Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Özil ‘paga’ la fiesta de Bale

Tras el astronómico desembolso por el extremo galés, el Madrid vende al centrocampista al Arsenal por 45 millones, la salida más cara de su historia ● Kaká regresa al Milan

Özil, en un entrenamiento con la selección alemana Ampliar foto
Özil, en un entrenamiento con la selección alemana EFE

El Madrid cerró anoche la venta de Özil al Arsenal por unos 45 millones de euros, más 4,6 en variables. El club de Chamartín selló con su traspaso la venta más elevada de su historia, después de Robinho al Manchester City en 2008 (43 millones). Esta vez, sin embargo, no se desprende de un futbolista sospechoso de falta de implicación sino de un profesional que, a sus 24 años, se encuentra en plena evolución. Özil posee unas cualidades técnicas y físicas que le convertían en único en la plantilla. Ningún otro media punta en el equipo disponía de la mezcla de habilidad, visión de juego y dinámica.

El padre del jugador, Mustafá, que ejercía de representante, pedía que le aumentaran el sueldo desde hacía meses. Özil cobraba cinco millones de euros netos y creía que se merecía aproximarse a los 10 de Cristiano. El club le ignoró por completo alegando que la falta de resultados de la última temporada lo inhabilitaban para semejante reclamo. Arsène Wenger, el mánager del Arsenal, le pagará ocho millones de euros netos convirtiéndole en la estrella del equipo londinense.

Guivalogui y Alderweireld desembarcan en el Atlético

El Atlético confirmó la llegada de Guilavogui, centrocampista defensivo procedente del Saint-Étienne, de 22 años. El francés, internacional absoluto de nuevo cuño, viene a reforzar el centro del campo y estampa su firma por cinco años. El conjunto de Simeone ya había fichado al central Alderweireld, de 24 años, procedente del Ajax, para sustituir a Demichelis, que vuelve a entrenarse bajo las órdenes de Manuel Pellegrini, en el Manchester City.

Afellay y Cuenca, con dorsal en el Barça. El Barcelona ha decidido dar dorsales al holandés Ibrahim Afellay (el número 19) y a Isaac Cuenca (23). Los dos futbolistas regresan de estar cedidos y no han podido ser traspasados como pretendía el club catalán. Ambos se encuentran lesionados, pero el Barcelona les ha dado ficha en espera de lo que pueda ocurrir en el próximo mercado invernal. Afellay, que fue operado de una lesión muscular crónica en el recto anterior del muslo derecho, jugó la pasada temporada en el Schalke 04 de la Bundesliga, e Isaac Cuenca lo hizo en el Ajax de Ámsterdam. El catalán se está recuperando de una lesión del menisco externo de la rodilla derecha, tras una operación el pasado 7 de junio.

Cheryshev, al Sevilla. Después de haber intentado el fichaje de un central ante las numerosas bajas por lesión que tiene Unai Emery, el entrenador vasco sorprendió a la dirección deportiva dirigida por Monchi con la petición del fichaje de Cheryshev, extremo zurdo del Castilla que llegó a debutar en el primer equipo del Madrid la pasada temporada en un partido de Copa frente al Alcoyano. Cheryshev llega cedido sin opción de compra, pues recientemente renovó con el Madrid hasta 2017. El Sevilla tendrá que abonar 250.000 euros si desea alinear al jugador ruso ante el Madrid en la Liga. Cheryshev se ha convertido en el fichaje número 13 de un Sevilla que se ha renovado de forma absoluta.

Cambios en Granada y Getafe. El club andaluz se hizo con los servicios de Pereira, del Mallorca y cedió a Siqueira al Benfica desde donde llega, tambien en préstamo, rumbo al Getafe el joven lateral Lisandro. El azulón Álvaro Vázquez sale cedido al Swansea.

Córdoba llega cedido al Espanyol. El Espanyol ha logrado la cesión con opción de compra del delantero colombiano Córdoba, del Querétaro. También llegó cedido Torje, cedido por el Udinese.

En los últimos días Özil había sentido que no tenía sitio en el Madrid, donde Isco y Bale aparecían como los nuevos protegidos del presidente, Florentino Pérez. Sospechó que además de conservar el salario congelado de la temporada pasada tendría dificultades para ingresar en el equipo titular y llegar al Mundial de Brasil del año que viene en condiciones. Özil es uno de los elementos fundamentales de la selección de Joachim Löw, equipo que aspira a levantar la Copa del Mundo. “Estoy emocionado de unirme a un club de la categoría del Arsenal y estoy deseando jugar en la Premier. Esto es algo grande para mi desarrollo como jugador, y, en especial, estoy deseando trabajar con Wenger”, comentó el alemán.

Con la venta del centrocampista, el Madrid completa una recaudación récord de 107 millones de euros este verano. Los 62 que desembolsó el Nápoles —10 millones por Callejón, 12 más por Albiol y 40 por Higuaín— más los 45 del Arsenal por Özil. La cifra solo encuentra parangón con la hucha que hizo el club blanco en 2009. Aquel año, para mitigar el fastuoso desembolso que supusieron las contrataciones de Cristiano, Kaká y Benzema (194 millones entre los tres) con las que Florentino Pérez emprendió su segundo mandato, vendió por valor de 98.

Curiosamente, también el brasileño Kaká abandonó ayer el Madrid, en su caso de regreso al Milan, equipo desde el que había llegado al Bernabéu en 2009 por 65 millones. Si el traspaso de Özil fue la salida más cara en el Madrid, Kaká se marchó gratis. El club blanco se ahorra únicamente la alta ficha del atacante brasileño, que ha aceptado rebajar sus emolumentos para volver a San Siro y tener así opciones de jugar el Mundial con su selección.

“Era el momento adecuado para abandonar el Real Madrid. Hice todo lo que pude allí, pero las cosas no estaban funcionando y cuando Ancelotti llegó y vi que tendría mucho menos hueco, sabía que era el momento adecuado para salir y regresar a casa, que es lo que estoy haciendo. Vuelvo a mi casa”, afirmó Kaká. “El dinero nunca fue mi primera motivación. Soy Kaká, tengo 31 años y quiero volver a disfrutar como lo hice con este equipo en el pasado. Después de unos momentos difíciles en Madrid, esto es muy bueno para mí”, añadió.

El Madrid también anunció la rescisión de contrato del guardameta Adán, que al quedar libre dispone de algunos días más para poder decidir su futuro. Adán jugó en sustitución de Casillas la pasada temporada por orden de Mourinho, anterior entrenador, pero el fichaje de Diego López en el pasado mercado invernal le ha cerrado todas las puertas. Adán ha jugado 18 partidos en el Madrid desde 2010 y llegó a quitarle la titularidad a Casillas en un partido de la pasada temporada jugado en Málaga. Su estreno se selló con una derrota y una actuación gris, para solo jugar luego un encuentro más.

Junto a la venta de Özil, el otro gran punto de interés del último día de mercado estuvo en la posible salida de Ander Herrera, del Athletic, rumbo al Manchester United. Dos representantes del conjunto británico estuvieron presentes por la tarde en la sede de la Liga, pero cuando parecía que el club inglés pagaría los 36 millones de la cláusula de Herrera, las negociaciones se rompieron, al parecer, por temas relacionados con el pago de impuestos. Después de intentar el fichaje de los barcelonistas Thiago y Cesc, el Manchester United se quedó también sin el medio del Athletic.

Özil, traspaso récord del Madrid

Özil, al Arsenal por 45 millones de euros.

Robinho, al Manchester City por 42 millones.

Higuaín, al Nápoles por 37 millones.

Anelka, al PSG por 31 millones.

Robben, al Bayern por 25 millones.

Owen, al Newcastle por 24 millones.

Makelele, al Chelsea por 24 millones.

Seedorf, al Inter de Milán por 24 millones.

Redondo, al Milan por 21 millones.

Sneijder, al Inter de Milán por 18 millones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.