MUNDIAL 2014 | ITALIA

Duelo de cerebros y volcanes

La Italia de Prandelli se organiza en torno a Pirlo y Candreva, mientras Costa Rica se incendia con Campbell y Ureña

Darmian, Candreva, Pirlo y Balotelli, entrenándose.
Darmian, Candreva, Pirlo y Balotelli, entrenándose.AFP

—¿De dónde sale el talento?

—No hay una actividad del hombre que no tenga que ver con el cerebro, hasta hacer el amor. En el fútbol, el cerebro ordena al pie para que ponga el balón allá.

La conversación, relatada por el periódico de San José Diario Extra, se produjo entre el futbolista de Costa Rica Celso Borges y el sociólogo de la selección, Jaime Perozzo, que ejerce de psicólogo y mano derecha del entrenador Jorge Luis Pinto.

El talento, o sea el cerebro, circulará este viernes por el estadio Arena Pernambuco de Recife, bajo un calor húmedo sofocante, entre Italia y Costa Rica, dos selecciones sin parangón en el pedigrí, pero que leen el mismo libro, aunque La Azzurra lo relee y Costa Rica avanza en una lectura pausada. Italia cuenta con el talento sosegado y patriarcal de Pirlo, acomodado en su zona desde donde otea la mejor manera de que sus compañeros lleguen a buen puerto. El sosiego se complementa con el espíritu intrépido de Candreva, un oleaje por la derecha y ahora mismo el futbolista que más preocupa al seleccionador costarricense. En la punta del volcán está el talento sin mesura de Balottelli.

Más información

Costa Rica también tiene sus propias medidas (Uruguay lo sabe bien tras perder 3-1 contra los ticos). El talento corre a cargo de Celso Borges, el preguntón, fruto quizás de la mezcla de sus culturas futbolísticas: costarricense de origen brasileño que juega en el AIK de Estocolmo. El volcán es cosa de Campbell, otro trotamundos fichado por el Arsenal que ha sido cedido al Lorient, francés, Betis y al Olympiacos de Míchel, aunque Wenger ya ha advertido que cuenta con él la siguiente temporada. Si la erupción no es total, Ureña, delantero del Krasnodar, ruso, no tiene problemas en encender el fuego. Ambos acostumbran a discutir con el entrenador y defender sus puntos de vista.

El seleccionador italiano, Cesare Prandelli, abrumado quizás por los elogios que recibe su transformada selección, más aún tras el triunfo ante Inglaterra (2-1), seca la ropa a soplidos para que no se incendie la autoestima: “Tenemos mucha calidad en el medio, pero debemos ser cuidadosos”. Pinto confía en la rebelión de los humildes para que el cerebro ordene a la pelota dónde ir. La FIFA le ha llevado a la Comisión de Disciplina por la tardanza de su selección para volver al campo tras los descansos. Deben ser tantas las órdenes que da que un cuarto de hora se le hace escaso. Y es que el talento necesita también orden y estrategia para ser útil.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50