El Barça se anima con el Gamper

Messi, Neymar y Munir protagonizan la goleada azulgrana en el día del debut de Luis Suárez

Luis Suárez recorta ante dos rivales.
Luis Suárez recorta ante dos rivales.Emilio Morenatti (AP)

A falta de supercopas y de giras por el mundo mundial, al Barça no le ha quedado más remedio que veranear en casa y dar vuelo al Gamper, un trofeo que por otra parte merece el mayor de los honores por llevar el nombre del fundador del club y que históricamente se utilizaba para presentar al mejor de los fichajes y saber si había equipo o no para ganar la Liga y la Copa de Europa o habría que pelear por la Copa y la Recopa. Ahora no ha lugar para las grandilocuencias en el Barcelona sino que se impone recuperar poco a poco la autoestima al calor del hogar, a rebufo de la ola de los turistas que están de paso por el Camp Nou (72.475 espectadores), y mucho mejor si puede ser contra rivales asequibles, como el León de Guanajuato.

Así planteado, acotado el reto, el Barça dignificó el Gamper con una goleada ante el bicampeón de México. Ayer debutó Luis Suárez, un ariete clásico que se viste con el 9, y se juntó por vez primera la alineación que muy bien podría jugar el domingo ante el Elche después que se presentara la plantilla abanderada por Luis Enrique. El entrenador es nuevo, el presidente también y hasta el capitán: Xavi tomó el micrófono para recordar a Puyol, a Valdés y a Corbella, el célebre utilero que tomó la puerta de salida cuando le invitaron a dejar el vestuario a cambio de aguardar la jubilación como si fuera un administrativo. El tono reivindicativo de los que ya llevan un tiempo en la casa se extendió en la cancha con los goles de Messi y de Neymar.

BARCELONA, 6 - CLUB LEÓN, 0

Barcelona: Bravo (Masip, m. 65); Alves (Montoya, m. 65), Mascherano (Piqué, m. 46), Mathieu (Bartra, m. 65), Alba (Grimaldo, m. 73); Rakitic (Xavi, m. 65), Busquets (Samper, m. 65), Iniesta (Sergi Roberto, m. 65); Rafinha (Luis Suárez, m. 73), Messi (Sandro, m. 65) y Neymar (Munir, m. 46). No utilizado: Song.

Club León: Yarbrough (Martínez, m. 69); Magallón (Ortíz, m. 87), Márquez (Wanderley, m. 51), González (Castañeda, 87), Edwin (Rocha, m. 69); Vázquez (Pineda, m. 69), Elías (Delgado, m. 60); Cárdenas (Bravo, m. 69), Yalmilson (Sabah, m. 60), Peña (Navarro, m. 60); y Boselli (Caicedo, m. 60).

Goles: 1-0. M. 3. Messi. 2-0. M. 12. Neymar. 3-0. M. 43. Neymar. 4-0. M. 53. Munir. 5-0. M. 79. Munir. 6-0. M. 90. Sandro.

Árbitro: Álvarez Izquierdo.

Camp Nou. 72.475 espectadores.

El 10, inédito en la temporada hasta anoche, metió el 1-0 nada más pisar el campo después de una jugada que pareció una declaración de intenciones sobre cómo quiere que se juegue Luis Enrique; la recuperación de Rakitic, la aceleración de Messi para Neymar, el centro del brasileño y el cabezazo del argentino, habilitado por Márquez. Neymar metió el 2-0 y el 3-0 en dos acciones deliciosas, la primera tras una asistencia de Iniesta y la segunda resuelta con una cierta frivolidad por el adorno: un taconazo de espaldas al marco para culminar el pase de Messi y el rechazo del portero de León. Munir, la revelación del verano azulgrana, se reivindicó con el 4-0 y el 5-0. Y en el minuto 75 salió Luis Suárez, que no actuaba desde el mordisco a Chiellini.

A ratos, el fútbol barcelonista fue vertical y sus transiciones vertiginosas, salpicadas por los remates a media distancia de Rakitic, el maestro de ceremonias del nuevo Barça. Hubo momentos también en que menguaron la presión y la rapidez y no pasó nada en el Camp Nou. Nunca faltó, sin embargo, la intensidad y la aplicación, porque ya tiene dicho el técnico que la competencia para entrar en el equipo será feroz. No se puede tontear ni perder el tiempo sino que se ha recuperado la cultura del esfuerzo a partir de una distribución novedosa: los tres delanteros juegan por dentro mientras los laterales ocupan las bandas después de la extinción de los extremos, simbolizada en el rey de la especie, el irreverente Deulofeu, cedido al Sevilla.

Luis Enrique, en la rueda de prensa posterior al partido.Foto: atlas

Muy poca cosa tuvo que decir el León, espectador de la jornada barcelonista, recompensado por los aplausos a Márquez, un central estupendo, capital para entender el juego ofensivo del mejor Barça. Más que en el juego, muchos hinchas repararon en los futbolistas: en los nuevos que invitan al optimismo como Rakitic y el canterano Munir; en los ya conocidos, pocos con la talla de Neymar y Messi, muy participativos; y en las figuras del mercado representadas por Luis Suárez, cuya presencia fue testimonial, falto de entrenamiento colectivo, a la espera de jugar en serio a partir del clásico de octubre. No estuvo mal para que el barcelonismo empezara a recuperar el ánimo y las buenas sensaciones, rematadas con el 6-0 de Sandro.

A falta del gol de Luis Suárez, la figura fue Munir, protagonista de un Gamper que el Barça montó a su medida para ponerse en la línea de salida de la Liga. Aunque hay mucha pólvora, como se advirtió en la presentación, no se sabe todavía si prenderá la mecha en el Barcelona.

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS