Rudy se come al CAI

El Madrid, impulsado por los 30 puntos del alero, vence en el tramo final la resistencia del conjunto maño (92-79)

Rudy Fernández lanza a canasta
Rudy Fernández lanza a canastaDIARIO AS

Era el partido número 64 de la temporada para el Madrid y fue la 58ª victoria del líder de la Liga. Era el cuarto partido consecutivo en casa de los de Laso en apenas 10 días y fue otro trabajado ejercicio de los blancos entre el compromiso con la temporada regular y la perspectiva de la Final Four. Lo resolvió el impulso y el acierto de un excelso Rudy Fernández (30 puntos, siete rebotes, cinco asistencias, una recuperación, cinco faltas recibidas y 40 de valoración). El alero tumbó a un meritorio CAI Zaragoza que estiró su resistencia hasta el tercer cuarto pero acabó rendido a la hiperactividad competitiva de un jugador en estado de optimismo. Él abrillantó un partido en el que su equipo transitó por la espesura pero resolvió con solvencia en el tramo final.

Real Madrid, 92-CAI, 79

Real Madrid (14+25+28+25): Rudy (30), Mirotic (6), Darden (8), Llull (13) y Bourousis (2) -equipo inicial-, Rodríguez (9), Slaughter (2), Díez (3), Mejri (8), Carroll (3), Martín y Reyes (8).

CAI Zaragoza (17+23+20+19): Roll (2), Llompart (4), Sanikidze (11), Tomás (13) y Norel (3) -equipo inicial-, Jones (14), Stefansson (11), Rudez (6), Tabu (14) y Fontet (1).

Árbitros: Vicente Bultó, Luis M. Castillo y Sergio Manuel. Bourousis fue eliminado por cinco personales (min.19).

6.781 espectadores en el Palacio de los Deportes. Antes del inicio el capitán del Real Madrid recibió una placa de reconocimiento de la ACB por el récord conseguido de 28 victorias consecutivas.

Durante los minutos de tanteo, Norel y fundamentalmente Sanikidze se impusieron en el baile de dobles parejas a unos destemplados Bourousis y Mirotic. Sin embargo, al Madrid le bastó con el impulso de Rudy Fernández para equilibrar la producción anotadora del CAI bajo los aros. El alero mallorquín anotó siete de los nueve primeros puntos de su equipo a los que añadió dos rebotes y una recuperación en apenas seis minutos. Con las primeras rotaciones, los blancos buscaron solucionar la pelea por el rebote, pero la entrada en el partido de Felipe y Mejri tuvo menos incidencia que la de Rudez y Jones. El croata lanzó a los de Abós hasta su máxima ventaja al comienzo del segundo cuarto (14-22, m. 11), justo antes de que el líder encontrara el interruptor y encendiera su perímetro.

Dos triples de Sergio Rodríguez, otro de Dani Díez y uno más de Carroll desmontaron la intensa defensa del CAI. La ráfaga implicó a la afición madridista (más remolona y escasa que de costumbre) y equilibró el marcador, pero no amilanó a los visitantes. Los de Abós llegaban al Palacio con un balance de cuatro derrotas en sus cinco partidos anteriores, las tres últimas de manera consecutiva, pero su único triunfo en ese tramo fue ante el Barça, acreditando la pujanza de un equipo que el curso pasado ya alcanzó las semifinales de la Liga. Con orden y aplicación y de nuevo con Sanikidze al frente el conjunto maño se afianzó en el partido mientras el Madrid se enredaba en una rotación condicionada por la perspectiva del asalto a la Final Four dentro de 12 días.

Bourousis acumuló cuatro faltas en apenas ocho minutos de juego, Llull y Rudy no comparecieron en pista en el segundo acto y Mirotic no vio aro en toda la primera mitad. La lucidez y puntería del Chacho no evitó que el CAI se marchara con ventaja al descanso (39-40, m. 20). La dirección de Tabu, el acierto de Pere Tomàs y Rudez, el trabajo de Sanikidze y el músculo de Jones continuaron haciendo camino para los rojos (49-56, m. 24) y el Madrid volvió a atajarlo a base de triples, esta vez con Lull como artificiero. Fue el arreón definitivo de los blancos para resolver la mañana.

Le funcionó la fórmula al Madrid cuando la fibra de Slaughter y Darden ofrecieron sustento defensivo a la puntería de Llull y Rudy. Con los cuatro jugadores en pista, los blancos encontraron la contundencia defensiva y la fluidez en ataque necesarias para despegarse de su correoso rival (72-60, m. 31). Ahí se rindió el CAI, incapaz de contener a un sobresaliente Rudy Fernández, con 15 puntos en el último cuarto y 30 en su hoja de servicios final.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS