Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pasaporte biológico en el Bayern

La FIFA inaugura con el conjunto alemán el control de los parámetros sanguíneos de los futbolistas

Contento, Jerome Boateng, Alaba, Götze y Javi Martínez, en un entrenamiento del Bayern Múnich. Ampliar foto
Contento, Jerome Boateng, Alaba, Götze y Javi Martínez, en un entrenamiento del Bayern Múnich. afp

La FIFA ha anunciado que en los próximos meses un equipo de expertos visitará sin previo aviso a los equipos europeos para extraer muestras de sangre y orina a los futbolistas con las que elaborar el llamado pasaporte biológico. El Bayern de Múnich, dirigido por Josep Guardiola, ha sido el primero en probar la nueva estrategia, según desveló este jueves el director médico de la organización, Jiri Dvorak, en la conferencia de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en Johannesburgo. La semana pasada expertos de la FIFA acudieron sin cita a un entrenamiento de los alemanes y el club respondió colaborando con las peticiones requeridas.

Antes que el fútbol, el ciclismo, el esquí de fondo, el atletismo, el patinaje de velocidad y el tenis ya habían puesto en marcha sus programas de pasaporte biológico, en el que quedan registrados a lo largo de los años los principales parámetros esteroideos y hematológicos de los deportistas. Después de un estudio estadístico se puede saber si en los datos extraídos de una media docena de análisis anuales se producen desviaciones extrañas que podrían ser indicio de dopaje sanguíneo o con anabolizantes.

Leo Messi y Neymar, por ejemplo, ya cuentan con su propio pasaporte, así como futbolistas del Chelsa y del Santos, porque la FIFA los registró durante el Mundial de clubes en 2012. El objetivo de la FIFA es tener retratados biológicamente a los jugadores antes de que empiece el Mundial de Brasil 2014, para disponer así de sus niveles naturales y compararlos con los resultados que se obtengan de las analíticas una vez empiece la competición. “De esta manera se obtendrán los parámetros de hormonas y hemoglobina en la sangre” de cada deportista, según detalló Dvorak, y en caso de que haya una ingesta ilegal se verá reflejada y dificultará los argumentos de la defensa basada en que son niveles normales para el deportista cuestionado. La orina y sangre recogidas en Brasil tendrán que ser analizadas en un laboratorio de la ciudad suiza de Lausana, porque el laboratorio de Río de Janeiro, la ciudad olímpica de 2016, ha sido suspendido por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y no estará rehabilitado aún cuando el Mundial arranque. Dvorak ha evitado cifrar el coste de ese transporte aéreo en las siguientes 24 horas a la toma de la muestra y sólo ha señalado que realizar las pruebas supondrá un gasto cercano al millón de dólares, unos 750.000 euros.

Messi y Neymar ya cuentan con su propio registro de los valores fisiológicos

Donde los positivos por dopaje han levantado más polémica ha sido en el atletismo y el ciclismo. Precisamente, la Unión Ciclista Internacional ha firmado un acuerdo de colaboración con la AMA para promover una futura investigación que arroje luz sobre los numerosos viejos escándalos. La comisión podría contar con la presencia de uno de los causantes del problema, el estadounidense Lance Armstrong, desposeído de los siete Tours que ganó, tras confesar haberse dopado. El lunes, el presidente de la AMA, John Fahey, apuntó que la investigación empezaría “en las próximas semanas” y auguró que tendría unos resultados acorde con el nuevo Código Mundial Antidopaje que la entidad prepara para 2015.

Jamaica también ha estado en el orden del día de la conferencia de Johannesburgo. La alarma saltó a mediados de este 2013, cuando medallistas de este país caribeño, como Asafa Powell y Veronica Campbell-Brown, dieron positivo en varios controles. En Johannesburgo, la organización antidopaje jamaicana y la AMA han llegado a un acuerdo para revisar la normativa actual y la ministra de Deportes, Natalie Neita-Headley, ha anunciado una inversión de ocho millones de dólares jamaicanos suplementarios para poner al día las instalaciones y contratar más personal. En este apartado, la USADA, la agencia de Estados Unidos, se ha prestado a ayudar a los jamaicanos para resolver el problema de dopaje. Mientras, los delegados de la AMA esperan las explicaciones de la delegación de Kenia, que debe afrontar positivos entre sus atletas más laureados. El país africano se comprometió a entregar sus conclusiones hace un año.

La conferencia contra el dopaje concluye hoy con la aprobación del nuevo Código Mundial Antidopaje, que contempla aumentar de dos a cuatro años de supensión el castigo en los positivos intencionados y sancionar a entrenadores y personal cercano al atleta que se pruebe que consumió productos prohibidos. El encargado de poner en marcha la nueva normativa será el actual vicepresidente del COI, el escocés Craig Reeddie, que sustituirá al australiano John Fahey, en la presidencia de la AMA desde 2007.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información