Lluvia de patrocinadores de Oriente

La mitad de los equipos de Primera tienen vínculos económicos con empresas asiáticas

Los jugadores de la Real festejan uno de los goles ante el Madrid.
Los jugadores de la Real festejan uno de los goles ante el Madrid.VINCENT WEST (REUTERS)

La gala de los premios de la Liga del pasado lunes dejó una escena que prendió de inmediato en las redes sociales. La presentadora de televisión Cristina Pedroche acompañó a un grupo de inversores asiáticos para anunciar dos de los galardones de la noche. Después de dar algún que otro bandazo fuera de guion, la colaboradora del espacio Zapeando, que emite La Sexta, dejó una frase que no sentó demasiado bien en la patronal del fútbol: “Venga, a ver si ahora sois capaces de hacerlo bien. Es que son los que traen la pasta y tienen prisa”.

Al margen de bromas fuera de lugar, la llegada de dinero al fútbol español proveniente de Asia ha crecido de manera exponencial en los últimos años. La mitad de los equipos de Primera División tienen vínculos económicos con inversores orientales y la propia Liga de Fútbol Profesional (LFP) cuenta con el fabricante de móviles chino Huawei como uno de sus principales patrocinadores.

De esos 10 clubes que se han arrimado al calor de la inversión asiática, ocho de ellos cuentan con algún tipo de patrocinio o colaboración procedente de esa parte del mundo, y los otros dos, el Valencia y el Málaga, directamente han sido adquiridos por magnates. El jeque catarí Abdullah Al-Thani compró el club andaluz en 2010, invirtió 150 millones de euros, plagó al equipo de estrellas, como Cazorla, Toulalan o Van Nistelrooy, y tras el año en que el equipo alcanzó unos históricos cuartos de final de la Liga de Campeones, cortó el grifo, traspasó las figuras y amenazó con vender la entidad en varias ocasiones. El Valencia, por su parte, encontró en Peter Lim, la octava fortuna de Singapur, los millones con los que aspira a poder hacer frente a su deuda (unos 400 millones) y volver a ser una potencia continental. De momento, el magnate acaba de hacerse con la entidad por 94 millones.

Junto al Valencia, los otros cinco primeros clasificados de la Liga BBVA han puesto su punto de mira en el mercado asiático. En 2010 el Barcelona acabó con su tradición de no lucir patrocinios lucrativos en su camiseta después de llegar a un acuerdo con Qatar Sport Investment, propietaria del Paris Saint Germain, por una inversión de 170 millones para las siguientes cinco temporadas. Un contrato que entonces se vendió como “el más alto de la historia del fútbol”.

Un magnate de Singapur y otro de Qatar son los propietarios de Valencia y Málaga

El Real Madrid acaba de reforzar su cartera de patrocinios con la llegada a Chamartín de International Petroleum Investment Company, un fondo de Inversión del Gobierno de Abu Dabi. La compañía, que es dueña de CEPSA, ha firmado para financiar la remodelación del Santiago Bernabéu. Desde 2013, el club blanco ya contaba con el patrocinio de Fly Emirates, que pertenece al Gobierno de Dubái.

El Sevilla, colíder junto a los azulgrana, luce en su zamarra la marca Visit Malaysia, desde que el pasado verano el club sellara un acuerdo con las autoridades turísticas en una gira impulsada por la LFP, que le llevó al país del sudeste asiático. El Atlético de Madrid tiene a Azerbaiyán como principal patrocinador, y cuenta también con Huawei como otro de sus patrocinadores. “El asiático es un mercado muy interesante. Además, la Liga está haciendo esfuerzos con los horarios”, explican en el club rojiblanco.

En diciembre de 2010, el Villarreal llegó a un acuerdo con Dalian Wanda Group Corporation, un conglomerado de empresas chinas, para impulsar el Proyecto Wanda, que desde 2010 envía anualmente a 10 promesas del fútbol chino para que se formen en la cantera del club. Además, el Submarino cuenta entre sus patrocinadores con Doogee, fabricante de smartphones, y Xtep, de ropa deportiva, ambas empresas del Gigante Asiático. Otro holding coreano-australiano, East United, es publicitado en la camiseta del Levante.

Desde el pasado verano, dos caracteres del alfabeto chino lucen en las camisetas de la Real Sociedad y Rayo Vallecano. Es la tecnológica QBao.com, empresa de publicidad y apuestas en Internet. El conjunto vasco, que no encontró patrocinador la temporada anterior, estrenó su nueva publicidad en el partido contra el Real Madrid, en la segunda jornada de Liga. La victoria por 4-2 —única hasta ahora de los realistas— puso tan contentos a los nuevos mecenas chinos que, de manera espontánea, premiaron con 100.000 euros extra al club por la repercusión que el partido tuvo en su país.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS