Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un líder silencioso

La amplia gama de recursos de Cañellas dota a la selección de uno de los jugadores más completos, siempre en segundo plano

Cañella, durante el duelo contra Hungría. Ampliar foto
Cañella, durante el duelo contra Hungría.

De no dedicarse al balonmano, Joan Cañellas sería el chollo de cualquier empresa hoy en día. Esas que buscan gente capaz de hacer de todo y, a poder ser, todo bien. Currantes que estén bien preparados por si el momento de tomar las riendas llega. Por inesperado que este sea. Como le tocó al central ante Noruega, cuando las alarmas de incendios empezaban a hacerse notar. Un paso más hacia adelante en la carrera de este líder silencioso

Fue Cañellas, en definitiva, quien desatascó el partido contra los nórdicos (25-27), un susto mayúsculo para la campeona del mundo, que hoy lucha contra Islandia (18.15, Teledeporte) por algo más que dos puntos. “¿Qué ocurrió? Pues que no son tan malos, parece que solo sepamos jugar nosotros. Su portero paró mucho y quizás los errores no se notaron tanto porque Sierra paró aún más”, argumenta el central español. Como el resto del equipo, no se estaba sintiendo cómodo, hasta que una exclusión de Viran a menos de 15 minutos del final, con España por debajo en el luminoso (20-18) forzó un cambio táctico a la postre definitivo.

Sus características son excepcionales. Además de aportar gol, dirige muy bien, ve el juego entre líneas”

Alberto Entrerríos

En inferioridad, Cañellas pasó del lateral al centro. Donde más cómodo se siente. Donde se desenvuelve constantemente en su club, el Hamburgo. Y se echó el equipo encima. “Es un jugador de unas características excepcionales. Además de aportar gol, dirige muy bien, ve el juego entre líneas”, aporta Alberto Entrerríos sobre el que, con la venia de su hermano Raúl, es el jugador que más se le asemeja en la selección. “Cañe tiene más lanzamiento que yo; es una de las mejores versiones del jugador prototipo español”, añade.

“Cuando juegas tantos partidos en la misma posición es normal que te salgan las cosas” explica Cañellas, de 27 años. Estudiante de Farmacia, por eso de lo que pueda pasar cuando deje un deporte, se vio obligado a emigrar después de la desaparición del Atlético. El campeón de Europa lo había firmado para la próxima temporada, pero no dudó en adelantar su fichaje.

Ante Noruega, además de coger la batuta del juego en ataque, asumió la responsabilidad desde los lanzamientos de siete metros. Victor Tomàs, Albert Rocas y Valero Rivera, especialistas todos, habían errado los tres últimos penaltis, un golpe en la moral del equipo. “Solo pensaba en que tenían que entrar, así que los tiré con la máxima confianza posible”. De los últimos 8 goles de España, 5 llegaron desde los siete metros. Todos obra de Cañellas. Una confianza que, asegura, le ayudó a trabajar sobremanera Talant Dujshebaev. “Donde más ha repercutido su trabajo es en que soy un jugador más ambicioso, que se exige mucho a sí mismo. Me enseñó que aunque mentalmente no te salgan bien las cosas, siempre hay que ser un ganador”.

Estudiante de Farmacia, tuvo que emigrar por la desaparición del Atlético

Pese al buen partido, Cañellas prefiere no mencionar la palabra liderar. No al menos como si se tratase del responsable único del triunfo. Sí admite que desde muy pequeño ha tratado de asumir un “rol importante” en todos los equipos en los que ha estado. Sobre esto, el exinternacional David Davis, compañero en Ciudad Real y Atlético, recuerda un comentario que le llegó sobre Cañellas cuando este era juvenil: “Decía que en la primera parte jugaba para el equipo y luego, en la segunda, disfrutaba él”.

“Yo ya me sentía importante en la selección, no ha cambiado nada después de este partido, siempre me ha gustado que se hable de los demás aunque esté en un segundo plano”, tercia Cañellas. Un líder silencioso, que de levantar la voz seguramente lo hará por defender su deporte. O como dice su amigos Davis: “De quejarse, siempre lo hará por haberlo hecho mal, no por jugar más o menos”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información