Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mireia entra en la pelea épica de los 1.500

La española logra su mejor marca personal y se clasifica con el cuarto mejor tiempo

Esta tarde nada la final de los 200 estilos

Belmonte, durante la serie preliminar de los 1.500 metros. Ampliar foto
Belmonte, durante la serie preliminar de los 1.500 metros. Getty

Mireia Belmonte hizo su mejor marca personal y se clasificó en cuarta posición para la final de 1500 metros de mañana. La prueba más larga de los campeonatos de carreras en línea acogerá una competición que se anuncia épica. La danesa Lotte Friis (15m49,18s), la estadounidense Kate Ledecky (15m49,26), y la chilena Kristel Kobrich Schimpl (15m54,30s), fueron las únicas en nadar por debajo de los 16 minutos en dos series preliminares que durante los primeros 500 metros salvaron a ritmo de récord mundial. En medio de la refriega se posicionó Mireia Belmonte con su mejor marca personal (16m00,31s). La española tendrá trabajo si quiere subirse al podio.

La nadadora catalana acabó exigida ante el temor de no clasificarse

“Estoy muy satisfecha por el tiempo”, dijo Mireia, que admitió que superar a la estadounidense se le antoja una tarea complejísima. “Ledecky es una máquina. Es impresionante como nada y la facilidad que tiene. He salido y he acabado lo más rápido posible porque las series han ido muy exigentes. Tenía que hacer mi mejor tiempo para estar en la final. Me he encontrado mejor que ayer porque he cogido bien el agua. A partir de los 900 metros he comenzado a apretar”.

Mireia acabó exigida ante el temor de no clasificarse. Nadará la final en la calle seis, junto a Ledecky, que intentará imponer el ritmo de carrera. Será un duelo vertiginoso, si se atiende a la progresión de los tiempos. En los Mundiales de Shanghai de 2011 se impuso Friis con una marca más larga que la que hizo hoy para clasificarse: 15m49,59s. Si los tres mejores tiempos de las preliminares del Palau se trasladasen a la final de Shanghai habrían ocupado el podio de 2011 al completo.

La presencia de Ledecky, una niña de 16 años que, hasta el momento, se ha convertido en la gran figura de estos Mundiales, ha encendido la competición. Jazzmin Carlin, la británica que había bajado de 16 minutos este año, ocupando el segundo mejor puesto del ránking, no pasó el corte. Carlin fue novena con 16m06,46s. El octavo lugar de la clasificación fue para otro prodigio prematuro, la china Xu Danlu, que con 15 años hizo una exhibición de técnica y completó los 1.500 metros en 16m05,59s.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información