Getafe y Elche se conforman con el sopor

Los visitantes generan las pocas ocasiones de un partido para el olvido

Una de las pocas ocasiones del partido, bajo la portería de Tyton.
Una de las pocas ocasiones del partido, bajo la portería de Tyton.J. RUBIO (AS)

Sin goles y sin fútbol, al Getafe y al Elche les valió el empate que cosecharon en el Coliseum. Ninguno quiso arriesgar más de la cuenta y se repartieron el dominio: comenzaban mejor los visitantes en cada mitad y apretaban los locales en el tramo final. Ambos se fueron contentos con su puntito en el zurrón. Menos gozosos se debieron marchar los aficionados que presenciaron un tostón por encuentro.

Arrancó fuerte el Elche, que no quiso esperar ni dos minutos en poner a prueba a Guaita con un ajustado remate de Víctor Rodríguez. Espoleado por su temprana ocasión, los ilicitanos se animaron a tener el balón, y el Getafe los dejó hacer. Vista su incapacidad por juntar más de tres pases seguidos, los de Contra sembraron un campo de piernas en el medio y esperaron algún error del contrario. Solo Sarabia aportaba algo de clarividencia las pocas veces que consiguió contactar con el cuero. El Elche quiso cambiar los papeles y entregó la posesión a los locales, cuyo repertorio ofensivo se limitó a un manojo de disparos lejanos y a los numerosos córneres que botó, todos desaprovechados.

Tras el descanso, los locales volvieron a sacudirse el dominio y lo intentaron hasta el final, aunque sin mucho convencimiento y menos puntería 

Se repitió la historia tras la reanudación. Dominio del Elche, que esta vez optó por la vía directa. Los primeros diez minutos fueron los más intensos del partido, con varias llegadas peligrosas al área azulona. En una de ellas Jonathas remató a las nubes un balón franco. Poco después fue Guatia quien evitó la gloria a Herrera. Tan mal lo vio Contra que a los diez minutos volvió a mover el banquillo, y quien lo pagó fue Sarabia, el mejor del Getafe si de jugar al fútbol consiste el juego. Sin embargo le salió bien al técnico rumano. Sammir se mostró muy activo y pareció contagiar a sus compañeros. Los locales volvieron a sacudirse el dominio y lo intentaron hasta el final, aunque sin mucho convencimiento y menos puntería aún.

Sobre la firma

Alejandro Prado

Redactor en la Mesa de Edición del diario EL PAÍS. Antes prestó sus servicios en la sección de Deportes y fue portadista en la página web. Se licenció en Periodismo en la Universidad Carlos III y se formó como becario en Prisacom.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción