Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Oracle acaricia la remontada

La embarcación estadounidense, que el miércoles pasado cedía 1-8 con el New Zealand, iguala 8-8 y buscará el triunfo en la última regata

La tripulación del Oracle, tras cruzar la línea de meta. Ampliar foto
La tripulación del Oracle, tras cruzar la línea de meta. AP

El Oracle estadounidense mantiene vivo su sueño en la 34ª edición de la Copa del América tras apuntarse su séptimo triunfo consecutivo y poner el 8-8 en el marcador ante el Emirates New Zealand, que tras acariciar el triunfo final ve cómo los estadounidenses están ya al acecho y se lo jugarán todo en la última regata (madrugada del miércoles). Los kiwis mandaban por un contundente 8-1 el pasado miércoles, estando por tanto a una sola victoria de conseguir la Jarra de las Cien Guineas, triunfo que además los de Dean Barker estuvieron a punto de lograr el pasado viernes

Por fin, el martes, después de muchos días el New Zealand ganaba la salida, concretamente en la prueba 18, las cosas pintaban menos mal que en las anteriores. Los kiwis alcanzaron en cabeza la primera boya del recorrido y completaron el primer tramo de popa por delante de los norteamericanos. Aún tenían esperanzas.

La regata de la mañana había sido un completo fracaso para ellos: Oracle les pilló en la presalida, les abordó, les penalizó, les dejó parados, arrancó y se puso 300 metros por delante, todo ello en un minuto escaso. Los neozelandeses intentaron contraatacar y por momentos parecían navegar casi tan rápidos como el Oracle, se les veía mejor que en las anteriores jornadas, pero solo fue un espejismo.

A veces es necesario tener la pistola apuntándote para lograr más unión en el equipo

James Spithill, patrón del Oracle

Ya en la prueba de la tarde, con una buena brisa de entre 16 y 20 nudos, los kiwis encaraban el tramo de ceñida con una cierta ventaja sobre el Oracle, pero seguro que notaban que algo no marchaba bien y en el primer cruce, con preferencia de paso para el barco neozelandés Dean Barker decidió virar a sotavento de los norteamericanos y el desastre se confirmó. El Oracle pasó al Team New Zealand y se escapó de forma escandalosa, al final casi un minuto de ventaja en la línea de llegada, lo que son más de 1.000 metros de distancia, la mayor de toda la serie.

Esta 34 edición de la Copa América está teniendo dos tramos muy distintos, en la primera parte dominaron los neozelandeses de punta a rabo y cuando todo parecía decidido resucitaron los norteamericanos y lo hicieron a lo grande. En estas dos últimas pruebas se han mostrado aún más superiores que en las anteriores, realmente son más rápidos en cualquier rumbo y con cualquier viento, además ya no fallan ninguna maniobra. Por el contrario, los kiwis no parecen ni la sombra de sí mismos, no paran de cometer errores tácticos y se muestran sensiblemente más lentos que sus rivales.

Aunque todo puede pasar en la prueba 19 mucho se tienen que torcer las cosas para que el Oracle no retenga su Copa

"Nosotros creemos que podemos ganar, hemos sabido que podemos ganar durante mucho tiempo, pero una cosa es hablar de ello y otra cosa es hacerlo", ha afirmado Dean Barker, patrón del equipo neozelandés. "Hemos llegado a un punto en el que tal vez no estamos siendo tan fuertes como tenemos que ser. Es duro porque estamos haciendo todo lo que podemos y nunca nos hemos rendido, pero Oracle lo está haciendo todo bien", ha reconocido. "Ahora nos queda una oportunidad y tenemos que hacerlo todo bien y navegar lo mejor que podamos. Tenemos la confianza de que aún podemos ganar, no debemos bajar la cabeza".

 "Vamos a seguir navegando como lo estamos haciendo y sin ahorrar ya ninguna energía para lograr el triunfo", ha advertido James Spithill, el patrón del Oracle, quien en el 2010 se convirtió con 30 años en el patrón más joven en ganar la Copa. "Lo más emocionante para mí es ver cómo este equipo se ha convertido en un bloque compacto, unido por un objetivo. A veces es necesario tener la pistola apuntándote en la sien para lograr más unión. En esta situación o te pones de rodillas o miras de frente al cañón que te apunta y resistes. Creo que cada día hemos dado un paso más adelante".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información