Marruecos tienta a Munir

El delantero del Barça, que debutó con España sub 19, no descarta jugar con el país africano

Munir marca su primer gol en partido oficial con el Barcelona en el primer partido de Liga, contra el Elche.
Munir marca su primer gol en partido oficial con el Barcelona en el primer partido de Liga, contra el Elche. Toni Albir (EFE)

Munir El Haddadi nació en San Lorenzo del Escorial, y empezó a jugar en campos de tierra. Del Galapagar se lo llevaron al Rayo Majadahonda y un buen día, en 2011, se presentó en La Masia, previo paso por una barbería. Hace sólo un año era juvenil, debutó con el Barça B el pasado 1 de marzo, disputó once partidos, marcó cuatro goles, y ya se habla de él como la gran revelación de una temporada que apenas ha comenzado. Ahora, después de debutar en la Liga ante el Elche como titular y con un gol, además de lidiar con unos focos a los que no está acostumbrado, debe atender también a los deseos de dos federaciones.

Munir, hispano-marroquí —su madre es de Mellilla, su padre de Tetuán—, juega con la selección española sub 19. Pronto (el 1 de septiembre) cumplirá los 19. Y pronto, también, deberá decidir si atiende a la llamada de la selección marroquí. El ministro de Deportes de Marruecos, Mohamed Ouzin, que estuvo el domingo en el Camp Nou para asistir al estreno del chico en Primera, quiere al delantero, de zurda privilegiada, en la selección nacional marroquí, según informó Efe.

Y el jugador lo está pensando. Tras el partido contra el Elche dijo, en declaraciones a Al Jazeera, y como ya había hecho el pasado mayo, que no descartaba esta opción. No es la primera vez que Marruecos intenta reclutar al delantero. Según explicaba ayer el diario Ajbar al Yaum, la federación marroquí ya intentó convencerle para que jugara con los Leones del Atlas las eliminatorias de la Copa de África sub 17. Pero no lo hizo.

El ministro de Deportes marroquí estuvo en el Camp Nou para asistir al estreno del chico en Primera

Munir, a quien el Barça renovó hasta 2017 el pasado enero, tiene ficha del filial y una cláusula de 12 millones de euros (que será automáticamente de 35 si sube al primer equipo). Luis Enrique no tuvo ni una duda cuando decidió que debía hacer la pretemporada con el primer equipo, tampoco cuando lo incluyó en su primer once en la Liga. Y el chaval no falló. Su proyección es enorme y su rendimiento —“Se entrena igual que juega”, le alabó el técnico asturiano— no admite pegas. Ahora, además de jugar junto al tipo que más admira, Messi, tiene que elegir entre España o Marruecos. El Barcelona prefiere la primera opción, por las relaciones institucionales con la Federación Española y por una cuestión de compatibilidad de calendarios; la Copa de África, por ejemplo, comienza en enero y se perdería partidos importantes.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Redactora jefa de la sección de Deportes y experta en motociclismo. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS