Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Especial Fórmula 1

Hamilton logra su primera victoria con Mercedes

El británico, que salía desde la 'pole', se impone en Hungaroring por delante de Raikkonen y Vettel

Alonso termina quinto

Hamilton celebra la victoria en Hungría Ampliar foto
Hamilton celebra la victoria en Hungría AFP

La calidad de Lewis Hamilton al volante está fuera de toda duda. Sus problemas de la pasada temporada en McLaren quedan ya olvidados, después de que el piloto británico lograra en Hungría su primera victoria con su nuevo equipo, Mercedes. Hamilton, de 28 años, consiguió así su 22ª victoria, la tercera del año para el equipo alemán, que hasta ahora había subido a lo más alto del podio dos veces en Mónaco y en Gran Bretaña… siempre de la mano de Nico Rosberg. Hamilton, que salió desde la pole position, mantuvo siempre la carrera bajo control y acabó por delante de Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel.

Fernando Alonso concluyó quinto, por detrás también de Mark Webber, que había salido en décima posición, pero que acertó en la elección inicial de neumáticos duros y ganó muchas posiciones en el primer stint. El español se mostró decepcionado. “No nos funcionaba la bomba del agua del piloto, pasé un poco de sed”, comentó Alonso. “No íbamos rápido ni con las duras ni con las blandas. Fue una pena. La vuelta de la clasificación fue un auténtico milagro. Y hoy hemos podido constatar que nos falta mucho. Habría querido recortar , pero no es posible. La superioridad de Red Bull es aplastante. Y lo mismo ocurre con Mercedes y Lotus. Hay demasiados equipos por delante y, en estas condiciones, luchar por el Mundial es un milagro. Llevamos cuatro años entre medio y un segundo más lentos que Red Bull. Seguiremos ahí hasta el final, pero preferiría luchar de tú a tú con ellos. Y eso es lo que intentaremos resolver este verano”.

Las estrategias fueron realmente variadas. Hamilton fue a tres paradas, al igual que Vettel, Webber y Alonso. En cambio, Raikkonen fue a dos y arriesgó mucho

La carrera fue espectacular desde la misma salida. Hubo una lucha feroz para ganar posiciones de la que Rosberg fue quien salió perdiendo. El alemán cedió tres posiciones. Las ganaron Alonso y Massa, que superó a Raikkonen, y el finlandés. Por delante, Hamilton salió como una flecha, mientras que Vettel y Grosjean le siguieron y cerraron la puerta a sus perseguidores. Así se mantuvo la carrera durante las nueve primeras vueltas, momento en que Hamilton decidió inaugurar su taller para cambiar neumáticos. Fue el primero, porque los demás esperaron todavía dos vueltas más (Vettel), tres más (Alonso) y cuatro más Grosjean y Raikkonen.

La estrategia de Hamilton resultó la adecuada, puesto que la repitió en el segundo cambio de gomas y cuando concluyó el tercero se colocó líder con una ventaja de más de 10 segundos sobre sus más inmediatos perseguidores, Vettel y Raikkonen. Las estrategias fueron realmente variadas. Hamilton fue a tres paradas, al igual que Vettel, Webber y Alonso. En cambio, Raikkonen fue a dos y arriesgó mucho, porque llegó a las últimas vueltas con los neumáticos ya muy machados y con unas prestaciones notablemente reducidas.

En Hungría, Mercedes dio un paso adelante. No solo volvió a confirmar su excelente funcionamiento en la clasificación –Hamilton salió el primero-, sino que en carrera fue capaz de mantener un ritmo endiablado de principio a fin. Ross Brawn, que ya ha anunciado que la próxima campaña dejará las riendas del equipo en manos de Paddy Lowe, parece haber entendido al fin el comportamiento de los neumáticos y ahora sabe cómo conservarlos mejor, incluso en una situación de calor extremo como la de Hungría -50 grados-.

Las evoluciones aplicadas al Ferrari no acaban de ofrecer los resultados esperados

En Ferrari, en cambio, persisten los problemas. Las evoluciones aplicadas al coche no acaban de ofrecer los resultados esperados y eso les condena a ir por detrás de los Red Bull, los Mercedes e incluso los Lotus. Alonso no está contento. Pero está en Ferrari y se calla. Acepta la situación y lucha en cada cronometrada y en cada carrera para no perder el tren del campeonato. Hungaroring fue un nuevo eslabón en su batalla con Vettel. Su objetivo era restarle puntos, pero el resultado le llevó a todo lo contrario. Alonso acabó quinto, dos puestos por detrás de Vettel, que ahora aumenta su ventaja y la sitúa en 39 puntos. Incluso Raikkonen logra superar a Alonso y colocarse segundo en la clasificación del Mundial con un punto de ventaja sobre el español.

Las armas siguen en alto, el verano servirá como un bálsamo para todos los equipos y también para Ferrari que intentará resolver sus problemas en el túnel de viento y recuperar el tiempo perdido para darle a Alonso el coche que necesita para poder seguir optando al que sería su tercer título Mundial.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información