Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roger Nilson, el sueco que llegó a la Luna

El nórdico ha circunnavegado en ocho ocasiones el planeta, un palmarés impresionante

Roger Nilson, en 2008. Ampliar foto
Roger Nilson, en 2008. VOLVO OCEAN RACE

Roger Nilson, médico cirujano, escritor y navegante. Una de las mayores leyendas de la navegación sueca, con ocho vueltas alrededor del mundo, seis de ellas -aunque participó en siete ocasiones- en la Whitbread/Volco Ocean Race. Más de 200.000 millas náuticas, o lo que es lo mismo, ha recorrido a vela la distancia entre la tierra y la luna. Nadie ha participado en más ediciones en los 40 años de historia de la regata. En la próxima cita, en 2014, el holandés Bouwe Bekking podrá igualar su récord. Volverá a competir por séptima vez, en esta ocasión como patrón del último barco inscrito, el Team Brunel.

Nilson comenzó a navegar en el lago Orlen, cuando tenía siete años, en una balsa construida con troncos y con la ropa de cama de su casa como velas. A los 13 años tuvo su primer barco de cuatro metros y medio de eslora con quilla y timón. Un vistazo a su palmarés impresiona. El regatista más veterano de los que han participado hasta ahora en la Volvo Ocean Race sabe perfectamente qué es competir en la Admiral’s Cup, la Sardinia Cup, la Fastnet Race, la Jules Verne o la Copa América.

Una vida ligada a la vela

Roger y su barco. Reproducción del libro “Hacia el ojo de la tormenta”.
Roger y su barco. Reproducción del libro “Hacia el ojo de la tormenta”.

A principio de los setenta ya había participado en algunas pruebas, pero fue en las Navidades de 1974 cuando escuchó por primera vez el nombre de una nueva regata alrededor del mundo, la Whitbread Round the World. Tenía 24 años y estaba en su segundo año de carrera. Era exactamente lo que había estado soñando, pero tuvo que esperar para hacer su primera regata.

Antes, Nilson formó parte de la tripulación en el desafío de la Copa América de Suecia, en 1977, y dos años más tarde participó en la famosa Fastnet Race, de 1979, que aún hoy se sigue recordando como la más dura y dramática de todas las disputadas. Murieron 18 personas, 15 navegantes y 3 miembros de los servicios de emergencia.

Debut en la Volvo

El sueco debutó en la Volvo Ocean Race en 1981-82, junto al legendario navegante estadounidense Skip Novak, en el Alaska Eagle. Repitió en la segunda edición, en 1985-86, a bordo del Drum, donde coincidió con otra leyenda, y amigo personal, recientemente fallecido, Magnus Olsson. El hecho de que el Drum consiguiera estar en la línea de salida ya fue todo un milagro, puesto que sufrió daños importantes en la quilla y en el mástil debido a las duras condiciones durante la regata Fastnet, en 1985. Nilson, junto con el resto de la tripulación, tuvieron que ser rescatados al volcar la embarcación, que perdió parte de la quilla, cerca de Falmouth, al sur de Inglaterra.

En esta segunda edición, el interés de algunos medios se centró en la estrella de rock Simon Le Bon, de Duran Duran, como copropietario y miembro de la tripulación del Drum. El barco tuvo muchos problemas, pero el equipo consiguió terminar la regata en tercer lugar, en tiempo compensado. Poco después de llegar a Portsmouth, la aduana británica envió perros rastreadores a bordo para comprobar si la estrella de rock había traído drogas de la parada anterior en Uruguay.

LAS OCHO VUELTAS AL MUNDO DEL SUECO ROGER NILSON

1982-83: Alaska Eagle (USA) / 26.095 mn. / 142 días, 16 horas
1985-86:
Drum (UK) / 26.740 mn. / 122 días, 18 horas
1989-90:
The Card (SWE) / 32.018 mn. / 135 días, 7 horas
1993-94:
Intrium Justitia* (EUR) / 31.975 mn. / 121 días, 5 horas
*Nilson se retiró lesionado en la primera etapa
1997-98:
Swedish Match (SWE) / 31.600 mn. / 123 días, 2 horas
2001:
Explorador Innovation (FR) / 28.764 mn. / 64 días, 22 horas
2001-02:
Amer Sports One (NZ) / 31.600 mn. / 124 días, 6 horas
2005:
Orange II (FR) / 27.000 mn. / 50 días, 16 horas
2008-09:
Telefónica Negro (ESP) / 37.000 mn. / 90 días, 8 horas*
*No computa tiempo en la cuarta etapa, no terminó; ni en la quinta, no tomó la salida

Una apuesta personal

The Card (1989-90) fue una apuesta de personal de Roger Nilson, patrón y director deportivo del proyecto. No fue mal deportivamente. Quedaron en quinto lugar de los 15 Maxi de su categoría, en una de las ediciones más numerosas, con 23 barcos en la salida. Fue la primera vez en la que un proyecto sueco terminó la regata. La nota trágica la puso la muerte de uno de sus tripulantes, Janne Gustavsson, en un accidente de motocicleta durante la escala en Punta del Este, en Uruguay.

En 1993-94, el Intrum Justitia era un diseño Farr construido específicamente para la regata. Por primera vez se intentó introducir un solo tipo de embarcación en la competición, pero no prosperó. Tomaron la salida 14 barcos, 10 de la recién creada clase Whitbread 60 (W60) y cuatro Maxi. Nilson fue el patrón en la primera etapa de la regata, pero resultó herido y tuvo que abandonar la prueba. El inglés Lawrie Smith tomó el relevo. El barco batió el récord de millas navegadas en 24 horas, 428,7, y terminó segundo en su categoría, los W60.

La última Whitbread, la primera Volvo

En 1997, el sueco volvió a tener un papel relevante en el Swedish Match, pero en esta ocasión cedió el liderazgo a Gunnar Krantz. Al finalizar la regata fueron terceros. En esta ocasión participaban tres barcos suecos, entre ellos el vencedor, el EF Language, con Paul Cayard como patrón. También participaba el EF Education, de Christine Guillou, equipo con una tripulación íntegramente femenina. Fue la séptima y última edición patrocinada por Whitbread. A partir de entonces se conoce como la Volvo Ocean Race.

Antes de embarcarse en su siguiente Volvo, Nilson emprendió un nuevo reto en el catamarán francés Explorador Innovación, que participaba en The Race, la Regata del Milenio 2001. Había sido invitado a participar como navegante en el barco del estadounidense Skip Novak y de Bruno Peyron. Tardaron 64 días en circunnavegar el planeta. Llegaron segundos y el vencedor fue el Club Med con Grant Dalton.

La sexta edición en la que participó fue en la de 2001-02 con el Amer Sports One de Grant Dalton. Fue una regata donde el sueco estuvo bastante ocupado. Nilson tuvo que lanzar un mensaje de socorro cuando uno de los tripulantes, Keith Kilpatrick, necesitaba asistencia médica urgente debido a un severo problema de estómago. A 1500 millas de Australia el barco estaba fuera del alcance para una evacuación médica aérea. El sueco improvisó un minihospital donde compatibilizó su faceta médica con la de navegante. En cuanto el barco llegó a aguas más seguras, se llevaron a Kilpatrick en una balsa hinchable. El Amer Spor One terminó tercero.

Récord del mundo de velocidad

Fernando Echávarri y Roger Nilson, con el Telefónica Negro. ampliar foto
Fernando Echávarri y Roger Nilson, con el Telefónica Negro. VOLVO OCEAN RACE

El 16 de marzo de 2005 Nilson completaba su séptima Vuelta al Mundo a vela. Esta vez, a bordo del Orange II, un gran catamarán diseñado para la competición oceánica. Un barco de 36,80m de eslora y 45m de mástil, uno de los veleros más rápidos del mundo. En enero de 2004 hubo una primera tentativa, pero no lo consiguieron. A principios de 2005 volvieron a intentar batir el récord de la vuelta alrededor del mundo sin escalas. Lo lograron: 50 días, 16 horas, 20 minutos y 4 segundos.

La última participación de Roger Nilson en la Volvo Ocean Race fue como navegante del Telefónica Negro en 2008-09. El holandés Bouwe Bekking, capitán del equipo español Telefónica, le llamó en octubre de 2007, preguntándole si quería ser el responsable de comunicación del Telefónica Azul. Nilson no aceptó y Bekking volvió con una oferta para ser el navegante del Telefónica Negro, que aceptó. “Realmente no esperaba volver, a lo mejor es adicción", diría poco después. Nilson completó su séptima participación con una merecida victoria en la última etapa. “Lo echaré de menos”, declaraba, “pero es el momento que a mis 60 años me tome un descanso”. Dos meses después, el legendario navegante, cambiaba de opinión: "Si me lo proponen estaré en mi octava Volvo Ocean Race".

Hoy, el círculo se cierra, y Nilson reconoce que no hay mucha aventura en viajar en metro hasta el hospital donde trabaja.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información