Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asalto a la roca de Messina

El Madrid prueba ante el CSKA su pujanza con el primer puesto del grupo en juego en un duelo de estilos antagónicos

Rudy lanza ante Krstic Ampliar foto
Rudy lanza ante Krstic CORDON PRESS

“Nos enfrentamos a un equipo muy grande en todo”, resumió Pablo Laso en la víspera de recibir hoy al CSKA en el Palacio de los Deportes (20.45, Canal+ Deportes) en la 11ª jornada del Top 16. “Son muy físicos y muy atléticos, a veces juegan con cuatro jugadores por encima de los dos metros, tienen mucho talento, la rotación más amplia y la plantilla más cara de Europa”. Los datos refrendan el análisis del técnico del Madrid: su rival maneja el presupuesto más alto de la Euroliga (44 millones de euros —por 28 de los blancos—), tiene cinco de los 10 jugadores mejor pagados del continente (Krstic, Khryapa, Weems, Teodosic y Fridzon —solo Rudy entra en esa lista por parte madridista—) y Messina tiene hasta 15 fichas de jugadores a su disposición por las 12 de Laso. Toda una reválida para el Madrid de los récords, que sufrió en Moscú la primera de sus dos únicas derrotas de este curso (85-71) y necesitará ganar por más de 14 puntos para recuperar la delantera de su grupo —las dos primeras plazas otorgan ventaja de campo en el cruce de cuartos—. El CSKA ha vencido en cinco de sus últimas visitas a Madrid —cayó la temporada pasada 86-78 en la prórroga—. Nadie ha ganado más veces a los blancos en Europa: 23 en 36 partidos.

Sobre el parquet un total de 14 Copas de Europa, ocho para los madridistas y seis para el conjunto ruso. Los dos últimos subcampeones continentales. Los dos últimos damnificados de Olympiacos. Una final anticipada con permiso de Spanoulis y Navarro. El Madrid busca el asalto a la fortaleza mejor amurallada de la Euroliga. Los de Messina son la mejor defensa de la competición (69,3 puntos en contra de media) y el quinto mejor ataque (78,8), los de Laso son líderes en anotación (87,4) y el segundo mejor dique de contención (70,1). Dos equipos antagónicos en cuerpo, alma y estilo. En la cita de la temporada pasada, el perímetro del Madrid anotó 64 de los 86 puntos; mientras en el CSKA sus interiores aportaron 51 de 78. En el partido de este curso en Moscú, Krstic (18 puntos, seis rebotes y siete faltas recibidas para un 25 de valoración) superó a todos los pívots del Madrid (8 puntos entre Bourousis, Mejri, Slaughter y Felipe).

“Sera un partido de la máxima exigencia física y mental. Necesitamos estar muy concentrados”, apuntó Laso. “Tenemos que jugar muy intenso. En Moscú nos sorprendieron de inicio así que tendremos que salir a tope y ser tan duros como ellos”, incidió Llull. Faltarán Teodosic y Carroll (31 puntos ante el conjunto ruso el año pasado). “El parte de guerra mejora”, contó el técnico haciendo balance de los achaques de un grupo que en el último mes ha visto cómo los golpes y las lesiones de Draper y Carroll destartalaban una rotación milimétrica que, sin fichajes, se ha visto abocada al sobreesfuerzo de sus piezas (hasta febrero ninguno superaba los 25 minutos en pista; Lull suma 32 de media en los dos últimos). En lo que va de temporada, el Madrid suma 48 partidos con 46 victorias y dos derrotas y el CSKA, 39 encuentros con 32 triunfos y siete derrotas (cuatro en Euroliga).

“Lo importante era mantener a nuestros líderes frescos y sanos para este tramo de la competición”, señaló Messina a su llegada a Madrid incidiendo en el aspecto físico. “Será un partido muy importante y probablemente incluso decisivo. Para controlar el ritmo y cuidar la pelota será más importante que nunca tener buen porcentaje de tiro”. El Madrid mide su pujanza ante el rocoso CSKA.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información