Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El fondo de inversión no me perjudicó”

El portero Roberto, un héroe en el Olympiacos, repasa su carrera en numerosos equipos

Roberto, en un partido contra el Manchester United de febrero pasado. Ampliar foto
Roberto, en un partido contra el Manchester United de febrero pasado. sportimage

“El Atlético es mi casa. No puedo culparme ni a mí, ni al club, ni a nadie de no haber triunfado allí. Son circunstancias. Yo debuté en la Champions con el Atlético en Oporto, me lesioné en ese partido y me sustituyó De Gea... El fútbol es así. El año pasado pudieron recomprarme, pero tenían otros planes”, asegura Roberto Jiménez (Fuenlabrada, 28 años). Desde que salió por primera vez del Atlético cedido al Nàstic en 2007, su carrera casi va a club por año. Fue de los primeros futbolistas en España que empezó a ser vinculado a fondos de inversión. Recreativo, Benfica, Zaragoza, Atlético, Zaragoza de nuevo, y Olympiacos. “A mí no me ha perjudicado que interviniera un fondo de inversión en mi carrera. Estuve de acuerdo desde el primer momento y siempre he tenido un abanico de posibilidades donde elegir”. Su última elección fue irse a Atenas, primero cedido, y después ya traspasado por el Atlético.

Desde que aterrizó en Grecia el verano de 2013 ha vivido experiencias de los más variopintas. El 5 de febrero de 2014, el club anunció por megafonía en medio de un partido que se había hecho con sus derechos de manera definitiva tras llegar a un acuerdo con el Atlético de Madrid. La enfervorizada hinchada del Olympiacos celebró la noticia como un título. “En Atenas vivo el mejor momento de mi carrera”, reconoce.

Tras consagrarse como el héroe de la victoria ante el Juventus (1-0) en la tercera jornada de esta Liga de Campeones, Roberto subió un meme a su perfil de Twitter que le resultó gracioso. El montaje, una viñeta, describía a una pareja en la intimidad. Ella le pregunta a él si tiene protección anticonceptiva y el amante muestra una fotografía de Roberto antes de decir: “Siempre estamos protegidos”. Ese mismo partido dio lugar a que fuera bautizado en un fotomontaje religioso como San Roberto y a que Gianluigi Buffon, uno de sus referentes, estuviera esperando 10 minutos hasta que los aficionados terminaran de homenajearle para felicitarle. “Molina, Buffon, Cañizares y Casillas fueron mis espejos cuando empezaba. Soy un portero sobrio al que Míchel ha mejorado, sobre todo a la hora de involucrarme en el juego del equipo. Él ha hecho que me suelte para jugar el balón con los pies”.

El fútbol no es eso”, dice tras la suspensión de la Liga griega por la agresión a un árbitro

“Más allá de sus cualidades, siempre fue un chico realista, con capacidad de reacción ante las adversidades, eso le ha hecho ser mejor portero”, asegura Pedro Luis Jaro, que le preparó en las categorías inferiores de la selección. “Se veía que tarde o temprano iba a llegar. Era espigado, muy coordinado y rápido de movimientos para su altura. Pertenece a ese prototipo de guardametas altos, como De Gea o Joel, que buscamos”, le define Miguel Bastón, preparador de porteros de la cantera rojiblanca y uno de los maestros que menciona Roberto, junto al Ruso Diego, el propio Jaro y Miguel Ángel España.

Entre las experiencias de su periplo ateniense, Roberto señala como especial la de convivir con el defensa francés Abidal, ganador en su lucha contra el cáncer. “Cuando le veo en el campo o le observo en el vestuario, me transmite tranquilidad y me hace sentir que en la vida hay cosas más importantes que el fútbol”, dice. Y reflexiona sobre la agresión a un árbitro que ha paralizado el campeonato griego hasta este fin de semana: “La medida tiene que servir para que la gente sea consciente de que el fútbol no es eso”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información