Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coma gana para volver a vencer

El piloto de KTM aumenta la distancia con Barreda, a casi una hora, con su tercera victoria de etapa camino de su cuarto Dakar

Marc Coma durante la undécima etapa del Dakar Ampliar foto
Marc Coma durante la undécima etapa del Dakar EFE

El rostro serio, bromas las justas, la voz todavía rasgada por una laringitis que le tuvo tres días en baja forma: “Ha sido un día interminable. Estoy cansado”, concedía Marc Coma. “Era muy importante llegar y evitar problemas hoy. Ha sido una etapa durísima”, añadía. La especial, de 605 kilómetros, no amedrentó a Coma, líder de la general, con una ventaja de 44 minutos al comienzo de la etapa de este jueves. No escogió un planteamiento conservador el de Avià, camino como está de su cuarto triunfo en el Dakar. Dice que nada está ganado y parece creerse su discurso, así se movió por las pistas de Antofagasta, por las montañas de la región de Atacama, por las dunas de Copiapó, rápido, concentradísimo, certero. Sin cometer un solo error. Y ganó. Así fue como le sacó otros ocho minutos de ventaja a Barreda, su perseguidor en la general, cuyo ataque ayer quedó frustrado por una caída tonta, sin consecuencias.

Dice el catalán, con una ventaja ahora de más de 52 minutos, que la presión, por muy mullido que parezca el colchón de puntos que le aleja de su compatriota, no bajará hasta que la carrera haya terminado. Le ha exprimido Barreda en su búsqueda desesperada del error. Pero hay pocos pilotos tan fiables como Coma, armado además, con la moto más completa del vivac. “Relajarse ahora puede ser una trampa”, decía. Y él no bajará la guardia. Por mucho que su rival haya asumido que este título se le escapará definitivamente en un par de días, salvo que la mala fortuna se cebe con su contrincante.

Este jueves Barreda perdió ocho minutos más porque en aquella caída se le rompió el libro de ruta. “Tuve que esperar a Cyril, que venía por atrás”, explicaba, ya que él, ganador de la etapa del día anterior, salió primero y fue abriendo pista hasta que falló en el kilómetro 300. “Iba a un ritmo muy alto. Había que probar para tensar la carrera. Pero Marc ha ido muy concentrado estos días. Lo ha hecho muy bien”, concluyó.

Penalizado con 15 minutos

Dijo que no entraba en sus planes. Que este año no cambiaría el motor. Que los técnicos de KTM estaban convencidos de que resistiría todo el Dakar. Y lo afirmó hace solo un día, a pesar de que disfrutaba de una ventaja en la general suficiente como para arriesgar los 15 minutos que le costaría la penalización pertinente. Pero Coma, consciente de que vale más perder 15 minutos de los 52 que tenía, que perder el rally porque su motor diga basta a mitad de la especial, ha terminado cambiándolo. Y, a causa la penalización, ya no consta como el ganador de esta 11ª etapa. El vencedor es Cyril Despres, que había conseguido el segundo mejor tiempo. Y la ventaja que tiene Coma ahora en la general con Barreda es de 37,36 minutos. Quedan tan solo dos etapas y, salvo contratiempo, será el ganador del Dakar 2014, su cuarto triunfo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información