Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Melanie Costa se postula para la medalla

La mallorquina nada esta tarde la final de los 400 metros libre con el segundo mejor tiempo y tras batir el récord de España

Melanie Costa celebra su marca. Ampliar foto
Melanie Costa celebra su marca. AP

“¡He pegado un grito! Ha sido genial”. Eufórica, encantada de la vida, así concluyó Melanie Costa su fantástica carrera, la mejor en sus 24 años de vida. Era el 400 libre, ganó su serie, logró el récord de España (4m 04,20s) que tenía Mireia Belmonte (4m 05,45s), rebajó su mejor marca en dos segundos y se metió en la final que se disputa esta tarde con la segunda mejor marca de todas las participantes, solo superado por la estadounidense Katie Ledecky (4m 03,05s). La prueba de Melanie dará comienza a las 18.54 horas y ella estará en la calle número 5, con Ledecky en la 4 y la neozelandesa Lauren Boyle en la 6.

Melanie deseaba por encima de todo no repetir su mala experiencia de los Juegos Olímpicos. En Londres se quedó a un dedo de las finales de los 400 y de los 200. Fue novena en ambas pruebas. “Mi objetivo era no dormirme. No podía dudar. El público me ha ayudado. Es un gustazo y las sensaciones han sido muy positivas”, resumió tras el esfuerzo la nadadora mallorquina.

A Mireia Belmonte, que compitió en la misma serie que Melanie, le sucedió algo similar a lo de su compañera en Londres. Empezó mal la carrera, se retrasó hasta el sexto puesto y, pese a que concluyó mucho más entera y remontó hasta la tercera posición, su tiempo (4m 06,76s) fue justamente el noveno en el cómputo global. La dejó con la miel en los labios. Tal vez pagó el esfuerzo de las series de 200 estilos que nadó muy poco antes y en las que se clasificó para las semifinales con el octavo mejor tiempo (2m12,11s). “Siempre cuesta un poco empezar, pero me he sentido cómoda y las sensaciones son buenas”, concluyó Mireia. “En la carrera de estilos he ido progresando. He ido rápido, pero no lo he dado todo”.

Mireia Belmonte, en los 200m estilos. ampliar foto
Mireia Belmonte, en los 200m estilos. Getty

Costa explicó que durante el invierno incidió en los ejercicios con las pesas para obtener más resistencia. En buena medida atribuyó a ese factor y a su voluntad de salir al máximo desde el principio su excelente actuación. Y mantiene esa misma confianza para la final de esta tarde en la que se encontrará con varias rivales que comparecen en el Sant Jordi con magníficas referencias, caso de Ledecki, la francesa Camille Muffat, campeona olímpica, la joven estrella británica Jazmin Carlin y la australiana Bronte Barrett, bronce olímpico en los 200 libre.

La competición dejó un extraño sabor agridulce para la catalana Judit Ignacio. En las series marcó el mismo tiempo exactamente que la japonesa Natsumi Hoshi, con la coincidencia de que era el 16º lugar de los 100 mariposa. En consecuencia tuvieron que disputar una carrera de desempate, un mano a mano. Ganó Hoshi en el último golpe de riñón, a pesar de que Ignacio nadó en récord de España (58,87s), siete décimas mejor que su propia anterior plusmarca.

En el 4x100 libre, el equipo español quedó eliminado debido a que Juan Miguel Rando se adelantó en la tercera posta. El equipo estadounidense, formado por James Feigen, Anthony Ervin, Ricky Berens y Conor Dwyer) se perfila como favorito y marcó el mejor registro (3m11,6s). En el 4x100 femenino, el equipo español formado por Marta González, Patricia Castro, Beatriz Gómez y Melanie Costa, concluyó en las 12ª posición y se quedó fuera de la final.

En los 50m mariposa, Rafa Muñoz se clasificó para semifinales tras imponerse en su serie con un tiempo de 23,17s. Es el segundo mejor tiempo de las eliminatorias, solo por detrás del sudafricano Roland Schoeman (23,02s).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información