Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Andrea de Cesaris, ‘pole position’ del infortunio

El piloto de fórmula 1 italiano, fallecido en accidente de moto, tiene el récord de carreras sin ningún triunfo

El piloto de fórmula 1, Andrea de Cesaris
El piloto de fórmula 1, Andrea de Cesaris GETTY

Existen archivos en la historia del Mundial de fórmula 1 que no tratan de títulos, victorias o pole position. Pero no por ello se olvidan fácilmente. Lamentablemente, la muerte a los 55 años de Andrea de Cesaris (Roma, 1959), fallecido el domingo pasado en su ciudad natal como consecuencia de un accidente de moto, nos lleva a repasar las hazañas de este italiano que entre 1980 y 1994 tomó parte en 208 grandes premios —cinco podios en total pero ningún triunfo— y pasó por 10 escuderías, lo que explica el apoyo que ha recibido su familia a través de las redes sociales.

"Todos en McLaren queremos expresar nuestras condolencias por la muerte de Andrea”, expresó la estructura de Woking. “Me he despertado con esta horrible noticia”, colgó Jenson Button, actual corredor de McLaren, en su perfil de Twitter. “Era una persona adorable y un piloto muy apasionado”, hizo constar Martin Brundle, con quien De Cesaris coincidió habitualmente en la pista. “Bonitos recuerdos con amigos que ya no están”, publicó Giancarlo Fisichella, que acompañó el mensaje con una foto en la que se le ve a él junto a De Cesaris y a Michele Alboreto, también fallecido.

De la misma forma que Sebastian Vettel es considerado un romperécords por la facilidad que ha demostrado tener el tetracampeón alemán para superar la mayoría de plusmarcas de precocidad establecidas, De Cesaris consta en los libros estadísticos por unos registros que lucen mucho menos: además de figurar como el único piloto que ha comenzado más de 200 carreras sin haber conseguido ganar, un récord absoluto, también fue uno de los que más abandonos acumuló (un 70% del total de sus participaciones).

El romano posee el récord absoluto de pruebas no finalizadas en un mismo curso. Ocurrió en 1987, cuando formaba parte de Brabham y no cruzó bajo la bandera de cuadros en 15 de las 16 citas que componían el calendario. Todavía hoy no ha habido nadie que como él haya tenido la desgracia de acumular 22 abandonos consecutivos (desde el Gran Premio de Australia de 1986 hasta el de Canadá de 1988). De hecho, la gran cantidad de accidentes que acumuló en sus 15 temporadas en la F-1 le valieron el mote de Andrea de Crasheris.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.