Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 800 es de Paco Gil

Sus pupilos Kevin López y Luis Alberto Marco dominan la prueba y certifican sus billetes mundialistas

Kevin Lopez celebra su victoria en los 800m Ampliar foto
Kevin Lopez celebra su victoria en los 800m EFE

Paco Gil puede estar contento. Si ya sabía que Kevin López, el mejor de su grupo de entrenamientos en Sevilla, tenía asegurada la plaza mundialista ayer vio cómo otro de sus chicos, Luis Alberto Marco, aseguraba el segundo billete tras una carrera de 800m más tranquila de lo esperado para ambos. Alejandro Rodríguez y Alejandro Estévez, los otros dos aspirantes con mínima, asistieron impasibles al golpe de mano de los sevillanos que controlaron las dos vueltas al estadio, muy lentas (1m 47,96s), de principio a fin. Ganó el mejor, el subcampeón europeo en pista cubierta, el mejor ochocentista español de los últimos años.

Kevin López pesa tres kilos menos que el año pasado y luce un nuevo tatuaje con los aros olímpicos al final de la clavícula y la misma confianza de siempre. “Creo que estoy a tono”, dijo sonriente después de la victoria, que fue exactamente como esperaba: “Tenía en mi cabeza ponerme primero a falta de una vuelta. Estuviera Luis o cualquier otro”. Así fue. Y nadie pudo seguir su ritmo.

“El entrenador no nos dice nada”, explicó cuando se le preguntó si se había puesto de acuerdo con su compañero de entrenamientos a la hora de plantear la carrera. La táctica de Marco también fue sencilla: “He apretado hasta el final. Estaba más pendiente de seguir a Kevin que de lo que venía detrás”, dijo con la seguridad que le daba saber además que tenía mejor marca que sus rivales.

Los sevillanos son ya un clásico en el equipo español, cuya lista para los Mundiales dará a conocer mañana el seleccionador, Ramón Cid,y que rondará los 40 atletas, contando con los relevos. Entre ellos, otros clásicos como la saltadora Ruth Beitia y el velocista Ángel David Rodríguez, también campeones en Alcobendas. Al filo de las once de la noche se conocieron los últimos nombres, los de los obstaculistas, una de esas pocas pruebas donde había sobreabundancia de atletas con mínima de las buenas: cuatro. Ganó Ángel Mullera y estará con él en Moscú el joven Roberto Alaiz, segundo. El tercero en discordia lo decidirá el seleccionador entre el más rápido del año, Merzougui, si es que la caída de ayer tras tropezar en un obstáculo que le obligó a abandonar no acaba en nada grave, y Sebastián Martos, tercero en la meta.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información