Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos muertos en las obras del estadio de São Paulo en el que arrancará el Mundial

El desplome de una grúa ha provocado el derrumbe de un sector de la grada del nuevo campo de São Paulo

Aspecto del estadio Itaquerão tras el derrumbe. AP

Un accidente mortal en el estadio que se estaba levantando en São Paulo (Brasil) para celebrar la apertura del Mundial 2014 de fútbol ha sembrado la inquietud en el país, especialmente en los organizadores del torneo y los sindicatos. Dos trabajadores fallecieron al desplomarse una grúa que estaba colocando una enorme estructura metálica en el fondo este del Arena Corinthians, una obra cuya entrega estaba prevista para el ultimo día de diciembre. El siniestro ha provocado que el servicio municipal de Defensa Civil haya paralizado las obras (se ha cerrado el 30% del espacio en construcción), que ya estaban concluidas en un 94%. De momento, no hay fecha para la reanudación de los trabajos ni tampoco se conocen las causas del accidente. El comité organizador considera vital para el desarrollo del evento que seis de los estadios estén acabados para final de año.

El siniestro ha vuelto a llevar el foco de atención del país a las obras para el Mundial, que comienza en junio. Dos trabajadores ya habían muerto en las obras de otros estadios que se están levantando para el campeonato: un obrero pereció en junio de 2012 al caer de una altura de 30 metros en el estadio Mané Garrincha (Brasilia), y otro falleció al precipitarse desde una altura de cinco metros en el Arena Amazônia, en Manaos.

“Las obras del estadio ya estaban acabadas al 94%, pero ahora habrá que rehacer los cálculos de entrega de la obra porque, además de la retirada del escombro y la reparación del tramo perjudicado por la caída de la estructura, habrá que comprobar si hubo daños estructurales en la zona de las gradas", afirmó José Roberto Bernascon, presidente del Sindicato Nacional de Arquitectura y de la Ingeniería (Sinaenco). Esta central, que tiene delegados en las 12 ciudades que serán sedes del Mundial y realiza un seguimiento mensual de los proyectos relacionados con la competición, se mostró convencido de que el plazo de entrega del Arena Corinthians, que concluye el 31 de diciembre, está seriamente comprometido.

La FIFA, por su lado, emitió un comunicado en el que asegura que seguridad de los trabajadores es su "máxima prioridad”. “Sabemos que la seguridad de todos los trabajadores ha sido siempre de suma importancia para todas las constructoras encargadas de la edificación de los 12 estadios de la Copa”, añade en su nota. Por su lado, la empresa constructora Odebrecht TransPort, también lanzó un comunicado en el que no ofrece de momento las causas que provocaron el desplome y asegura que todos sus esfuerzos están concentrados en prestar ayuda a las familias de las dos víctimas. Ayer por la mañana, la Odebrecht TransPort, una de las consctructoras más importantes en el sector de las infraestructuras, había conseguido un suculento contrato para construir un tramo de 850 kilómetros de una carretera que atraviesa Mato Groso.

Presupuestada en 855 millones de reales (370 millones de dólares), incluyendo las estructuras extraíbles, el Arena Corinthians acogerá, además del partido de apertura del Mundial, otros cinco encuentros del torneo. El estadio, que tiene el nombre del equipo que lo utilizará tras el evento mundialista, ya se vio envuelto en una polémica desde que se anunció su construcción, en detrimento del estadio del Morumbi, del rival São Paulo. La prensa y algunas autoridades cuestionaron la alta inversión destinada a dicho campo, cuando el Morumbi podía haber sido reformado a menor precio. El expresidente del país, Luiz Inácio Lula da Silva, es un notorio hincha del Corinthians.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información