apretar. No parece preocuparle nada ese detalle clasificatorio a Luis Enrique.

“Queda mucho, también estuvimos nosotros arriba —con cinco puntos de diferencia a favor— y ahora estamos abajo. Esto es largo”, se limitó a decir ayer el entrenador del Barcelona al respecto de las consecuencias de un empate que, según él, nunca debió producirse visto lo acontecido en el campo: “Fuimos muy superiores”. La realidad parece otra, la evidencia habla de un empate.

El juego del Barcelona hace tiempo que está por debajo de los resultados y lo de ayer en el Coliseo Alfonso Pérez vino a confirmar la sensación de que el empeño de Luis Enrique por sorprender al rival a cada partido, ha terminado por convertir en un lío no solo las alineaciones —no ha repetido ninguna en los 22 partidos disputados, 15 en Liga, seis en Champions y la de la Copa en Huesca— sino también el dibujo, el estilo y el juego de un equipo irreconocible como nunca ayer más allá de la camiseta. “Hemos jugado con el mismo sistema de siempre”, aseguró Luis Enrique, para quien la elección de los jugadores es sólo una opción que pretende hacerle daño al rival.

Convencido de que ayer volvió a conseguir su objetivo sobre el césped, el técnico se fue contento a pesar del empate: 0-0. En una mala primera parte, el Barcelona pudo irse al descanso con un gol en contra si no es por la fabulosa mano con la que Bravo respondió a un disparo cruzado de Lafita en el minuto 33. “He visto a Bravo en el papel de un equipo que juega en campo contrario. Ha estado en la línea de sus actuaciones a lo largo de la temporada”, le elogió el entrenador. “Sabíamos de la complicación del partido. Una cosa es la intensidad defensiva de un equipo fresco y otra cuando pasan los minutos. Cuesta más al inicio. Hoy no hemos aprovechado las ocasiones” dijo al pasar balance de los primeros cuarenta y cinco minutos.

Para el técnico, que ya lleva 15 alineaciones, “se jugó con el mismo sistema de siempre”

Al juzgar al equipo en su totalidad, su discurso sonó muy generoso: “Hemos sido mucho mejores que el rival, tuvimos muchas más ocasiones de gol. Cada uno hará las interpretaciones que quiera pero si hubiéramos aprovechado las ocasiones que tuvimos, hablaríamos de un buen partido”. Reconoció Luis Enrique que la angustia del paso del tiempo jugó en contra del equipo, porque los jugadores le pusieron “más ganas que cabeza, pero lo entiendo como algo lógico”. Según su punto de vista, “hemos tenido controladísimo el partido y no del dejamos maniobrar nunca al Getafe”. El asturiano, que respondió con un rotundo “sí” a la pregunta de si considera que su equipo juega ordenado, insistió en que durante la segunda parte había visto infinidad de ocasiones, casi todas por el lado izquierdo. “Siempre va a ser difícil atacar a un equipo que se cierra. Me gustaría generar cien ocasiones más pero no estoy descontento. Los jugadores han ido a por el partido desde el principio”.

“Más allá de la falta de Messi, que ha rematado al larguero, no sé si han tenido otra ocasión clara. Que te encierran, seguro, es su calidad, pero hemos estado a la altura. Si él quiere [Luis Enrique], habrán estado superiores pero nos hemos llevado un punto”, le respondió Cosmin Contra que recordó “el paradón de Bravo” en la primera parte y la decisión del árbitro a la hora de pitar el final del partido “cuando faltaban diez segundos” y el Álvaro Vázquez atacaba en solitario a Bravo.

“No tenemos que matarnos”

“¡Barrera de cinco!”, gritó Guaita, nervioso por lo que se le avecinaba. “¿Quién marca, quién marca?”, prosiguió al tiempo que se desesperaba. Pero el árbitro no tenía prisa, sobre todo porque no podía sacar el espray y fue Xavi quién le echó una mano. Acto seguido, Messi le pegó como sabe al balón, que se estampó en el larguero a la vez que a Guaita se le congelaron los vigores, pues hizo la estatua. Fue, en cualquier caso, la mejor ocasión del Barcelona, equipo desbravado cuando le cierran los pasillos interiores y le entregan las alas. “Debíamos haber jugado un poco más por las bandas porque estos rivales se cierran mucho por dentro”, reflexionó Busquets, quizá la única pega al partido desde la expedición azulgrana tras el empate. “No estamos contentos con el resultado y debemos ser autocríticos, pero no tenemos que matarnos o hablar demasiado en negativo. Lo importante es la evolución del equipo en los últimos meses”, abundó Rakitic.

Desde el técnico al vestuario, pasando por el director deportivo Zubizarreta, todos entendieron que el Barça se mereció mucho más. “No ha sido un mal partido, sino que hemos sido muy superiores”, explicó Rakitic. “Hemos tenido el partido en nuestra mano con oportunidades buenas y claras, pero no hemos hecho el gol”, intervino Zubizarreta; “pero el campo no nos ha ayudado, botaba mucho y con el agua se ha hecho más inestable, y nos ha costado adaptarnos al horario”. Xavi se sumó: “Sí, es un paso atrás, pero hemos tenido cuatro oportunidades claras que no han querido entrar, sobre todo la de Leo”. Aunque Contra, técnico del Getafe, negó la visión azulgrana: “No sé si han sido muy superiores. Menos la falta de Messi, no recuerdo otra ocasión clara de gol. Creo que han hecho muy pocas ocasiones y en el primer tiempo la más clara ha sido un disparo de Lafita que Bravo ha salvado con un paradón”.

Resulta que el Barça realizó 22 remates, aunque sólo tres enfilaron hacia la portería. Los mismos que logró el Getafe, pero en apenas cuatro disparos. “Lo hemos intentado, lo hemos dado todo, pero no ha salido”, señaló Busquets. “Este empate es negativo porque veníamos de una dinámica positiva (ocho triunfos)”, apostilló Xavi. Y el Madrid, de paso, se escapa a cuatro puntos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.