Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Betis vuelve a caer y agota el crédito de Velázquez

Las Palmas regresa a puestos de ascenso y el Mallorca sale del pozo

Culio marca para Las Palmas Ampliar foto
Culio marca para Las Palmas DIARIO AS

Goza el Girona líder, renacen Las Palmas y Zaragoza, se alivia el Mallorca y regresa al calvario el Betis mientras el Sporting continúa una semana más como el único equipo sin conocer la derrota. La jornada dominical de Segunda División completó una estación que puede suponer un cambio de entrenador en el equipo con el mayor potencial económico de la competición. El Betis se despeña fuera de los puestos de promoción tras caer en el campo del Leganés (1-0) sobre la bocina, una dolorosa derrota con la que encadena tres jornadas sin ganar y sin marcar gol, un desastre para el entrenador Julio Velázquez, que puede tener contadas sus horas en el equipo verdiblanco. Una postrera volea de Velasco castigó a su equipo en Butarque tras realizar un partido lamentable en el que mereció haber caído mucho antes del minuto noventa. Asediado y tumbado por un recién ascendido, el Betis tiene ahora ante sí horas decisivas mientras pesa el clamor popular de una masa social de más de 36.000 abonados que demandan soluciones. “No toca otra que pedir perdón a la afición. Estamos frustrados y es para estarlo por cómo hemos perdido”, reconoce Velázquez.

Osasuna es el recién descendido de Primera que peor clasificado está (14º)

Por encima del Betis transitan en la tabla ocho equipos, entre ellos Sporting y Recreativo, próximo visitante en Heliópolis. Ambos empataron (1-1) en el duelo matinal que disputaron en Huelva, un partido sin dueño en el que se adelantaron los asturianos nada más comenzar con un libre directo ejecutado por el joven Jony, una de las sensaciones de la temporada. Igualó el equipo que prepara Oltra al filo del descanso gracias al oportunismo de Joselu y ya nadie deshizo las tablas, que parecieron justas. Al Sporting le espera ahora un complicado partido en casa ante Osasuna, el recién descendido de Primera que peor clasificado está (14º). Otro clásico de la máxima categoría aún en peor situación, el Mallorca, consiguió hilar su segundo triunfo consecutivo al superar en Palamós al Llagostera (1-4). Sale del descenso el equipo de Karpin, que continúa siendo el más goleado de la categoría, y coge su sitio la modesta escuadra gerundense, que envió de inicio un balón al palo por mediación de Alcalá en la ejecución de una falta fuera del área, pero comenzó a caer tras un libre directo de Marco Asensio que pareció un centro y acabó en gol. Peleó el Llagostera, pero le castigó la efectividad de su rival en la contra y un marcador que supone su tercera derrota en los últimos cuatro partidos, todas ellas como local.

Los jugadores del Betis defienden una jugada a balón parado ampliar foto
Los jugadores del Betis defienden una jugada a balón parado DIARIO AS

La solidez en casa es básica. Las Palmas sienta las bases para hacer algo importante en su feudo, donde ha jugado cinco partidos y apenas ha concedido un empate al Sporting. Su última víctima fue el Numancia (2-0), que por ahora completa un errático campeonato, sin el alma que se le supone a los equipos que adiestra Anquela. Puede que salga adelante con la total integración de Julio Álvarez, un futbolista esencial en las acciones a balón parado y que apenas está empezando a rodar tras cuatro meses lesionado, pero por ahora el equipo soriano decepciona y está en posición de descenso. Las Palmas le superó aunque no pudo sentenciar hasta el descuento con un gol de Hernán y después de que el visitante Brian estrellara un cabezazo en la madera de la meta defendida por Casto. Antes había marcado en la primera parte el argentino Culio, el mismo que destacó en la primera vuelta del campeonato pasado con el Deportivo antes de aceptar una oferta deslumbrado por el oropel de los Emiratos Árabes. Un retraso en el tránsfer le impidió ayudar a su equipo hasta hace quince días. Ayer marcó y después fue expulsado a media hora del final, nada muy diferente a lo que mostró en A Coruña, donde sufrió por su propensión a ganarse amonestaciones. “Hacemos cosas bien, pero estamos nerviosos. Saldremos adelante”, garantizó Anquela tras la derrota.

La jornada se cerró con una victoria del Barcelona B sobre el Alcorcón (4-1). En media hora encarriló el partido el filial con una demostración de poderío global porque marcaron los cameruneses Dongou, Kaptoum (que debutaba) y el catalán, hijo de malienses, Adama Traoré. Descontó el Alcorcón, que mejoró con el paso de los minutos, pero se encontró con un gol de Juan Cámara que le sentenció y acabó de devolver al Barcelona B a la senda del triunfo un mes después de su última victoria.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.