Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Falque encuentra su sitio

El canterano del Barcelona, que ha pasado por siete equipos desde que fichó por la Juventus, se centra ahora en el Rayo

lago Falque, jugador del Rayo Ampliar foto
lago Falque, jugador del Rayo EL PAÍS

Iago Falque (Vigo, 1990) ha dado por perdida la batalla de su apellido. El 24 del Rayo luce en la camiseta un acento del que no hay rastro en su dni. Desistió hace tiempo de corregir a cada persona que lo pronunciaba como una palabra aguda. Por lo que sí lucha Falque es por demostrar que a Falqué le queda aún camino por recorrer.

La calidad de los dos tantos que marcó al Málaga volvieron a sacar del ostracismo a un chaval anquilosado al calificativo de niño promesa. Habían pasado 25 minutos cuando recibió en el costado derecho, bien pegado a la línea de cal; un ligero toque con la zurda fue suficiente para dejar por el camino a Antunes y enfilar el área blanquiazul, donde esperaba Ferreira. Con un caño al portugués encaró a Caballero, al que batió con un disparo al primer palo. Su primer gol en Primera, para enmarcar. Y para respirar. "Un alivio", admite el jugador. "Tenía ganas de estrenarme, de abrir mi cuenta, creo que estoy en mi mejor momento, siento que puedo aportar".

La calidad de los dos tantos que marcó al Málaga volvieron a sacar del ostracismo a un chaval anquilosado al calificativo de niño promesa

El final de temporada puede suponer el inicio de una nueva etapa en un largo periplo ya para alguien que ha celebrado 24 años. Con solo 10 llegó a la Masía del Barça, donde coincidió con Busquets, Pedro, Montoya, Jonathan Dos Santos... una ristra de nombres a los que hoy tendrá enfrente (20.00, Canal+ Liga y GolT). "Allí aprendí a tener disciplina, siempre se quiere ganar, hay una exigencia muy grande desde muy pronto". Ocho años después, con 18, puso rumbo a Turín. A compartir vestuario con Del Piero, Nedved, "gente que ves como ídolos, intocables, y que luego son muy accesibles". En el Juventus, sin embargo, apenas contó con oportunidades. Tampoco en el Tottenham, donde recaló en 2011, y a quien pertenece hasta los próximos dos años. La estabilidad contractual del jugador este tiempo no se ha reflejado en una continuidad en los dos grandes que le han tenido en nómina. Continuas cesiones le han llevado desde el Bari al Southampton, pasando por el filial del Villarreal o el Almería. "Quiero creer que siempre he tenido jugadores mejores que yo por delante, no le voy a dar más vueltas. Si el entrenador ve que puedes ayudar a ganar te va a poner, si no...", asume Falque.

"Cuando he tenido continuidad y me han dado confianza, es verdad que en Segunda, creo que lo he hecho bien", añade. Habla el jugador de Javi Gracia, hoy técnico de Osasuna, y a cuyas órdenes estuvo en los dos equipos españoles en los que había militado hasta llegar a Vallecas. "Es un chico que siempre ha convivido con una autoexigencia muy alta. Esas ganas de demostrar a grandes equipos que habían hecho bien en confiar en él quizás le ha generado a veces un poco de ansiedad", explica el técnico. "En su intención de agradar ha dejado de disfrutar, cuando ha estado tranquilo y ha disfrutado jugando es cuando mejor le ha ido", añade Gracia.

El técnico osasunista aún suspira por el que fue su pupilo, pero se alegra de su fichaje por El Rayo. "Me pareció un acierto, es un equipo que practica muy buen fútbol, ofensivo, se ajusta a su estilo". "Con Paco [Jémez, técnico del Rayo] estoy dando un paso adelante, lo necesitaba", concede el jugador. También en Madrid se vuelve a sentir a gusto, y respaldado por su madre, la diputada Carmela Silva. Solo busca mirar hacia delante, no lamenta haberse ido tan pronto a un club tan grande. "Me podía haber arrepentido si por el camino no hubiese podido vivir de esto. A ver, tengo 24 años, estoy en Primera, he jugado en grandes campos, he compartido vestuario con grandes figuras. Lo que te queda, al final, son las experiencias. Yo he vivido ya muchas. Y las que me quedan..."

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información