Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hay que aspirar a ser más regulares”

"El partido de ida les permite soñar", advierte el técnico del Barça sobre la Real, que cedió 2-0 en el Camp Nou

Martino, durante el partido contra el Sevilla. Ampliar foto
Martino, durante el partido contra el Sevilla. Getty Images

El entrenador del Barcelona, Gerardo Martino, no espera sorpresas este miércoles en Anoeta. Cree que la ventaja de 2-0 que el equipo consiguió la semana pasada en el partido de ida es suficiente para creer que el Barça jugará la final de la Copa del Rey. Pero no descarta nada. La Real Sociedad tiene opciones y muchas ganas. Por eso exige máxima concentración para poder contemplar desde el banquillo a un conjunto de jugadores que sea capaz de controlar el juego y generar oportunidades de gol desde el primer minuto hasta el último, algo que no ha pasado en las últimas citas de los azulgrana: “Desearía poder tener una continuidad en el juego que ataque durante los 90 minutos que dura un partido. La semana pasada tuvimos un muy buen primer tiempo contra el Valencia, también contra la Real; y un muy buen segundo tiempo contra el Sevilla. Pero son muchos los minutos que le estamos otorgando al rival. Hay que aspirar a ser más regulares”.

“Será muy importante no tener un partido de idas y contras, ellos tienen futbolistas que al contraataque hacen mucho daño. No hay que ofrecerle espacios a la Real. El partido de ida les permite soñar y eso hará que propongan mucho más juego de ataque; querrán tener la pelota. Hay que quitársela y no brindar posibilidades a sus jugadores”, explicó el técnico del Barcelona. Y en esa Real más ofensiva espera también encontrar a más delanteros: “Hay un resultado favorable al Barcelona en los primeros 90 minutos y el equipo se enfrentará a un rival que tratará de convertir dos goles. Jugarán un poco más lejos del arco propio, igual con algún jugador más de ataque, con un nueve tradicional, algo que no hicieron en la ida”.

Martino quiere que sus jugadores jueguen como siempre, sin contar la ventaja que traen de casa

Martino quiere que sus jugadores jueguen como siempre, sin considerar la ventaja que traen de casa. “Siempre pienso que los partidos hay que pensarlos como que están igualados. Aunque marcáramos dos goles en la ida, hay que jugar pensando que estamos 0-0. Luego ya sabremos cómo manejar una supuesta diferencia”. Y explicó que, después de unos días en los que arreciaron las dudas y las críticas tras perder contra el Valencia en el Camp Nou, cualquier cosa que no sea ganar afectará a la moral de los futbolistas: “Tenemos una diferencia y la debemos aprovechar. Pero cualquier resultado adverso tendrá incidencia en los jugadores, aunque sea un resultado que nos permita igualmente jugar la final. Será contraproducente para el equipo”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información