El PSG se viste de candidato

En un mal partido, el equipo parisino vuelve a derrotar al Leverkusen Marquinhos y Lavezzi neutralizaron el gol de Sam

Marquinhos celebra el primer gol del PSG
Marquinhos celebra el primer gol del PSG Dean Mouhtaropoulos (Getty )

Con los deberes hechos tres semanas atrás en Alemania (0-4), el PSG se dio el gusto de volver a derrotar al Bayer Leverkusen en el Parque de los Príncipes para plantarse en los cuartos de final de la Liga de Campeones como uno de los rivales más temibles del torneo.

Ante un Leverkusen voluntarioso volvió a demostrar que tiene pólvora de sobra para doblegar a cualquiera que se le ponga por delante. Cavani, Lavezzi e Ibrahimovic sirven de argumento ofensivo suficiente cuando el medio del campo no encuentra soluciones. Blanc dio descanso a Verratti y Motta en el centro del campo, y los franceses pagaron su ausencia cediendo el balón al conjunto alemán. Una buena jugada de Rolfes por la banda izquierda al comienzo del partido terminó con el balón en la cabeza de Kan que superó la salida de Sirigu. El gol, que daba esperanza al Leverkusen, hirió el orgullo del PSG que por medio de Marquinhos empató el partido en un saque de esquina.

PSG, 2 - B. LEVERKUSEN, 1

PSG: Sirigu; Jallet, Marquinhos, Thiago Silva, Digne; Pastore, Cabaye, Rabiot; Cavani (Camara, m. 84), Ibrahimovic (Ménez, m. 71) y Lavezzi (Lucas, m. 62). No utilizados: Douchez, Alex, Motta, Maxwell.

Bayer Leverkusen: Leno: Donati, Wollscheid, Omer Toprak, Guardado; Rolfes, Reinartz (Wagener, m. 77), Can; Sam (Brandt, m. 66), Derdiyok y Gonzalo Castro (Heung-Min, m. 66). No utilizados: Lomb, Boenisch, Kiessling, Hilbert.

Goles: 0-1. M. 5. Sam. 1-1. M. 12. Marquinhos. 2-1. M. 52. Lavezzi.

Árbitro: Ivan Bebek. Expulsó a Can por doble cartulina amarilla (m. 68). Amonestó a Jallet, Derdiyok, Donati, Rabiot, Wagener.

Parque de los Príncipes. Unos 48.000 espectadores.

Ibrahimovic estrelló el balón en el larguero minutos antes de que Jallet derribase dentro del área a Derdiyok y el árbitro señalase el punto de penalti. Pero Rolfes erró el lanzamiento y el Leverkusen perdió la posibilidad de aprovecharse del tambaleo del equipo parisino.

Condenado por su propia incapacidad ofensiva, poco a poco el PSG empezó a pisar el área de Leno con frecuencia. Cavani pudo en dos ocasiones superar al portero alemán. Sin embargo, fue Lavezzi quien batió al espigado Leno con un remate ajustado al poste tras una jugada de Digne por la banda izquierda. El partido tocó a su fin con la expulsión de Can, que se lanzó al suelo fingiendo una falta y vio la segunda amarilla.

No fueron rival los alemanes para un PSG gris, pero que se ha ganado el derecho a vestirse de candidato al título.

Sobre la firma

GORKA PÉREZ

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS