Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un plan de sostenibilidad también para el balonmano

El CSD pretende “reconducir la situación” del Atlético

Los jugadores del Atlético, el pasado curso en la Champions
Los jugadores del Atlético, el pasado curso en la Champions DIARIO AS

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, reunió ayer en la sede del organismo a los principales estamentos del balonmano español —el presidente de la Federación, Francisco Blázquez, la Liga Asobal, los clubes y los jugadores— para abordar el futuro de la competición después de que el pasado martes se conociera la desaparición del Atlético, subcampeón de Liga y campeón de Copa, por sus deudas.

En el encuentro, de casi dos horas, las partes anunciaron la convocatoria de una auditoría que aporte “un conocimiento preciso de cuál es el estado de salud financiera del balonmano de primer nivel”. Esta auditoría se realizará de forma individual a los equipos, excepto al Barcelona, con las cuentas saneadas, y a los equipos en proceso concursal.

Cardenal comunicó también su intención de reunirse con el presidente del Atlético, Domingo Díaz de Mera, para saber cuál es el escenario y conocer qué posibilidades hay de “reconducir la situación”. “No hay una decisión definitiva, ya que aún no ha sido adoptada por la Liga Asobal ni por la Federación”, comentó. Lo que sí quiso zanjar fueron los rumores de que un caso similar pueda repetirse, al menos en los próximos meses: “No es previsible que haya otros equipos que puedan anunciar su desaparición antes del inicio de la próxima competición”.

Los representantes del balonmano también anunciaron su intención de firmar un protocolo antes del 31 de julio impulsado por el CSD para implantar un sistema de control económico como el que se viene desarrollando en el fútbol profesional, según el cual los clubes puedan reducir deudas con las administraciones y comparezcan ante el CSD al menos una vez trimestralmente. “Hemos propuesto implantar ese protocolo con la mayor urgencia y vamos a intentar firmarlo para trabajarlo ya en esta temporada y en las sucesivas”, dijo Cardenal.

El secretario de Estado, finalmente, expresó su intención de que todas las partes sigan trabajando en un modelo económico a la altura del currículum deportivo del balonmano español, por lo que anunció la convocatoria de “unas jornadas de trabajo” entre las partes que acudieron ayer a la reunión “para ver qué es necesario cambiar en el balonmano para que siga siendo tan exitoso en el ámbito deportivo”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información