Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ilusión también se mide

Pau Gasol recalca las “ganas” por acoger los Juegos: “Estamos demostrando que tenemos un sueño y que no arrojamos la toalla”

Pau Gasol, ayer en su conferencia de prensa en Buenos Aires.
Pau Gasol, ayer en su conferencia de prensa en Buenos Aires. ap

Si hay una palabra opuesta a crisis, esa es ilusión. Y esa fue la que Pau Gasol, representante de los deportistas españoles a la hora de defender la candidatura, se encargó de incrustar ayer en casi todas las respuestas a las preguntas que le plantearon en una multitudinaria conferencia de prensa. Frente al nubarrón de la crisis económica que atenaza a España desde hace seis años, la candidatura madrileña, que competirá contra Tokio y Estambul, intenta transmitir una imagen de optimismo y esperanza.

Para eso acudió a Buenos Aires el pívot de los Ángeles Lakers y mejor jugador del baloncesto español. Llegó procedente de Irak, donde visitó un campo de refugiados como embajador de Unicef, respondiendo a todo tipo de preguntas. Lo hizo con aplomo, sin que le temblara la voz en ningún momento, por más peregrina que fuese la pregunta. ¿Qué se opina en Cataluña sobre la candidatura madrileña? “La mayoría de la gente está muy ilusionada con esta candidatura”. ¿Qué le dice a Gasol la gente en Madrid? “Todo el mundo con el que he entrado en contacto en Madrid, y sobre todo en España, me ha transmitido su ilusión”.

“Nuestra candidatura es muy fuerte y no tiene riesgo”, afirmó el pívot catalán

¿Y cree que le vendrán bien a España unos juegos con la crisis que está atravesando? “Tener los Juegos en casa es una gran inyección primero para el deporte y también para la sociedad. Nos haría crecer a todos”. ¿Cuál será el principal mensaje que transmita? “Nuestro objetivo es transmitirle a los miembros del Comité Olímpico nuestras ganas y nuestra ilusión. Toda España está ilusionada. Estamos demostrando que tenemos un sueño, que no tiramos la toalla, que no abandonamos, y eso es muy importante. Nuestra candidatura es muy fuerte y no tiene riesgos”.

Daba la sensación de que Gasol se había aprendido demasiado bien el guion. Pero cuando llegaron las preguntas más inesperadas, se manejó con humildad y soltura. “Usted acaba de llegar de Irak, ¿qué opina sobre la situación en Siria?”. “Es muy complicada. Lo que sí veo es la repercusión que está teniendo en la infancia, en los refugiados que llegan desde Siria. Sobre cómo se resuelva, ojalá fuera sin violencia y sin más muertes. Pero no conozco de primera mano lo que está ocurriendo en Siria. Está más allá de mi conocimiento y de mi nivel”.

Dentro de pocas horas Pau Gasol tendrá que defender la candidatura de España frente a una centena de delegados olímpicos internacionales y ante cientos de millones de espectadores. ¿Está más o menos nervioso que cuando juega una final? “Son nervios diferentes. Ahora estoy tranquilo. Normalmente, los nervios no me suelen afectar y espero que en esta ocasión tampoco. Espero que se transformen en más emoción, más sentimiento”.

Después de Gasol compareció ante la prensa internacional el boxeador argentino afincado en Madrid, varias veces campeón de peso medio, Sergio Maravilla Martínez. El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, explicó que fue el propio boxeador quien se ofreció para defender la candidatura madrileña en Buenos Aires. Le preguntaron que cuál era el punto fuerte de Madrid. Y aprovechó para intercalar la palabra mágica: “España trae muchos años intentándolo. Y la ilusión ha ido creciendo”. Aludió también a las infraestructuras. Y sobre todo, “la generosidad, la calidez que ofrece el español, el madrileño”. “Yo encontré un nuevo hogar en Madrid, me sentí acogido”, afirmó.

“Yo encontré un nuevo hogar en Madrid”, dijo el boxeador argentino Maravilla Martínez

Horas después, los representantes de la delegación española se preparaban para iniciar el último ensayo general antes de la exposición final de mañana. ¿Tiene más opciones Madrid que Tokio y Estambul? Los responsables de la candidatura española se encogen de hombros. Y si contestaran tampoco serviría de mucho.

En octubre de 2009 le hicieron la pregunta del millón al entonces presidente de honor del COI y líder ejecutivo del organismo internacional durante 21 años, Juan Antonio Samaranch. Madrid competía entonces con Río de Janeiro, Tokio y Chicago. Y a Chicago lo defendía el presidente Barack Obama, que tras un año en el poder aún no había sufrido grandes desgastes. Cuando le preguntaron a Samaranch sobre las opciones de Madrid se mostró muy cauto. Y dijo que la asistencia de Obama pesaba bastante. Pocas personas en el mundo conocían mejor que él cómo funciona el Comité Olímpico Internacional. Sin embargo, Chicago fue la primera ciudad eliminada en las votaciones. Lo que quiere decir que hasta mañana a las cinco de la tarde en Buenos Aires, diez de la noche en Madrid, todas las apuestas no serán más que apuestas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información