Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Djukic: “Siento una gran tristeza”

El técnico reconoce que su equipo ofrece una pésima imagen y no sabe cómo cambiar la dinámica

¿Teme por su cargo? “Temo por la imagen que estamos dando, siento una tristeza muy profunda. Tenemos una gran calidad, pero el equipo no está ni ofensivamente sólido ni defensivamente seguro", expuso, aparentemente sereno, el entrenador serbio del Valencia, Miroslav Djukic, si bien reconoció que no sabe cómo revertir la dinámica. “Nadie tiene la varita mágica para arreglar esto. Lo único que uno puede prometer es trabajo. No puedo prometer nada. Hay que empezar de cero. Resetear la cabeza de los jugadores”. ¿Y si fuera director deportivo? “Analizaría la situación y tomaría alguna decisión”.

No soy el bueno de la película. La presión es enorme, jugadores de tanta calidad que no pueden dar tres toques, la situación puede con ellos. No he sabido dar con la tecla"

Durante y después del partido, la hinchada más radical cargó contra los jugadores, que retrasaron su salida del estadio para evitar incidentes, y perdonó al técnico, pero este no se sintió indultado. “Soy máximo responsable del equipo. No soy el bueno de la película. La presión es enorme, jugadores de tanta calidad que no pueden dar tres toques, la situación puede con ellos. No he sabido dar con la tecla”.

“Anímicamente”, continuó Djukic, “está muy mal el equipo sobre todo con el balón, le cuesta dar tres toques seguidos. ¿Soluciones? Seguir trabajando porque no queda otra. Es imposible seguir compitiendo recibiendo tres goles por partido. El camino pasa por recuperar la solidez defensiva”.

Tras ganar apuradamente el primer encuentro de Liga ante el Málaga (1-0), el Valencia de Djukic lo ha perdido todo: frente al Espanyol, el Barça y el Betis en Liga; y contra el Swansea en la Liga Europa. Más allá de los resultados, la imagen del equipo ha sido patética.

“Fue un partido fantástico”, respondió Michael Laudrup, el técnico danés del Swansea. “Lo dominamos de principio a fin y pudimos marcar más goles”, añadió, sin olvidar dedicar la “gran noche” a los cientos de aficionados galeses desplazados a Valencia. “He tenido grandes experiencias en el fútbol, pero esta es muy importante para mis jugadores, para darse de cuenta de que pueden competir contra grandes clubes. Nadie esperaba que le marcáramos tres goles al Valencia en Mestalla”, remató Laudrup, elegante al ser preguntado por su devastado rival. “Cuando llegas con mucha presión y te expulsan a un jugador a los 10 minutos, es muy difícil”, explicó Laudrup, que tuvo empatía con su colega, Djukic: “Se sentirá fatal. Cuando pasan estas cosas, estás solo. Pero si eliges ser entrenador, sabes que esto puede suceder”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información