MUNDIAL F1 | GP ABU DABI

Un Mundial a doble o nada

Rosberg y Hamilton se juegan mañana el título, más abierto de lo normal debido al intervencionismo de la organización

Lewis Hamilton en la segunda sesión de entrenamientos libres.
Lewis Hamilton en la segunda sesión de entrenamientos libres.EFE

El camino que todas las escuderías comenzaron a recorrer en Melbourne el 16 de marzo llegará al final mañana, en Abu Dabi, tras 19 grandes premios que en su gran mayoría constataron aquello que se adivinaba incluso antes de que la temporada arrancara. La determinación y los recursos invertidos por Mercedes dieron como resultado uno de los monoplazas más dominantes de la historia de la F-1, un bólido capaz de imponerse en 15 de las 18 pruebas disputadas hasta ahora, titular de 17 de 18 'poles' y tan o más superior al resto como en 2011 lo fue el Red Bull de Sebastian Vettel. Con el título de constructores a buen recaudo desde hace casi ya dos meses (Sochi), Lewis Hamilton y Nico Rosberg afrontan el asalto definitivo en una coyuntura inédita por obra y gracia de la organización, que volvió a meterle mano al reglamento para tratar de mantener la incertidumbre de forma artificial, otorgándole el doble de valor a la última cita del calendario.

Un Mundial que con el punteo convencional estaría finiquitado a favor de Hamilton, le ofrece a Rosberg una última oportunidad 

Un Mundial que con el punteo convencional estaría prácticamente finiquitado a favor de Hamilton –los 17 puntos de ventaja que posee le proclamarían campeón con sólo terminar entre los seis primeros– le ofrece a Rosberg una última oportunidad para darle un volteo y así encasquetarse la corona por primera vez. No lo tiene fácil el chico de Wiesbaden dada la abismal diferencia que existe entre los dos Mercedes y los demás monoplazas, que perecen girar con una marcha menos, pero tampoco sería descabellado que lo lograra. Para ello debe ganar y esperar que su vecino no termine el segundo, esa es la combinación más factible, y en ningún caso podrá dar la campanada si no cruza la meta entre los cinco primeros.

El circuito puede jugar a su favor siempre que alguien se entrometa entre él y su colega, una hipótesis complicada pero no imposible dado el perfil de la pista, una de las más incómodas cuando llega el momento de adelantar. Bien lo sabe Fernando Alonso, que en 2010 vivió uno de los trances más tristes al verse embutido entre el tráfico y allí, detrás de Vitaly Petrov, quedaron sus opciones de cantar el alirón.

Alonso, vivió allí uno de los trances más tristes en 2010, al verse embutido entre el tráfico, donde quedaron sus opciones de cantar el alirón

"Si tuviera que darles un consejo les diría que no hagan lo mismo que nosotros. Pero hoy en día hay muchas más herramientas con las que puedes jugar, como el motor eléctrico o el DRS, elementos que probablemente te pueden ayudar en una situación como aquella. De todas formas, lo mejor es no quedarse detrás de nadie", advierte el asturiano. Hamilton, por si acaso, no está dispuesto a que su rival pueda ni siquiera creerse sus opciones y arrancó como un tiro, logrando el mejor registro en las dos sesiones de ensayos libres a la espera de ver qué ocurre hoy (14:00 horas, Antena 3, Movistar TV y TV3) en la cronometrada más decisiva del curso.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50