Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Un sprint de ocho meses’

La estadounidense Alysia Montaño corrió los 800 metros con un embarazo de 34 semanas

La atleta olímpica y sus médicos se defienden de las críticas

Montaño, en la carrera que disputó embarazada. Ampliar foto
Montaño, en la carrera que disputó embarazada.

Hay madres que saben que llegará el momento en el que no pararán de correr tras sus hijos pequeños. Y luego hay madres que no quieren dejar de correr ni siquiera durante el embarazo. ¿Una locura o una forma de mantenerse en forma durante los difíciles meses en los que hay que pensar por dos? La decisión de la atleta olímpica estadounidense Alysia Montaño, quien compitió en una carrera de 800 metros estando embarazada de ocho meses, ha vuelto a abrir el debate sobre la conveniencia o no de practicar deportes intensos en momentos en que el cuerpo sufre una transformación extrema.

Montaño está acostumbrada a ganar. Al fin y al cabo, es una atleta olímpica y cinco veces campeona de Estados Unidos. Pero a finales de junio llegó la última en la carrera de 800 metros en la que se había inscrito. Aun así, sonrió ampliamente y disfrutó como si fuera la campeona, saludando efusivamente al público que la ovacionó. Y es que esa no era una carrera más. Ese día, Montaño corrió con una prominente barriga que daba fe de su avanzado estado de gestación.

"Una gestación no es una enfermedad”, afirma la corredora, cinco veces campeona de EE UU

Desde entonces, la deportista dice haber recibido muchísimos apoyos, pero también críticas de quienes la acusan de haber puesto en riesgo a su bebé, algo que ella ha negado enfáticamente en las numerosas entrevistas que ha concedido.

“Hice mis deberes. Consulté con mis médicos, pedí consejos a muchos profesionales del ejercicio y hablé con muchas mujeres que han seguido haciendo ejercicio durante sus embarazos”, relata la propia Montaño en su blog. “El consenso general de mi equipo médico y profesional fue: ‘¡Ve a por ello!”, asevera. De hecho, Montaño no es una pionera. La británica Paula Radcliffe y la estadounidense Kara Goucher son fuertes rivales en los maratones. Pero a las dos las une un vínculo más fuerte aún que el deseo de ganar: ambas quedaron embarazadas casi al mismo tiempo y las dos siguieron entrenando durante la gestación con la misma meta: los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

Para Radcliffe era el segundo embarazo. Diez meses después de dar a luz a su primer bebé, ganó el maratón de Nueva York. A Goucher se le adelantó un poco la fecha de alumbramiento. En el día que nació su bebé, había realizado aún una carrera matutina antes de dirigirse al gimnasio a hacer algo de pesas. Su hijo nació esa tarde. En una entrevista, bromeó con la ventaja que había obtenido frente a su rival y amiga Radcliffe. “Tengo cuatro días más de entrenamiento para Londres”, declaró. Las dos han defendido siempre su decisión de continuar entrenando pese a sus embarazos.

Una posición que también apoya el ginecólogo de Montaño, quien dio el visto bueno a su plan de entrenamiento “mientras mantenga una buena tolerancia al ejercicio y el bebé se vaya desarrollando bien”, según declaró a varios medios estadounidenses tras el revuelo levantado por la atleta y su carrera de 800 metros a pocas semanas de dar a luz.

Y es que la clave, coinciden tanto deportistas como médicos, es conocer los límites del cuerpo. Si una mujer no ha hecho demasiado ejercicio nunca, desde luego no es buena idea ponerse a correr —o a practicar cualquier otro deporte— de forma intensa cuando queda embarazada. Pero si cierto ejercicio forma parte de su rutina, el embarazo no debería necesariamente trastocarla, siempre y cuando no se extralimite el cuerpo y se mantenga una estricta vigilancia de la gestación.

Porque, como subraya Montaño, “un embarazo no es una enfermedad”. Así que, mientras espera la llegada de su bebé, la deportista se ha propuesto una nueva meta, no demasiado alejada de las pistas de competición: “Compartir parte de mi experiencia personal, con la esperanza de que logre mostrar los beneficios de hacer ejercicio durante el embarazo”.