Spencer: “Márquez es muy intenso, tira y tira”

El excampeón del Mundial destaca la perseverancia y la capacidad de sobreponerse del joven piloto español

Marc Márquez y Freddie Spencer.
Marc Márquez y Freddie Spencer.ALPINESTARS

A Freddie Spencer (Louisiana, EEUU; 1961) lo que más le gustaba cuando empezó a competir, recuerda ahora en su madurez, eran los viajes con su padre recorriendo los Estados Unidos y los atracones de galletas Oreo en la camioneta. ¿Qué hace un chico de Louisiana por aquí?, escuchaba a menudo. Aunque su carrera en el Mundial de motociclismo fue corta, empezó tan chico a ensuciarse de barro por los circuitos de su país que se sintió mayor cuando se retiró a los 26. Hace 30 años se convirtió en el piloto más joven en ganar el título de 500cc, con 21 años y 258 días. A la espera de Márquez.

Pregunta. Solía decir que nació para correr, ¿cómo encuentra alguien así la felicidad sin carreras?

Respuesta. Las motos me enseñaron a confiar en mí mismo. Es fácil, en cuanto llega una oportunidad tienes que tomarla. La clave es creer, confiar en lo que uno siente. Yo siempre lo hice. Cuando era un niño iba con mi hermano y mi padre a las carreras: me recuerdo con cuatro años en un circuito y simplemente supe que estaba hecho para aquello. Al poco tiempo, tuve mi primera moto.

P. ¿Por qué dice que ir en moto era para usted una experiencia individual?

Con apenas 12 años, le dije a mi padre que quería participar en una carrera. Al llegar al circuito era el único menor de 20 años

R. Me hacía abrirme, me ayudaba a mirar hacia delante, a confiar en lo que sentía. Las motos me ayudaron a entender muchas otras cosas en mi vida. Cuando tenía 17 años vi un programa del Gran Premio de Gran Bretaña. Salía Mr. Honda [Soichiro Honda, fundador de la compañía del mismo nombre] con la moto de carreras de 1979, que fue un desastre. Sus pilotos fracasaron con esa NR500, pero fue precisamente al ver aquel programa que supe que algún día correría para Honda. Yo corría con una Kawasaki aquel año en el AMA Superbike, y cuando quisieron que firmara la renovación no pude. Todo el mundo me decía: ‘Tienes que firmar, es una gran oportunidad’. Pero yo tenía la sensación de que no debía hacerlo. Y un día, solo tres meses después de ver aquel programa de televisión, el teléfono sonó y era Honda. Ni siquiera pregunté cuánto dinero iba a ganar. Y de lo que la gente no es consciente ahora que Honda es una fábrica tan poderosa es de que entonces ni siquiera tenían una moto de carreras. Pasé dos años más en Superbike esperando a que tuvieran una moto de Gran Premio para el Mundial.

Su palmarés

Freddie Spencer (20 de diciembre de 1961, Louisiana, EEUU) empezó a correr profesionalmente en 1979 y su último Mundial fue en 1988. Corrió con Honda y Yamaha.

- Consiguió 27 victorias en 72 carreras.

- Sumó 24 vueltas rápidas, 33 poles y 39 podios.

- Fue el campeón de la categoría reina más joven, con 21 años y 258 días, en 1983, con Honda.

- En 1985 consiguió en la misma temporada los títulos de 250 y 500cc, también con Honda.

Freddie Spencer, en 1985 en el GP de Francia.
Freddie Spencer, en 1985 en el GP de Francia.EMILIO PÉREZ DE ROZAS

P. ¿Es cierto que se hizo pasar por un chico de 16 años desde los 14 para poder competir?

R. Muy cierto. Cuando empecé a correr no había ningún otro niño de mi edad compitiendo. No había ningún programa para jóvenes talentos, nada. ¿Sabe como supe que debía correr? Porque vi en la contraportada de la revista Cycle News una foto de Kent Anderson, que ganó el Mundial en el 73 y el 74. En cuanto vi la oportunidad de participar en una carrera, solo unas semanas después, con apenas 12 años, le dije a mi padre que tenía que intentarlo. Al llegar al circuito comprobamos que era el único menor de 20 años. Así empecé a correr.

P. Se retiró pocos años después de ganar los mundiales de 250cc y de 500cc en 1985, además de triunfar en Daytona. ¿Le pasó factura competir en tantas competiciones diferentes?

R. Había estado corriendo durante prácticamente 19 años y una muñeca básicamente dijo basta. Pero entonces, al mismo tiempo que el físico fallaba, empecé a sentir que mi carrera estaba a punto de terminar después de aquel 1985. No sé qué fue pero algo me llevó a intentar lograr aquellos dos títulos el mismo año. Tenía la sensación de que no duraría mucho más. Y acerté.

P. Ese récord ya nadie se lo quitará.

Márquez no ha tenido un año fácil. Ha tenido accidentes,  rifirrafes... Pero el domingo, en carrera, hace sus deberes

R. Nunca se sabe. El de campeón más joven es muy posible, pero el de los dos títulos en el mismo año no es tan fácil. Solo Kenny lo intentó y no pudo.

P. ¿Qué importancia le daban al físico entonces?

R. Cuando yo corría empezábamos a entender la relevancia que tenía para nuestra carrera la preparación física, y eso influye en la longevidad del piloto. Pero, aunque yo me retiré joven, también empecé muy joven. Me entrené duro para aquel 1985. Y también para volver al año siguiente, aunque no fue bastante. No sabíamos nada de entrenamientos o de dietas.

P. Su punto fuerte eran los cambios de dirección. ¿Eso es talento, trabajo o físico, como dice Pedrosa, obligado a ser así de fino por su menudo cuerpo?

R. Se trabaja, claro. Lo que hace Dani es utilizar de la mejor manera posible las habilidades de la moto. Es lo mismo que yo hacía desde niño. Yo también era pequeño, además siempre llevaba motos más grandes, así que aprendí cómo levantar mejor la moto. Solo dejaba que la máquina trabajara por mí. Siempre pilotaba muy relajado, tomaba el manillar de manera muy ligera. Era todo cuestión de sentir la moto. Lo trabajaba en el patio de casa desde pequeño. Cada día, desde los cinco a los 15 años, pilotaba entre cuatro y cinco horas; en Shreveport teníamos dos acres de terreno para rodar.

P. En 1983, su segundo año en 500cc, peleó con Kenny Roberts por el título y le ganó un duelo muy reñido. ¿Encuentra alguna similitud con este campeonato y la pelea entre Lorenzo y Márquez?

R. Sí, las hay. Creo que lo más interesante de la comparación es que yo hice que Kenny fuera todavía mejor. Y eso es lo que creo que esta haciendo Márquez con Lorenzo, que ha elevado su nivel de tanto que le aprieta Marc. Eso lo hace todo más excitante.

P. Conoció a Márquez después de que se convirtiera en el piloto más joven en ganar una carrera y batiera uno de sus récords de precocidad. ¿Cuál fue su primera impresión?

Hice que Kenny Roberts fuera todavía mejor. Y eso es lo que creo que esta haciendo Márquez con Lorenzo, que ha elevado su nivel de tanto que le aprieta Marc

R. Que es muy intenso. Como yo. Además, es muy consciente de todo, de lo que hace, de lo que hicimos, de lo que tiene que ser capaz para alcanzar nuestro nivel. Fue fantástico conocerle. Me pareció un chico fantástico.

P. ¿Qué es lo que más le gusta de él?

R. Admiro su habilidad, su perseverancia, la capacidad que tiene para recuperarse. No ha tenido un año fácil. Ha tenido accidentes graves, algunos rifirrafes... Pero el domingo, en carrera, hace sus deberes. Eso es una muestra de su capacidad de superación. Respeto mucho eso.

P. ¿También opina usted que es demasiado agresivo en la pista?

R. Mucha gente ha hablado sobre su agresividad, pero esa agresividad viene, precisamente, de su intensidad, de la manera que tiene de vivir las carreras. Si te fijas en él cuando está en la parrilla los domingos antes de la carrera cuando se le acerca la cámara ni siquiera la ve, de tan concentrado que está. Esa es su manera de pilotar y es eso lo que le permite hacer todo lo que hace. Jorge es completamente diferente, en la pista y en su forma de ser. Yo respeto a Jorge; es increíble, un piloto muy talentoso, con un estilo tan fino, más como yo era. Pero yo entendía las carreras del mismo modo que lo hace Marc.

P. ¿Debe respetar Márquez más a sus rivales como le han advertido otros?

R. Bueno..., es joven todavía. Tendrá que resolver los problemas que ha tenido con Dani y con Jorge, pero... creo que él sale a la pista y solo tira y tira. Esa es su habilidad especial, es esa intensidad de la que hablaba. Eso le permite tener el éxito que tiene.

La ocasión de que alguien rompa mi récord de precocidad  es  fantástico. Es genial que llegue alguien así de fuerte

P. ¿Le da mucha, poca o nada de rabia que Márquez pueda superar su hazaña?

R. Absolutamente nada. La ocasión de que alguien rompa mi récord de precocidad como campeón del mundo más joven es algo fantástico. Es genial que llegue alguien así de fuerte, con esa influencia que él tiene, que suba el nivel, que pueda cambiar las cosas. Si llega alguien que puede romper mi récord es porque tiene todo eso, es lo que yo quiero ver en el que me supere. Yo he mantenido el récord durante 30 años. Y antes que yo estuvo Mike Hailwood. Tener la oportunidad de ver a ese que pueda ser capaz de superarlo es genial. Además, él compite con Honda. En cierta manera, es como un compañero de equipo.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Redactora jefa de la sección de Deportes y experta en motociclismo. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS