Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Principito de Simeone

José Sosa, que fue una de las primeras peticiones del técnico a su llegada al Atlético, jugará cedido en el club rojiblanco

Sosa, con la selección argentina Ampliar foto
Sosa, con la selección argentina AFP

José Ernesto Sosa (Argentina, 1985), una de las primeras peticiones que hizo Diego Pablo Simeone cuando llegó al Atlético en diciembre de 2011, jugará cedido en el club rojiblanco los próximos seis meses. Sosa, que pertenece al Metalist Kharkivst, ucranio, es un viejo conocido del técnico colchonero. Coincidieron en aquel Estudiantes de la Plata que conquistó el torneo Apertura de 2006 después de una remontada espectacular que les llevó a igualar a Boca Juniors en la última jornada y tener que disputar un partido de desempate. Estudiantes se impuso a Boca (2-1) y Sosa marcó el primer gol de los Pincharratas de libre directo, una de sus especialidades, muy apreciada por El Cholo. Sosa ha sido dos veces internacional absoluto y conquistó el oro Olímpico en Pekín 2008.

Bajo la dirección de Simeone, este volante se revalorizó mucho en aquel campeonato Apertura. Empezó jugando por la banda izquierda, aunque es diestro, pero Simeone decidió llevarle a la derecha y en esa demarcación explotó. Tanto que el Bayern de Múnich lo presentó al poco como el jugador con el que pretendía armar un equipo campeón bajo la dirección de Magath. Sosa no se adaptó a la vida en Münich, aunque fue pionero en escoger vivir en el centro de la ciudad, algo que después secundaron Lahm, Badstuber y Schweinsteiger. En Múnich quisieron hacerle jugar de enganche puro, pero no consiguió despuntar. Después de volver cedido a Estudiantes fue vendido al Nápoles, que lo traspasó al Metalist.

Con la llegada de Sosa, al que pretendían Málaga y River Plate, Leo Baptistao puede marcharse cedido en este mercado de invierno que acaba de abrirse.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.