Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoya pide el traspaso

Cansado de esperar una oportunidad que no llega, el lateral solicita que le dejen irse en el mercado de invierno, pero el Barça le niega la posibilidad

Pedro festeja con Montoya su gol ante el Huesca en Copa. Ampliar foto
Pedro festeja con Montoya su gol ante el Huesca en Copa. DIARIO AS

Renovado la pasada temporada porque Luis Enrique confiaba en un lateral al que exprimió de lo lindo en su época del filial, hasta el punto de que en ocasiones lo compartió con el primer equipo, Martín Montoya (Viladecans, Barcelona; 23 años) se ha cansado ahora de esperar una oportunidad que nunca llega, por más que el técnico así lo exponga a cada intervención que realiza. Lo mismo hizo esta tarde, discurso que ya es una coletilla. “Entiendo la situación de Montoya, pero me consta que lucha por cambiarla en cada entrenamiento y puede conseguirlo. Le animo a que siga”, resolvió. Pero eso ya no se lo cree ni el propio jugador, que, en boca de su representante, manifestó por la mañana al club y después en un comunicado que “tiene la decisión única” de desvincularse del Barcelona “como traspaso” en este mercado de invierno. Pero desde la entidad azulgrana le han negado tal posibilidad, sobre todo porque no saben todavía si podrán fichar hasta el 1 de enero de 2016 —el TAS dará la resolución del castigo FIFA por traspaso irregular de menores presumiblemente antes del 31 de diciembre— y porque confían en que al final tenga minutos.

La Juve está interesada en el jugador, pero está lejos de llegar a un acuerdo

El ostracismo de Montoya se explica en los números de Alves, que lo ha jugado casi todo, y en su suplencia o ausencia perenne, más en la grada que en los banquillos. No cuenta el técnico con él ni tampoco con Douglas —“cada jugador necesita un periodo de adaptación y habrá que ver cuando rinde y es efectivo. Creemos que nos dará opciones y cuando haga lo que hacía en el Sao Paulo, estaremos encantados”—, reflexionó Luis Enrique, aunque el brasileño ya ha jugado más minutos, pues cuenta con 162 (72 en Liga y 90 en Copa) por los 90 de Montoya, que jugó ante el Athletic. “Es una situación muy compleja. El club le aprecia, pero la realidad es que el entrenador no confía en él”, explicó su agente, Juan de Dios Carrasco en declaraciones a la SER.

Sí que le tiene en el punto de mira el Juventus, interesado en sus servicios para competir el puesto con el genial Lichtsteiner —renovará en breves con la Vecchia signora—, pero aún lejos de fraguar un acuerdo, por más que el inconveniente no sean los tres millones de euros anuales que cobra. Luis Enrique, sin embargo, siguió erre que erre: “Tiene contrato en vigor y las cosas se hablan dentro. Repito, valoro su situación y no es imposible de cambiar. Los comunicados de representantes me parecen muy bien, pero no le presto atención, me centro en lo deportivo”. Lo mismo que Montoya, que no juega y quiere una salida.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información