El Barça y su victoria número 1.000

A los culés, sin Navarro, pero con Abrines, les bastaron 13 minutos para derrotar al Murcia

Tomic entra a canasta ante la defensa de César Lima.
Tomic entra a canasta ante la defensa de César Lima.Toni Albir (EFE)

El Barcelona se convirtió este domingo en el primer equipo en alcanzar las 1.000 victorias en ACB, y lo hizo a costa del UCAM Murcia, que cayó con estrépito en el Palau (90-70), donde sólo aguantó el tipo durante los trece primeros minutos de partido. Los hombres de Diego Ocampo tenían un plan y al Barça le costó entrar en el partido por culpa del ritmo cansino, casi exasperante, de los murcianos, que agotaban la posesión en cada jugada y que, encima, la acababan casi siempre con una canasta.

Así, el Murcia mandó durante buena parte del primer cuarto (7-12, min.17) hasta que Huertas sustituyó a Satoransky en la dirección del equipo e imprimió un poco más de ritmo al juego azulgrana. Fueron un par de jugadas aisladas de Doellman y Thomas y un triple de Hezonja los que permitieron que el Barça invirtiera la tendencia al final del primer cuarto (17-15).

El Murcia aguantaría el tipo unos pocos minutos más, gracias a la efectividad de Antelo y la solvencia en la pintura de su jugador más determinante, el brasileño Lima (22-22, min.13). Pero un triple de Abrines, que ya empezaba a calentar la muñeca, la irrupción de Tomic y los errores visitantes en el tiro permitieron al Barcelona abrir una primera brecha en el marcador (32-24, min.17), que aún se haría más grande con un triple de Doellman sobre la bocina justo antes de llegar al descanso (42-28).

Abrines estuvo sensacional desde la línea de 6,75 (6 de 7) y fue el máximo anotador con 24 puntos

Doellan siguió en racha durante los primeros minutos de la reanudación. Y a él se le unieron hombres como Pleiss, Oleson y, sobre todo, Abrines, sensacional desde la línea de 6,75 (6 de 7 y máximo anotador del partido con 24 puntos), para firmar un parcial de 14-0 al inicio del tercer cuarto y finiquitar el choque (56-28, min.26). Ahí se acabó el partido. Los de Xavi Pascual cerraron la penúltima manga 28 arriba (68-40) y el conjunto levantino, que echó en falta la aportación de Cabezas, castigado en el banco tras firmar un -10 de valoración en la primera mitad, bajó definitivamente los brazos.

El último cuarto sirvió para que el Murcia maquillara sus estadísticas y se llevara el último parcial; para que Abrines, figura emergente ante la ausencia del lesionado Navarro, redondeara su actuación con un par de triples más; y para que Hakanson, una de las perlas de la cantera azulgrana, anotara sus dos primeros puntos en la Liga Endesa. Y así el Barça ya suma 1.000 victorias en la ACB y los murcianos siguen sin saber lo que es ganar en el Palau, donde han caído derrotados en sus 16 visitas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS