Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frente Atlético: heterogéneos y muy peligrosos

El Frente Atlético fue fundado en la temporada 1982-1983 con una ayuda del club de 200.000 pesetas

De extrema derecha, es uno de los grupos radicales más numerosos

Una imagen del fondo donde se ubican los ultras del Frente Atlético, el pasado 21 de octubre
Una imagen del fondo donde se ubican los ultras del Frente Atlético, el pasado 21 de octubre EFE

“¿Te gustaría vivir el colorido de San Siro y el griterío de Anfield?”. La pregunta, lanzada a finales de la temporada 1982-1983, fue el reclamo utilizado por parte del Frente Atlético para tratar de captar la mayor cantidad de simpatizantes en el momento de su fundación. El lema podía leerse en los carteles y panfletos repartidos entonces por una nueva peña que trataba de implantar un estilo de animación desconocido en España. Una mezcla de los modelos italiano e inglés, en el que se unirían la estética y la resonancia de ambas aficiones. En la actualidad, 32 años después de su fundación, cuenta con 2.500 integrantes, de los que un centenar son de carácter violento, según la Policía.

Aunque inicialmente la nueva peña iba a denominarse Brigatta Rossiblanca, Vicente Calderón, presidente del Atlético en su segunda época (1964-1980 y 1982-1987), aconsejó a los precursores que adoptasen un nombre español. La nomenclatura final se decidió apelando a la pertenencia de varios de sus integrantes a la organización falangista Frente de la Juventud, un partido escindido de las juventudes de Fuerza Nueva.

32 años después de su fundación cuenta con 2.500 integrantes, 100 de ellos peligrosos

Para sufragar los gastos del material, Javier Castedo, vicepresidente del club, les entregó 200.000 pesetas. A la primera reunión, que se llevó a cabo en el fondo sur del estadio, acudieron 400 personas, que recibieron las primeras indicaciones de lo que suponía pertenecer al grupo. En aquel encuentro se decidió colocar la bandera que adorna esa zona del Calderón con el lema Frente Atlético, Ultras 1982. Hoy día, esa marca ha multiplicado su valor y cuenta con distintos puntos de venta para financiarse, desde un puesto que se coloca cerca del Fondo Sur los días de partido, hasta una tienda en su página web a través de la cual pueden adquirirse camisetas, sudaderas, bufandas, pegatinas, llaveros y mecheros. Han contado, además, con un garaje dentro del estadio en el que han guardado el material.

“El Frente intenta primar la animación aunque tiene un sector duro muy violento. Se caracteriza de otros grupos por esta ambivalencia”, detalla Carles Viñas, doctor en Historia Contemporánea por la Universitat de Barcelona, y autor del libro El mundo ultra. La violencia en el fútbol español.

A una de las ramas más violentas, conocida como Bastión, hoy extinta, pertenecía Ricardo Guerra, en la cárcel por apuñalar hasta la muerte a Aitor Zabaleta, seguidor de la Real Sociedad, y primera víctima mortal del grupo en 1998. “Aunque entonces se dijeron muchas cosas, nunca se llegó a hacer nada”, aseguran fuentes que conocen el mundo ultra del Calderón. Desde entonces han entonado repetidamente cánticos en contra del fallecido como “¡Zabaleta era de la ETA!” o “¡Vascos hemos venido a acuchillaros, el resultado nos da igual!”.

Otro de los episodios más recordados ocurrió en mayo de 2005 cuando 20 ultras, algunos ataviados con traje y corbata, interrumpieron un entrenamiento para insultar a los jugadores y al cuerpo técnico.

Establecer un perfil único del miembro del Frente Atlético es complicado"

Carles Viñas,  autor del libro El mundo ultra. La violencia en el fútbol español.

“Establecer un perfil único del miembro del Frente Atlético es complicado. Hay gente que va predispuesta a defender su territorio, que sería el estadio. Es un elemento fundamental. La agresión al ultra del Deportivo es por este motivo. Es algo que se remonta a los años setenta, al fenómeno del hooliganismo en Inglaterra”, añade el profesor. “Es además en las grandes ciudades, por motivos numéricos, donde se dan los grupos radicales más numerosos”, zanja.

Dentro del Frente, de ideología de extrema derecha, existen 23 facciones diferentes, entre ellas los Casual y los Tercios de Flandes. Muchas han lucido una estética particular (cabezas rapadas y cazadoras Bomber), que, sin embargo, por la presión policial han ido modificando con el tiempo.

Sus principales enemigos son los Ultras Sur (Real Madrid), los Bukaneros (Rayo), Biris (Sevilla) y, más recientemente, los Riazor Blues (Deportivo).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información