Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primer jugador imputado por amaño

Un juzgado de Jerez investiga a un centrocampista por el partido Girona-Xerez de 2013

Instante del partido investigado por amaño. Ampliar foto
Instante del partido investigado por amaño.

El juzgado de instrucción número 2 de Jerez de la Frontera (Cádiz) tiene en marcha una investigación penal por el Girona-Xerez de Segunda de mayo de 2013. Lo ha hecho tras una querella del Departamento de Integridad de la Liga contra José Vega, excentrocampista del Xerez. Según la querella, este mantuvo conversaciones previas al partido sobre si su equipo se dejaba ganar en una jornada clave para el ascenso. Sin embargo, y contra todo pronóstico, el Xerez ganó ese partido por 2-4 y alejó definitivamente al Girona de Primera.

Joaquim Boadas era presidente del Girona cuando su equipo estaba a punto de subir a Primera. "El Xerez llevaba 25 jornadas sin ganar y estaba ya descendido. Nadie nos había metido cuatro goles en casa. Y de repente perdimos 2-4. Los jugadores del Xerez se abrazaban como si hubieran ganado la Champions", recuerda. Vega marcó uno de los goles.

Boadas denunció ese partido por sospechoso a la Liga y esta abrió una investigación. En abril pasado, el departamento de Integridad, que dirige Manuel Quintanar, presentó una querella contra Vega "sin perjuicio de que a lo largo de la instrucción y tras la práctica de las diligencias de instrucción por este juzgado se derive la responsabilidad de otros".

Aunque ha habido muchas denuncias públicas de amaños de partidos, este es el caso que más se ha movido

Vega está imputado y aún no ha declarado, pero en las últimas semanas sí lo han hecho como testigos jugadores que participaron en ese partido, como Dani Mallo, entonces portero del Girona y ahora en el Lugo. La querella resalta que este afirmó que había recibido una llamada desde un número oculto en la que le dijeron: "Si el Girona quiere ganar este partido, por 120.000 euros está hecho".

Otro de los indicios que señala la Liga en su querella es que un exjugador del Xerez avisó a Javier Tebas, presidente de la Liga, de que José Vega le había comentado que desde el Girona les habían ofrecido 75.000 euros por dejarse ganar. Según la Liga, Vega "tuvo conocimiento directo del intento de predeterminación del resultado del partido" independientemente de que finalmente el Xerez ganara.

El amaño de partidos fue incluido en el Código Penal en diciembre de 2010. Desde entonces se persigue a "los directivos, administradores, empleados o colaboradores de una entidad deportiva, cualquiera que sea la forma jurídica de esta, así como a los deportistas, árbitros o jueces, respecto de aquellas conductas que tengan por finalidad predeterminar o alterar de manera deliberada y fraudulenta el resultado de una prueba, encuentro o competición". Este delito se castiga con penas de hasta cuatro años de prisión y hasta seis de inhabilitación.

La Liga ha emprendido una campaña contra el amaño de partidos. En enero fichó al abogado Manuel Quintanar, de la Agencia Antidopaje

José Vega, que actualmente está sin equipo, no ha querido hacer declaraciones sobre su imputación pero ha apuntado que es ridículo que le acusen a él cuando el Xerez ganó el partido y él marcó un gol. Asegura que cuando se archive todo limpiará su nombre.

Los últimos años, la Liga ha emprendido una campaña contra el amaño de partidos. En enero fichó al abogado Manuel Quintanar, hasta entonces director de la Agencia Antidopaje, para luchar con esta práctica. Esta es la querella presentada por la Liga contra un futbolista que más ha avanzado. Fuentes de la Asociación de Futbolistas Españoles señalan que es el primer caso que conocen. La Liga también se querelló en enero contra exdirectivos del Racing de Santander a los que acusa de pretender que el Girona reconociera una alineación indebida para conseguir en los despachos una victoria que le permitiera seguir en Segunda. También el Lugo-Mirandés está siendo investigado aunque sin un querellado. La policía y la fiscalía tienen otros partidos en el punto de mira.

Aunque ha habido muchas denuncias públicas de amaños de partidos, este es el caso que más se ha movido. En febrero de 2013, el presidente del Cartagena acusó en la emisora Onda Regional a sus jugadores de apostar contra el equipo: "Yo sabía que faltando diez partidos el Cartagena bajaba, porque algunos futbolistas se dedicaban a apostar. [...] Los jugadores ganaban entre 40.000 y 50.000 euros por partido y eran seis, todos titulares. Y eso no lo puedes controlar".

investigacion@elpais.es

Más información