Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Especial Fórmula 1

Frenazo en ‘boxes’

El ruedazo a un cámara en Alemania hace que los equipos estudien la posibilidad de fijar un tiempo mínimo en el cambio de gomas

Parada de Romain Grosjean en boxes.
Parada de Romain Grosjean en boxes. afp

Entre las modificaciones en los compuestos, los cambios en la construcción y los castañazos a los cámaras de televisión, los neumáticos monopolizan este año el flujo informativo en el Mundial de fórmula 1. El ruedazo a Paul Allen durante el último Gran Premio de Alemania al recibir el impacto de una rueda trasera mal atornillada en el prototipo de Mark Webber ha provocado una cascada de reacciones. Red Bull analizó minuciosamente lo que había ocurrido y finalmente señaló a la pistola neumática como principal causa del accidente. Al parecer, el mecánico tuvo un problema al colocar una primera tuerca, recurrió a una segunda que tampoco se enroscó como debía. La fuerza con que gira la pistola hizo que esta se le escabullera de entre las manos y que él, de forma involuntaria, accionara el botón que indica que todo está listo. Conclusión: Webber arrancó sin una de las tuercas y el desenlace es sobradamente conocido.

Completado el diagnóstico de lo sucedido, la escudería energética ha anunciado que cambiaría el protocolo en las paradas, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) ha reducido la velocidad máxima de paso por los garajes (de 100 kilómetros por hora a 80) y, además, se ha impuesto una restricción en el número de periodistas y fotógrafos (25 en total) con acceso al pit lane en los entrenamientos libres. Al margen de las molestias que puedan causar esas medidas en función del papel que desempeñe cada cual, los equipos tienen encima de la mesa otra propuesta que deben debatir para tratar de aumentar la seguridad en las operaciones de cambios de rueda. Se trata de la posibilidad de establecer un tiempo mínimo para realizar la maniobra, que podría rondar los cuatro segundos, para intentar minimizar el riesgo de desgracia. “Nadie se opondrá a adoptar medidas que contribuyan a ello. De entrada, se ha reducido la velocidad de los coches y eso es importante en la aproximación del coche (al taller), a la hora de detenerlo y en el hipotético caso de que golpees a un mecánico, porque el impacto será menor”, reconocía este jueves Fernando Alonso desde Budapest, donde el domingo se disputa la última carrera antes del parón veraniego.

Fernando Alonso es de los que más se ha quejado de la cantidad de gente en la puerta del garaje de Ferrari

El asturiano es uno de los pilotos que se ha quejado por radio en más de una ocasión de la cantidad de gente que se agolpa en las puertas del garaje de Ferrari, sobre todo los viernes y los sábado por la mañana. “Ya he dicho muchas veces que hay mucha gente. Aunque es verdad que casi nunca ha pasado nada, hay que intentar evitar que ocurra. Sobre la posibilidad de fijar un tiempo mínimo para realizar los cambios de neumáticos, si es igual para todos no habrá nadie que se oponga”, añadía el español. En caso de aprobarse, esta última medida incidiría de forma decisiva en uno de los mayores atractivos de las carreras, el momento en que un batallón de mecánicos se abalanzan encima del monoplaza y le cambian las gomas en un plis plas. Se da la circunstancia de que el récord lo posee Red Bull, que en el último Gran Premio de Malasia completó la operación en el bólido de Webber en 2 segundos clavados.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información