Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGUNDA JORNADA | GETAFE, 2 - ALMERÍA, 2

Un pichichi inesperado

Rodri, que ya lleva tres tantos en dos jornadas, lidera a un Almería que concede el empate de penalti en el último tramo

Rodri dispara ante Lafita. EFE

Después de no cuajar en el primer equipo del Sevilla, de fichar por el Barcelona B y de ser cedido desde allí al Sheffield Wednesday y al Zaragoza, Rodri (23 años) parece haber encontrado en esta Liga el punto de inflexión que lleva tiempo buscando. No ganó el Almería, pero ha aparentado en estos dos primeros partidos de Liga que tiene registros para producir juego ofensivo. Con el que le hizo al Getafe, Rodri suma ya tres tantos en dos jornadas, el mejor goleador por el momento, favorecido su instinto por lo bien que mezcla con Suso. Fue este el que le leyó bien un desmarque a la espalda de la defensa del Getafe, muy vulnerable toda la noche con ese tipo de jugadas. No perdonó Rodri, que cruzó la pelota ante la salida de Moyá.

Suso, cedido por el Liverpool, también está en modo emergente, desde una visión de juego extraordinaria y una tremenda habilidad para el pase interior. A los dos los secunda un equipo bien armado y descarado en el que veterano Soriano le ofrece lo que demanda cada momento del juego. Lo mismo baja a ayudar en la salida de balón a dos mediocentros de buen manejo como Verza y Tébar, pero novatos en la categoría, que descarga el juego de espaldas o que aparece por el área para marcar, como hizo en el segundo tanto al cazar un rechace.

Formula el Almería una apuesta atrevida guiada por su técnico Francisco, tan joven como descarado en sus planteamientos. Durante muchos minutos su victoria no parecía peligrar. Pese a que Lafita había igualado al minuto el tanto de Rodri, el Getafe se vio muy superado y endeble hasta el último tercio del partido. Quiso empujar desde la acción individual y hasta que sus futbolistas más habilidosos no corrigieron ese individualismo no pudo agobiar al Almería. La hinchada azulona, irritada por lo que veía, cargó contra Luis García, al que protestó el cambio de Sarabia, su futbolista más activo. Fue Lafita el que arrancó el penalti a Rafita, que picó en la carrera y le derribó con una obstrucción de juvenil. Lo tuvo que ejecutar por dos veces Diego Castro para empatar un partido que fue más propiedad del descaro y las ideas claras en ataque del Almería.

GETAFE, 2; ALMERÍA, 2

Getafe: Moyá; Valera, Rafa, Alexis, Roberto Lago; Borja, Lacen (Pedro León, m 53); Lafita, Sarabia (Miku, m. 60), Diego Castro; y Colunga. No utilizados: Codina; Escudero, Míchel y Mosquera.

Almería: Esteban; Rafita Trujillo, Pellerano, Dubarbier; Tébar (Corona, m. 78), Verza; Suso, Soriano (Rubén Suárez, m. 68), Aleix Vidal; y Rodri (Óscar Díaz, m. 87). No utilizados: Ustari; Marcelo Silva, Christian y Kiu.

Goles: 0-1. M. 29. Rodri. 1-1. M. 31. Lafita. 1-2. M. 36. Soriano. 2-2. M.84. Diego Castro, de penalti.

Árbitro: Hernández. Amonestó a Suso, Rafa, Borja y Suso.

Unos 7.000 espectadores en el Coliseo Alfonso Pérez.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >