Saúl, romanticismo y rebeldía

Los cuatro medios titulares rojiblancos se han formado en el fútbol base del Calderón

Saúl se marcha de Xabi Alonso en una acción del encuentro.
Saúl se marcha de Xabi Alonso en una acción del encuentro.alejandro ruesga

La confirmación de la presencia de Saúl en el once titular le dio a la formación del Atlético un aire de romanticismo orgulloso. Su inclusión supuso que los cuatro centrocampistas escogidos por Diego Pablo Simeone complementaran una medular formada en el fútbol base. Hacía mucho tiempo que no se veía un centro del campo colchonero con tanta denominación de origen. Quizá había que retrotraerse a los tiempos de Marina, Quique Ramos y Julio Prieto. Mario y Gabi formaron en el centro, Koke a la izquierda y Saúl, pese a ser zurdo, a la derecha. La misma posición que ocupó el viernes pasado en la semifinal del Trofeo Carranza. Ese partido ha supuesto un punto de inflexión durante las últimas horas. Su actuación ante el Cádiz le ha servido a Saúl para reforzar su demanda de protagonismo. El chico estaba dispuesto a marcharse, cocido como se siente después de su cesión al Rayo.

En Vallecas hablan de un chico con una personalidad tremenda para imponerse en el campo pese a su juventud. Paco Jémez le vio tantas cualidades tácticas y técnicas que no dudó en alinearle de central durante una buena parte de la temporada. Saúl respondió con jerarquía en una demarcación que le exigía jugar al límite del riesgo por la propuesta atrevida del técnico rayista. El propio Jémez se maravillaba y a la vez se sorprendía del protagonismo que quería acaparar jugando de central. Cuando recuperó efectivos en defensa y lo alineó de mediocentro e incluso de volante ofensivo, el Rayo empezó a consolidar su permanencia.

En el club aseguran que si se queda puede que incluso no llegue ningún jugador más para el centro del campo

Saúl se presentó este verano en el Calderón con la intención de quedarse y la nueva representación de Jorge Mendes, que le seguía la pista desde hace tiempo. La sibilina maniobra del agente portugués para atraerle fue llevar a su hermano Johnny al Rio Ave de la Primera División portuguesa desde el Alcorcón. Saúl pertenece a una saga de futbolistas. Su padre jugó en el Elche, otro hermano suyo, Aarón, señalado en su día como una de las grandes promesas del fútbol español, también milita ahora en el club ilicitano. Ninguno ha alcanzado la proyección de Saúl, por el que en el Atlético han preguntado algunos de los clubes más importantes de la Premier League. Reforzado por ser una pieza codiciada, por su polivalencia, durante estos últimos días ha puesto en jaque a Simeone, que tiene la última palabra. Saúl no se conforma con 20 o 25 partidos que contengan minutos de relleno.

“Para mí es un jugador muy parecido a Koke, que también era volante central. Tiene creatividad, golpeo, buen cabezazo... Es joven y nos puede echar una mano este año”, señaló su técnico.

En el club aseguran que si finalmente se queda puede que incluso no llegue ningún jugador más para el centro del campo. Su alineación anoche también tuvo algo de guiño a ese protagonismo que reclama.

Situado en la banda derecha, ayudó a Juanfran tapar la banda derecha por la que entraban Cristiano y Juanfran. En ataque, Simeone quería aprovechar su llegada y su disparo. Saúl fue el futbolista rojiblanco que más probó a Casillas. Uno de sus remates se lo fabricó con un robo y de izquierda a derecha, sacó un tiro cruzado y abajo que detuvo el meta madridista.

Su salida del campo en el minuto 56 respondió al plan que tenía Simeone de aguantar y buscar luego la velocidad de Griezmann para tener más salida a la contra. De una protagonizada por el francés nació el córner que supuso el empate del Atlético para regocijo de su técnico.

Aunque decidió Raúl García, en un gol de espuela, muy inspirado en la pretemporada. "Cuanto más competencia haya en el equipo, mejor", dijo el mediocampista rojiblanco, preguntado por los fichajes que llegan cada curso para apartarlo de la titularidad. Pero es duro de pelar. Sigue en forma. Y marcando goles decisivos.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS