Nadal, sin férula, sin revés a dos manos... y con pesas

La revisión médica de la lesión de muñeca del español determina un plan para que recupere masa muscular y fuerza, pero no aclara su presencia en el US Open

Rafael Nadal, el lunes durante la presentación de las instalaciones del centro de "Es Centre Tennis & Padel".
Rafael Nadal, el lunes durante la presentación de las instalaciones del centro de "Es Centre Tennis & Padel". MONTSERRAT T DIEZ (EFE)

Rafael Nadal sigue sin poder golpear el revés a dos manos, pero ya no tiene que utilizar la férula que le inmovilizaba la muñeca derecha, lesionada desde hace tres semanas. Esa fue la conclusión de la ecografía y la resonancia magnética a las que se sometió el martes el campeón de 14 grandes, que voló a Barcelona para conocer la evolución de la desinserción de la vaina del cubital posterior que le ha obligado a darse de baja en los Masters 1.000 de Toronto y Cincinnati y que pone en duda su participación en el Abierto de EEUU (desde el 25 de agosto), el último grande del año. Tras revisar los resultados con el doctor Cotorro, su médico de confianza, el de la federación y la clínica Mapfre del tenis, el español comenzará un trabajo de reactivación en la zona y luego valorará cuándo puede volver a golpear el revés a dos manos. A finales de semana anunciará si acude a Nueva York.

Tiene que conseguir fuerza, potencia y movilidad Doctor Cotorro

“Las pruebas nos podían haber dicho si sí o si no acudir a Nueva York”, explicó el doctor Cotorro por teléfono; “y lo que dijeron es que estábamos en los límites que habíamos pensado. El objetivo está dentro de lo posible. Ahora hay que ver cómo se readapta y rehabilita la zona al trabajo físico y muscular, porque tiene que potenciar la zona de forma progresiva. Deja la férula, que ya ha cumplido su función y optará por una inmovilización más sencilla, muñequera y vendaje. Tiene que conseguir fuerza, potencia y movilidad”.

Nadal defiende el título en el Abierto de EEUU, que ganó ante Novak Djokovic en 2013. Para llegar a jugar en Nueva York se pondrá en manos de Joan Forcades, su preparador físico; y de Rafael Maymò, su fisioterapeuta. Juntos aplicarán el plan recomendado por los médicos: consumo de antiinflamatorios, electroestimulación, gomas, pesas y trabajo manual intensivo sobre la zona para conseguir primero movilidad; fuerza muscular después; y la mejor propiocepción posible finalmente. El plan de “potenciación progresiva” tiene una meta: lograr que Nadal vuelva a golpear el revés a dos manos antes del fin de semana, objetivo que no alcanzará en sus próximos entrenamientos.

Sobre la firma

J. J. MATEO

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS