Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El trío de ases de Miami vuelve por todo lo alto

La exhibición de Wade, LeBron y Bosh enmudece a los Spurs (93-109) e iguala la final a dos

LeBron James, de los Miami Heat, este jueves. Ampliar foto
LeBron James, de los Miami Heat, este jueves. AFP

Wade se pareció al Wade pletórico de las finales de 2006 ante Dallas, LeBron volvió a ser el LeBron imparable que ha sido elegido MVP por cuarta vez esta temporada y Bosh, el pívot dominante en su zona y resolutivo en la del rival. Con un trío así, con un big three en vena de aciertos, los Spurs se quedaron inermes y perdieron con claridad el cuarto partido de la final (93-109).

Mucho antes de la conclusión, quedó visto para sentencia el cuarto envite. Y la afición de San Antonio, ansiosa por celebrar una tercera victoria que hubiera dejado a Miami al borde del abismo, tuvo que resignarse y asumir que la final, ahora empatada a dos victorias, vuelve a estar muy difícil para su equipo. Los Spurs vuelven a tener el factor cancha en contra, con un quinto partido en San Antonio que, pase lo que pase no será decisivo, y los dos últimos, en Miami.

Nada menos que 85 puntos, 30 rebotes 9 asistencias y 10 robos de balón fue la cosecha del big three de los Heat. Los tres estaban bajo sospecha. No habían jugado de manera consistente a lo largo de la final. Wade parecía tener problemas físicos que le hacían rendir por debajo de lo habitual en las segundas partes. LeBron James no había superado los 18 puntos en ninguno de los tres partidos y en el tercero se había quedado en solo 15 puntos y sin acudir ni una sola vez a la línea de tiros libres. A Bosh, como tantas veces, se le reprochaba que no tuviera más contundencia y agresividad.

SAN ANTONIO, 93 - MIAMI, 109

San Antonio Spurs: Parker (15), Green (10), Leonard (12), Duncan (20), Splitter (4) –equipo inicial-; Neal (13), Ginóbili (5), Joseph (1), Bonner (4), Diaw (9), Blair (0) y De Colo (0).

Miami Heat: Chalmers (6), Wade (32), LeBron James (33), Miller (0), Bosh (20) –equipo inicial-; Cole (0), Ray Allen (14), Haslem (2) y Battier (2).

Parciales: 26-29, 23-20, 27-32 y 17-28.

ATT Center de San Antonio. 18.581 espectadores.

Lo había avisado LeBron: “Este equipo da lo mejor de sí mismo cuando la situación es más difícil, cuando está más presionado”. Y así fue. La exhibición de Wade resultó admirable. Hizo de todo, con majestuosidad y sin denotar problemas físicos, a pesar de que en la primera parte tuvo que ser atendido junto al banquillo, pero solo fue golpe sin mayor importancia que recibió en una entrada de Duncan a canasta. Volvió Wade a la cancha para sumar 32 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias y 6 robos de balón, a pesar de que muy pronto se cargó con 4 faltas.

LeBron James, en el ojo del huracán, resurgió a lo grande. Actuó con mucha más agresividad que en los encuentros precedentes, aprovechó su velocidad y su fuerza para penetrar a canasta de manera repetida y fue ganando confianza también en el tiro exterior hasta anotar un triple con el que redondeó su estadística: 33 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias, 2 robos de balón y 2 tapones.

Chris Bosh completó la impresionante actuación del ‘big three’ con 20 puntos, 13 rebotes, 1 asistencia, 2 robos de balón y 2 tapones. En los momentos en que los Spurs apretaron más también fue importante la aportación de Ray Allen. Sus 14 puntos ayudaron a desatascar el ataque de los Heat.

Los Spurs no se parecieron en nada a los del tercer partido. Se estrellaron contra la defensa de los Heat y perdieron 18 balones, el doble que sus rivales. Ese fue uno de los factores decisivos, junto a su déficit reboteador, con cinco capturas menos que los de Miami. Así las cosas, no importó demasiado el balance en los triples. Los Spurs lograron 8 en 16 lanzamientos y los Heat se quedaron en 4 en sus 12 intentos.

Parker empezó muy bien pero se fue apagando. Concluyó con 15 puntos, 9 asistencias y 4 rebotes. Duncan sumó 20 puntos y 5 rebotes. Leonard aportó 12 puntos y 7 rebotes. Pero Green y Neal se quedaron muy lejos de los 51 puntos que sumaron entre ambos en el tercer partido. Esta vez, Neal sumó 13 y Green se quedó en 10. Peor aún estuvieron Splitter y Ginóbili. El pívot brasileño falló tres tiros, recibió 2 tapones y solo anotó 4 puntos, todos ellos desde la línea de tiros libres. El alero argentino sumó 5 puntos, con una serie de 1 de 5 en tiros de campo.

Spoelstra empezó el partido con un importante cambio táctico. Incluyó en el quinteto inicial a Miller en lugar de Haslem. Popovich rectificó su quinteto antes de que transcurriera un minuto y también jugó con cuatro bajos al retirar a Splitter y dar entrada a Neal.

De la mano de Parker y con tres triples casi seguidos de Green, Neal y Leonard, los Spurs tomaron ventaja (15-5). Pero a partir de ahí, Wade lideró a su equipo y LeBron impuso su ley. Los Heat abrieron una primera brecha (31-41), aunque la irrupción de Diaw, con 7 puntos casi consecutivos, permitió a los Spurs llegar al descanso con empate a 49 puntos.

La defensa de los Spurs se fue agrietando ante las acometidas de Wade y LeBron, también los triples de Chalmers y la buena mano de Ray Allen. Los Heat estiraron su ventaja más allá de los 15 puntos a falta de cinco minutos para el final y, poco después, Popovich ya dio el partido por perdido al sentar en el banco a Parker y Duncan.

FECHAS Y HORARIOS DE LA FINAL

Formato 2-3-2

1º Miami-San Antonio 88-92 (0-1)

Miami-San Antonio 103-81 (1-1)

San Antonio-Miami 113-77 (2-1)

4º San Antonio-Miami 93-109 (2-2)

5º San Antonio-Miami Lunes, 17 de junio, 2.00

6º Miami-San Antonio Miércoles, 19 de junio, 3.00

7º Miami-San Antonio Viernes, 20 de junio, 3.00

Fechas y horarios en España.

Todos los partidos serán retransmitidos en directo por Canal +.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información