Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España empata con China y aspira al bronce

Las españolas pueden ganar el bronce el jueves si derrotan a Armenia en la última ronda

Nadie lo esperaba: España puede ganar el bronce el jueves si derrota a Armenia en la última ronda de la Olimpiada femenina que 136 equipos disputan en Tromso (Noruega) tras empatar (2-2) con China, primera potencia mundial en mujeres desde hace 20 años. Ana Matnadze logró el punto decisivo al derrotar a Zhongyi Tan tras más de cuatro horas de tensión.

“Es una de las mejores partidas de mi vida” dijo Matnadze tras ser efusivamente felicitada por el capitán de la selección, David Martínez. Luego buscó un lugar con poca gente –“Necesito aire”- y dio rienda suelta a su euforia: “Qué pena que haya jornada de descanso mañana [miércoles]. Ya que estamos como una moto, lo mejor sería luchar otra vez, y aunque sea con las rusas, no importa”, añadió, mientras sostenía en la mano derecha a Qooiko, el osito de peluche que se ha convertido en la mascota de la selección.

Matnadze, de origen georgiano, “como Qooiko”, sólo come manzanas durante los torneos, “pero bajo control médico”. Sin embargo, es probable que este miércoles haga una excepción porque el desgaste físico y mental de la selección está siendo muy grande por la baja de última hora de Irene Nicolás, sustituida urgentemente por una jugadora sin preparación específica para la Olimpiada, Yudania Hernández, aunque su veteranía y buen carácter aportan estabilidad psicológica al grupo.

Martínez tenía la cabeza más fría: “La moral de las chicas está por las nubes, pero el descanso nos vendrá muy bien. De hecho, Olga Alexándrova ha jugado a empatar con blancas frente a Wenjun Jun [4ª del mundo] porque no veía con energía suficiente para una partida muy dura”. En el cuarto tablero, Amalia Aranaz, de 19 años, arrancó otro medio punto a Qi Guo, mientras Sabrina Vega sucumbía en el primero ante la prodigiosa campeona del mundo, Yifán Hou.

Este empate es un gran favor que España le hace a Rusia (que ganará el oro si supera a Bulgaria el jueves), derrotada contra pronóstico por Ucrania (1,5-2,5) en un encuentro de gran carga política y otros conflictos extradeportivos. Katherina Lagno, primer tablero de Rusia, de origen ucranio, acaba de cambiar de nacionalidad y vive con una de las grandes estrellas del ajedrez ruso, Alexánder Grischuk, quien antes se casó y tuvo un hijo con Natalia Zhúkova, cuarto tablero de Ucrania. Ésta logró ayer la victoria decisiva contra las rusas.

Para subir al podio, España debe ganar a Armenia y esperar a que la combinación de resultados en los encuentros China-Ucrania y Georgia-Alemania le sea favorable. En todo caso, una victoria sobre Armenia garantiza la mejor clasificación de la historia en una Olimpiada femenina. En la absoluta, España aspira terminar entre los diez primeros (de 177 equipos) si gana a Vietnam, tras imponerse a Kazajistán por 3-1. El líder es China, seguido de Hungría y ocho equipos empatados en el tercer puesto: Francia, Ucrania, Rusia, EE UU, Uzbekistán, India, Azerbaiyán y Polonia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.