Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una Liga desigual y de saldo positivo

Madrid, Barça y Atlético inflan el gasto con 388 millones en fichajes

La Primera División es la única de las grandes competiciones europeas que ingresa más de lo que gasta

Suárez, jugador más caro de la historia del Barça. Ampliar foto
Suárez, jugador más caro de la historia del Barça. DIARIO AS

Desigualdad es la palabra que, aunque pasen los años, continúa definiendo el mercado de fichajes español, que este año, con un gasto en fichajes de 479 millones de euros, culmina el verano en que más se ha invertido desde 2007.

El Barcelona lidera, con 157 millones, el gasto de esta temporada. Más del doble de inversión en fichajes que el año pasado (70). El más costoso es el del delantero uruguayo Luis Suárez, que con un traspaso de 81 millones se ha convertido en el fichaje más caro del club azulgrana. Mathieu, Rakitic o Claudio Bravo son otros nombres propios de unas contrataciones que el club tendrá que estirar tras la sanción de la FIFA que le impide fichar en todo 2015 por incumplir la normativa sobre traspasos de futbolistas menores de edad.

Fuente: elaboración propia. ampliar foto
EL MERCADO DE FICHAJES  Fuente: elaboración propia.

El Real Madrid, por su parte, se ha reforzado con Toni Kroos, Keylor Navas y la cesión a última hora del mexicano Chicharito Hernández. Amén del fichaje de James Rodríguez, de igual importe que Luis Suárez, y que eleva el gasto del club de Chamartín hasta los 120 millones. La balanza del Madrid queda este año más equilibrada, con los 113 millones ingresados con las ventas de Di María, Xabi Alonso y Morata.

Los dos clubes, que hasta la temporada pasada llevaban nueve años monopolizando el cetro de la Primera División, siguen tirando de un carro de gastos al que también se ha subido este año el Atlético de Madrid. Entre las ventas de jugadores y los ingresos derivados de su buena actuación en las pasadas Liga y Champions, la entidad del Manzanares ha pasado de invertir 36 millones la pasada campaña a 111 este verano. Griezmann, Mandzukic y Cerci, firmado en las últimas horas, vienen a reforzar a un equipo que durante los últimos años se ha beneficiado de las ventas de sus grandes jugadores, y al que este verano se le planteaba complicado tras la salida de gente capital en su juego como Diego Costa, Filipe Luis, Villa o Adrián. En total, los tres clubes suman unos gastos de 388 millones de euros.

James Rodríguez, que costó 80 millones.
James Rodríguez, que costó 80 millones. AFP

Es aquí donde empiezan las grandes diferencias. Si convirtiéramos el gráfico en una escalera, quien la bajara se descalabraría en el cuarto escalón. 80 son los millones que separan el gasto del Atlético del de un Valencia que, a pesar de su nuevo dueño, el millonario Peter Lim, no ha entrado en la vorágine de los gastos. Con 31 millones invertidos, no entra en el podio pero arroja un balance muy positivo, con 45 millones ingresados por ventas de jugadores. Igual saldo positivo arrojan otros grandes como el Sevilla (21 millones gastados y 50,5 ingresados), o el Athletic de Bilbao (un millón gastado y 36 ingresados).

Los clubes españoles tienen un superávit de 50 millones; la Premier, un déficit de 500

Esta es, de hecho, la tónica general de una Liga en la que las ventas de estrellas equilibran la balanza. Los equipos más modestos, en vez de endeudarse, se refuerzan a base de jugadores que terminan contrato o de cesiones. Ocho son los equipos de Primera división que se han gastado menos de un millón en fichajes: Elche, Eibar, Rayo, Athletic, Almería, Deportivo, Getafe y Córdoba. De hecho los cuatro últimos no se han gastado un euro, aunque en general sí han obtenido beneficios de las ventas, contribuyendo al general saldo positivo.

Antoine Griezmann, con 30 millones, el fichaje más caro del Atlético. ampliar foto
Antoine Griezmann, con 30 millones, el fichaje más caro del Atlético. AFP

Este saldo es un caso excepcional en Europa. En comparación con las otras grandes competiciones, la Liga es la única de los mayores torneos con saldo positivo, al contraponer los 479 millones de gastos con los 529 millones ingresados. Las cuentas de las ligas hermanas son rojas este año: La Premier, con el mayor déficit, ha gastado en fichajes 960 millones, (encabezados por el Manchester United, con 185 millones gastados, entre ellos ayer el de Falcao), por 483 ingresados.

Almería, Deportivo, Getafe y Córdoba no se han gastado ni un euro en adquisiciones

La Serie A italiana, que ha ingresado por ventas 268 millones, se ha gastado en fichajes 298 (el que más, el Roma, con 56 millones). Y la Bundesliga alemana, con 283 millones invertidos (el gasto, con 54 millones, lo encabeza el Borussia Dortmund), ha sacado de la venta de jugadores 198. Solo la Ligue A francesa arroja también un saldo positivo, motivado por la retirada de fondos prácticamente total del As Mónaco. Dirigido por el empresario ruso Dmitry Rybolovlev, el cuadro monegasco gastó casi 200 millones la pasada temporada, cantidad que este verano ha caído hasta los 26; en proporción inversa han aumentado sus ingresos por ventas, de 5 millones la pasada campaña hasta los 86 (James y Falcao, entre otros).

Ander Herrera, que dejó el Athletic por 36 millones.
Ander Herrera, que dejó el Athletic por 36 millones. FP

El Valencia dio la sorpresa al lograr la llegada de Negredo, procedente del Manchester City. Helder Postiga rescindió su contrato con el club de Mestalla y ha recalado en el Deportivo. El Valencia también consiguió la cesión de Filipe Augusto, medio brasileño del Río Ave, de 20 años, y dio la carta de libertad a Jonas, que ha marcado 51 goles en cuatro temporadas. El exbético Cañas ha dejado el Swansea por el Espanyol. En la Premier, el central holandés Daley Blind ha fichado por 17 millones por el Manchester United procedente del Ajax.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información