Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hazard nubla al City

El Chelsea de Mourinho gana en el Etihad con un gran partido del mediapunta belga y comprime la cabeza de la Liga inglesa (0-1)

Hazard, ante Silva y De Michelis. Ampliar foto
Hazard, ante Silva y De Michelis. AP

Todo tipo de lujos se dio Hazard en el Etihad. Taconazos, regates y, sobre todo, cambios de ritmo a la contra para dejar en evidencia a la zaga del Manchester City, su primer pinchazo en casa en 12 partidos. El Chelsea fue una roca en defensa como se espera en los equipos de Mourinho y el City, muy confuso en ataque, una anomalía en los conjuntos de Pellegrini. En ese duelo entre estilos tan encontrados de entrenadores, el técnico luso se ha impuesto en los dos enfrentamientos directos de la Premier. El brío de Navas no fue suficiente en un City superado por la fiereza de los blues. Una victoria que mantiene la sonrisa de Wenger, líder el Arsenal, dos puntos por delante de los dos rivales de ayer en Manchester. En un detalle precioso, Pellegrini lució un gran brazalete negro sobre su abrigo en honor a Luis Aragonés, el entrenador y maestro fallecido el pasado sábado.

Cada arrancada en tres cuartos de Hazard era una tempestad para el City, humillado por el control del volante belga y su capacidad para llevar pegado el balón a la bota. Pellegrini sintió las bajas de Fernandinho y Agüero como punzadas en el sistema nervioso de los citizens. La ausencia del primero desestabilizó la estructura defensiva (De Michelis, en su lugar como mediocentro, siempre llegaba tarde); y sin el segundo, el ataque de Negredo y Dzeko se convirtió en un gran embudo del que no escaparon ni Silva ni Touré.

Pellegrini lució un gran brazalete negro en recuerdo del entrenador y maestro fallecido Luis Aragonés

El Chelsea cada vez presionaba más arriba, animado por su intensidad y por los incendios provocados en las filas azules, convencidos de la infalibilidad del regate de Hazard. Hasta un defensa tan experimentado y en forma como Zabaleta cayó bajos los encantos del mediapunta blue. La movilidad de Eto’o, que antes del encuentro alzó sus brazos al cielo, tal vez en recuerdo de su maestro, Luis Aragonés, interpretó como nadie los pases de Hazard. Y entre ambos pudieron sentenciar ya el encuentro en el primer tiempo después de que Ivanovic hubiera embocado un zurdazo desde la frontal. Hasta el estadio Etihad llegaron los cánticos de admiración hacia el técnico portugués de los blues. “¡José Mourinho, José Mourinho!”.

MANCHESTER CITY, 0-CHELSEA, 1

Manchester City: Hart; Zabaleta, Kompany, Nastasic, Kolarov; Jesús Navas, Demichelis, Yayá Touré, David Silva; Dzeko y Negredo (Jotevic m. 58). No utilizados: Pantilimon, Boyata, Rodwell, Clichy, Milner y M. Lopes.

Chelsea:Cech; Azpilicueta, Cahill, Terry, Ivanovic; Hazard (Ba, m. 95), David Luiz, Matic, Ramires, William (Mikel, m. 93); y Eto’o (Óscar, m. 84). No utilizados: Schwarzer, A. Cole, Lampard y Salah.

Gol: 0-1. M. 31. Zurdazo de Ivanovic que entra a la derecha del portero Hart.

Árbitro: Mike Dean. Amonestó a Kolarov, Demichelis, Matic, Ivanovic y Nastasic

Unos 40.000 espectadores en el Etihad Stadium. Último partido de la 24ª jornada de la Premier League.

Desacertado en casi todos los controles y en los pases Negredo, Pellegrini lo sustituyó por Jovetic a los 10 minutos de la segunda parte. El Chelsea seguía reinando en el Etihad, perdonándole la vida a Hart. El City, perdido en todas las líneas. Lejos de la versión que ofreció en el Fiorentina, Jovetic parece como un peldaño por debajo, en el aspecto físico del resto de sus compañeros, y eso todavía se nota más ante rivales de tanta prestancia como los hombres de Mourinho. Aun así, la clase de Jovetic mejoró la imagen del City en el último cuarto.

Antes, los palos salvaron a Hart en sendos remates de Matic (un derechazo desde 35 metros) y un cabezazo de Cahill. Reaccionó Navas en combinaciones con Zabaleta hasta la línea de fondo. El centro del argentino lo remató muy mal Dzeko, tan negado como lo había estado Negredo. Empezó a soltarse el City y Silva envió una falta a la escuadra, desviada por la manopla de Cech, la misma que sacó al final otro magnífico disparo de Jovetic. El Chelsea pone la Liga inglesa al rojo vivo.

 

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información