Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rotaciones con el cronómetro

Martino cambia según los minutos jugados y el Barça no repite alineación en 13 partidos

Xavi intenta marcharse de De las Cuevas
Xavi intenta marcharse de De las Cuevas EFE

“En función de los minutos de partido sumados, con el equipo y en la selección, y atendiendo a las horas de viaje acumuladas, decidimos quién juega. Se trata de que los jugadores lleguen disponibles al momento decisivo de la temporada”, explica Martino, el entrenador del Barcelona, a quien no le ha temblado el pulso si al sumar minutos de competición el resultado le ha llevado a dar descanso al más pintón, es decir, a Messi.

De hecho, el único jugador del primer equipo que a día de hoy ha jugado todos los minutos de competición es Valdés. El resto, antes o después, han descansado desde que se inició la temporada, siempre atendiendo a los parámetros que manejan los preparadores físicos. Según explicó unas declaraciones de Elvio Paulorroso, el hombre de confianza de Martino en la preparación física, en una entrevista a Estadio 3, de Argentina: “Contabilizamos los minutos de juego de cada jugador y a partir de ahí evaluamos las necesidades del Tata y las necesidades del jugador para descansar, y se generan las rotaciones”.

Prima lo físico sobre lo futbolístico, y eso lleva a darle descanso hasta a Messi

En la práctica, Martino no ha repetido una sola alineación desde que comenzó el curso, lo que demuestra el mimo con el que ha tratado a sus hombres en 13 partidos. Una idea muy parecida a la que puso en práctica Guardiola durante su primera temporada al frente del Barça, especialmente en el caso de Messi, que nunca encadenó tres partidos completos sobre el campo. “En el caso de Messi las rotaciones fueron cuestionadas y luego aceptadas”, reconoce Paulorroso, que destaca la colaboración de La Pulga a la hora de asumir las decisiones: “Messi es un ser extraordinariamente ubicado y entiende absolutamente todo. Es un pibe que quiere jugar siempre, pero el Tata hace bien en sacarle cuando el partido está definido, así le ahorramos minutos, ya que el término del año pasado jugó entre 70 y 80 partidos, lo que es una barbaridad y hay que tomar precauciones”.

A nadie le gusta descansar, pero lo entendemos”, añade Busquets

Entre la administración de los minutos y que se ha perdido dos partidos por lesión, Messi no aparece en el once tipo del equipo en la Liga. Valdés ha disputado todos los minutos; 810 la Liga, 180 en la Champions y 180 en la Supercopa. A partir de ahí, aparece Piqué, que hasta el pasado sábado no había tenido un solo día de descanso desde el inicio de curso. En defensa, las lesiones han tenido mucha más trascendencia que en otras líneas, ya que Piqué ha estado muy exigido por la ausencia de Puyol y la baja de Mascherano y también la ausencia de Alba ha repercutido en los minutos jugados por Adriano. Por el contrario, en el centro del campo, Busquets, Xavi, Iniesta y Fábregas se reparten los minutos de manera casi idéntica, desde los 550 minutos de Liga de Busquets y los 663 que acumula Xavi, sustituido en El Sadar cuando mejor jugaba porque le tocaba de acuerdo al plan de Martino, que procura ser justo a partir de la hoja de cálculo. Ahora prima lo físico sobre lo futbolístico.

“Las rotaciones nos benefician”, dice Adriano. “A nadie le gusta descansar, pero lo entendemos”, añade Busquets. “El año pasado llegamos machacados al final y sirve de lección”, sostiene Fábregas. “Es un buen sistema”, defiende Neymar, titular en seis de los nueve partidos de Liga.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información