Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una Copa demasiado fría

En la mayoría de estadios la asistencia ha sido escasa y el juego poco vistoso y emotivo

La defensa del Nàstic despeja un balón.
La defensa del Nàstic despeja un balón. Getty Images

Mucho cemento libre y poco juego en general. El largo fin de semana ha dejado una Copa demasiado fría en las gradas, poco vistosa y apenas emocionante. Solo el Madrid, el Barcelona y el Atlético lograron poner el cartel de no hay billetes en sus visitas, y ninguno de los tres estadios pasaba de los 10.000 espectadores. No funciona el formato a doble partido en estas primeras rondas, por mucho que los equipos de Primera visiten a los de Segunda o Segunda B. Ni siquiera que los partidos se disputaran durante un puente ha movido en exceso a los aficionados.

El caso más significativo se dio el sábado en el Recreativo-Levante, presenciado por tan solo 700 espectadores. De los duelos entre equipos de Primera, solo el Celta-Athletic, 20.000 espectadores en Balaídos, tuvo aroma copero. Un derbi regional como el que protagonizaron Villarreal y Elche no llenó ni a la mitad El Madrigal (10.000 espectadores) y al Valladolid-Rayo acudieron 7.000 en el José Zorrilla.

En los últimos años no ha tenido la Copa más ruido desde su comienzo que aquella noche toledana del Madrid, la del Barcelona en Figueres, el Villarreal en El Ejido o el Valencia en Guadix. Desde que se eliminó el formato a un partido en campo del club de menor categoría, solo las rondas finales parecen interesar a los aficionados.

Málaga, 3; Osasuna, 3. El partido con más aires coperos, por la machada de Osasuna y la ida y vuelta constante, lo vieron unos 18.000 espectadores en La Rosaleda. Los de Xavi Gracia igualaron los tres goles de ventaja con los que llegó a contar el equipo de Schuster. Sergio Sánchez, Antunes y Juanmi marcaron por los locales. En menos de 25 minutos, entre el 57 y el 80, Osasuna empató. Marcaron Roberto Torres, Omwu y Armenteros, este último cuando Osasuna se había quedado con uno menos por la expulsión de Loe.

Jaén, 2; Espanyol, 2. Apenas 4.000 espectadores acudieron al estadio de La Victoria para ver al Jaén, una categoría por debajo, empatar ante el Espanyol, que empezó adelantándose con un tanto de David López al borde del descanso. El Jaén sitió al equipo de Javier Aguirre en el segundo tiempo. Sidnei, con su gol en propia meta, agitó al Jaén. Jozabed, a 20 minutos del final, puso por delante a un conjunto que planteó un partido valiente, sin perder la cara al Espanyol ni cuando se vio por detrás en el marcador. Stuani, a dos minutos del final, igualó el marcador.

Nàstic, 0; Valencia, 0. Solo 4.102 seguidores, sobre un aforo total de 14.500, vieron a su equipo zarandear al Valencia durante gran parte del encuentro con un fútbol agresivo y vertical. Rocha estrelló un balón en la cruceta y Mathieu sacó sobre la línea de gol un remate de Lago Junior. Este, Jean Luc y Giner, hijo del ex central valencianista, fueron una pesadilla para la defensa de Djukic. Tuvo mucha posesión el Valencia, pero apenas pudo desmontar el entramado defensivo de un conjunto de Segunda B y cuando lo logró apareció Mateu con tres buenas paradas a tiros de Bernat, Feghouli y Jonas. El Nàstic, que por momentos acorraló al Valencia, remató más (14) que los de Djukic (11). La impotencia y el descontrol valencianista la reflejaron las 14 faltas cometidas y la expulsión de Jonas.

 Las Palmas, 1; Almería, 3. Ante 5.479 espectadores, un sexto de la capacidad del estadio de Gran Canaria, el Almería dejó la eliminatoria prácticamente resuelta. Antes de llegar a la media hora de juego ya ganaba (0-3) gracias a dos goles de Óscar Díaz y uno de Aleix Vidal. Por Las Palmas marcó Nauzet cuando el Almería se quedó con 10 por la expulsión de Christian y al poco, el propio Nauzet fue expulsado.

 Alcorcón, 0; Granada, 2. 3.000 hinchas, algo más de la mitad del aforo de Santo Domingo, presenciaron la derrota de los suyos. El Granada, muy serio, se adelantó con un tanto de Ighalo al saque de una falta. El propio Ighalo, con su equipo dedicado a contragolpear, cerró el marcador.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información