Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caótico Dortmund

Los de Klopp firman su peor arranque en la Bundesliga desde 1985 aunque brillan en Europa

Klopp consuela a sus jugadores tras la derrota ante el Colonia el pasado 18 de octubre
Klopp consuela a sus jugadores tras la derrota ante el Colonia el pasado 18 de octubre AP

Siempre hubo mucho amor alrededor del Borussia Dortmund. Echte liebe, que quiere decir Amor verdadero, es el lema que puede leerse junto al nombre del equipo en la serigrafía que engalana todo el material del uniforme más amarillo de la región del Ruhr, al oeste de Alemania. Esa entrega ha sido correspondida a lo largo de los 104 años de historia del club con una buena lista de trofeos (ocho Bundesligas y una Liga de Campeones en 1997, entre otros), y con un gusto reciente por el buen juego de la mano de Jürgen Klopp que ha enorgullecido a una de las aficiones más fieles de Europa.

Por eso, ahora que el equipo ha completado el peor arranque de campeonato desde 1985 (dos victorias, un empate y seis derrotas en las primeras nueve jornadas que les ha llevado al 15º puesto), el Signal Iduna Park, que siempre fue el Westfallenstadion, no ha entrado en pánico y, según los últimos estudios de asistencia a los estadios, sigue siendo el centro de encuentro para una media de 80.297 entregados espectadores cada partido.

La liga es tan competitiva que estas cosas pueden pasar”

Álvaro Domínguez, jugador del Borussia Mönchengladbach

“En realidad, gran parte de lo que le está sucediendo tiene que ver con la mala suerte”, asegura Miguel Gutiérrez, analista de fútbol alemán nacido en Dortmund. Una fortuna que, sin embargo, parece no haberse extendido por Europa ya que el conjunto amarillo lidera con suficiencia el grupo D de la Liga de Campeones en el que está encuadrado con el Arsenal, Galatasaray y Anderlecht, con tres victorias consecutivas, nueve goles anotados y uno encajado. ¿Qué ocurre entonces para que no despegue en Alemania? “Tienen dos caras. En Champions están impecables, pero las últimas jornadas se han dejado muchísimos puntos. Esta Liga es tan competitiva que estas cosas pueden pasar”, apunta Álvaro Domínguez, jugador del Borussia Mönchengladbach. “Es sorprendente porque son un grande de Alemania. Es como si el Madrid o el Atlético estuvieran en puestos de descenso”, añade el central zurdo.

Hummels despeja el balón de cabeza ante Sobiech, del Hannover 96 ampliar foto
Hummels despeja el balón de cabeza ante Sobiech, del Hannover 96 EFE

El perfil contragolpeador del Dortmund le beneficia en Europa pero le penaliza en Alemania, donde el ritmo de juego es mayor. Klopp maneja además una plantilla de nuevo limitada por la marcha de un jugador decisivo como el delantero Lewandowski. “En perfil de juego que propone el Dortmund, 4-2-3-1, un delantero que promedia 20 o 25 goles por temporada es imprescindible”, señala Gutiérrez. La marcha del polaco al Bayern de Múnich esta temporada ha generado un agujero mucho más profundo en el equipo que el que dejó la salida de Götze por la propia composición de su dibujo táctico.

Firmó el Dortmund a Immobile, máximo goleador de la serie A la pasada temporada con el Torino (20 goles) como recambio en ataque, pero el delantero italiano no ha terminado de adaptarse a la filosofía del equipo y sólo suma dos goles en la Bundesliga, y otros tantos en la Champions en 10 partidos. “El Borussia no ha acertado en sus fichajes. El ejemplo es Inmmobile, que no encaja con el concepto de Klopp”, opina Oliver Kahn, exportero del Bayern, y ahora comentarista de televisión.

Es simplemente imposible que acabemos luchando por no descender"

Hummels

“Tenemos que luchar contra nosotros mismos. O nos mantenemos en sintonía o no hay otra alternativa”, fueron las palabras del sonriente entrenador del Dortmund tras la última derrota ante el Hannover 96 (0-1). “A menos que tengamos una racha de 30 partidos malos, creo que es simplemente imposible que acabemos luchando por no descender”, se defendió el central Hummels, uno de los pilares del equipo y que, junto al portero Weidenfeller, se encuentra lejos de su mejor nivel. Las lesiones de Blaszczykowski, Subotic, Bender, Hummels, Reus y Gündogan también han impedido que el equipo se asentase. El regreso del mediocampista japonés Kagawa, tras su frustrante paso por el Manchester United, tampoco ha levantado el ánimo amarillo.

Un total de 14 puntos separan al líder, el Bayern de Guardiola, y al Dortmund, que se enfrentarán en el Allianz Arena de Múnich el sábado (18.30, C+ Liga de Campeones). Un partido que venía a resultar definitivo para el desenlace de la Bundesliga cuando el orden imperaba en ambos. O al menos en el Dormund.

Más información