Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un dron revienta el Serbia-Albania

El partido es suspendido tras el enfrentamiento entre los jugadores debido a una bandera albanesa que sobrevoló el césped

Alemania empata contra Irlanda y Cristiano salva a Portugal en el 95

El serbio Mitrovic tira de de una bandera albanesa llevada por un dron / M. DJURICA (Vídeo: REUTERS)

El partido entre las selecciones de Serbia y Albania, perteneciente a la fase de clasificación para la Eurocopa de 2016, ha sido suspendido este martes apenas dos minutos antes de alcanzar el tiempo de descanso debido a un enfrentamiento entre los jugadores de ambos equipos, después de que un dron sobrevolara el terreno de juego con una bandera albanesa, que fue retirada por el jugador serbio Mitrovic. El resultado era entonces de 0-0. El encuentro no fue reanudado por el árbitro, que decidió suspender definitivamente el partido sobre las 23.00 horas. Tras el incidente, el ministro de asuntos exteriores serbio culpó a Olsi Rama, hermano del primer ministro de Albania, Edi Rama, e incluso algunos medios serbios llegaron a publicar que había sido arrestado cuando se encontraba en la zona VIP, con un control remoto en sus manos. El propio Olsi Rama, que es ciudadano norteamericano, llegó a la capital albanesa en el avión del equipo y explicó a Reuters que había sido “apartado” por la policía serbia, pero que no llegó a ser arrestado. “Nunca he usado un dron en mi vida, solo le compré a mi hijo un helicóptero de juguete”, aseguró, según recoge la agencia. Dentro de ocho días, el primer ministro tiene previsto visitar Belgrado por vez primera en 68 años.

El choque, considerado de alto riesgo por la UEFA, se desarrolló con normalidad hasta el minuto 43, momento en el que un dron sobrevoló el estadio de Belgrado con una bandera de los territorios que Albania reclama como suyos. En este momento, el jugador serbio Mitrovic se hizo con ella y los jugadores de Albania se encararon con él, preguntándole por su gesto. Esto desencadenó una pelea entre los futbolistas de ambas selecciones. El árbitro del encuentro, el inglés Martin Atkinson, decidió en primer lugar suspender temporalmente el partido 30 minutos después, cuando ambas selecciones permanecían ya en los vestuarios, antes de optar por una solución definitiva pese a la petición de Serbia de reanudar el encuentro.

"Lo que sucedió es algo que no podemos comprender. Nosotros hemos querido continuar jugando", dijo el capitán de Serbia y zaguero del Chelsea Branislav Ivanovic. Los jugadores albaneses, que aceptaron la propuesta de Serbia para jugar el tiempo restante con la condición de que la UEFA vaciase el estadio, lo que los oficiales rechazaron, abandonaron el terreno de juego entre lanzamientos de objetos y golpes de algunos aficionados que lograron saltar al campo.

La selección albanesa acudía a Belgrado por primera vez desde 1967 en un contexto político marcado por el conflicto de Kosovo. Hasta siete jugadores de Albania nacieron en Kosovo, cuya independencia es rechazada por Serbia. En los días que precedieron al partido, la UEFA decidió prohibir la presencia de aficionados visitantes por razones de seguridad. A nivel deportivo, Albania llegaba líder en el grupo I con cuatro puntos en dos partidos, después de haber vencido en Portugal (0-1, gol de Balaj) y de empatar con Dinamarca (1-1). La selección serbia, del técnico holandés Dick Advocaat, tropezó por su parte en su estreno ante Armenia y solo sumaba un punto hasta el choque de anoche entre ambas selecciones.

Cristiano Ronaldo, anotando su gol de cabeza ante el defensa Simon Kjaer de Dinamarca. ampliar foto
Cristiano Ronaldo, anotando su gol de cabeza ante el defensa Simon Kjaer de Dinamarca. EFE

Dinamarca, 0; Portugal, 1. Cristiano liberó con un gol de cabeza en el minuto 95 a la selección lusa, en la que se estrenaba en un partido oficial el técnico Fernando Santos. El delantero madridista marcó después de un pase de Quaresma, poniendo fin a un partido muy igualado en Copenhague. El tanto permite maquillar el traspié del duelo anterior, contra Albania. Cristiano fue de nuevo el gran líder de su selección, asociándose a menudo con Nani y con Danny, y merodeando con frecuencia la portería hasta su gol final.

Alemania, 1; Irlanda, 1. Joachim Löw sigue buscando una nueva fórmula para el equipo que fue coronado en Maracaná como campeón mundial. El conjunto germano se adelantó con un tanto del madridista Kroos en el minuto 71, mediante un disparo desde fuera del área, pero vio cómo John O’Shea, exfutbolista del Manchester, empataba el duelo en el minuto 94.

Löw había apostado una vez más por un once experimental, rejuvenecido, en el que destacaba la presencia de Julian Draxler, de 21 años, que brilla con el Schalke desde el inicio de la temporada. Con este empate, Alemania se queda con cuatro puntos después de tres partidos disputados. Una puntuación que le hace quedarse a tres de Irlanda, líder del grupo D junto a Polonia, que no pudo pasar del empate (2-2) en Varsovia ante Escocia.

Gibraltar, 0; Georgia, 3. No hubo milagro en el estadio Algarve de Faro-Loulé, donde la selección gibraltareña encajó su tercera derrota consecutiva, tras perder ante Georgia. En otros encuentros, Finlandia, 0; Rumanía, 2. Grecia, 0; Irlanda del Norte, 2. San Marino, 0; Suiza, 4. Islas Feroe, 0; Hungría, 1.

Más información