Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lopetegui mide el estilo

España se enfrenta en el Europeo sub-21 a una Rusia “física”, a una Alemania “cómoda con la pelota” y a una Holanda “clásica”

Rodrigo y Tsallagov luchan por el balón. AFP

Los triunfos de la selección absoluta con el dominio de la posesión de la pelota como herramienta innegociable y su filtración en la base han derivado en el brote de una expectativa que no era habitual en el fútbol español. Ahora, cada selección española de categorías inferiores despierta la curiosidad de si interpretará el juego de la misma manera. En estos torneos permanecen la lógica evaluación individual sobre la proyección de los futbolistas y la fiscalización sobre la conquista o no de los títulos, pero se ha añadido esa expectación de comprobar cómo juegan colectivamente.

La selección española sub 21 comienza el jueves ante Rusia (Cuatro, 18.00) su andadura en el Europeo de Israel bajo la dirección de Julen Lopetegui en un grupo duro y complicado en el que rusos, alemanes y holandeses pondrán a prueba el estilo con el que España ha instaurado su hegemonía en el fútbol mundial. “Queremos ser reconocibles, tener la pelota, llevar la iniciativa, y ser protagonistas”, admite Lopetegui. La nómina de futbolistas que ha desplazado a Israel tiene ese corte: se mezclan porteros que juegan bien con los pies (De Gea, Joel); laterales ofensivos (Carvajal, Montoya y Moreno); centrales que saben salir jugando desde atrás (Íñigo Martínez); mediocentros tácticos y físicos (Camacho) y de buen manejo (Illarramendi, Koke); un puñado de centrocampistas ofensivos representantes de la esencia del toque (Thiago, Canales, Isco y Muniain); regateadores (Tello, Sarabia); y nueves de área (Rodrigo, Álvaro Vázquez) o más dinámicos (Morata).

Queremos ser reconocibles, tener la pelota, llevar la iniciativa, y ser protagonistas

Julen Lopetegui

En el discurso motivacional de Lopetegui se aprecia su búsqueda de en fluir interiormente para potenciar, expresar y maximizar todo el talento disponible. “A un campeonato tan corto hay que llegar muy bien preparados mentalmente. Tratamos de comprar palabras que nos animen a competir mejor como ilusión, disfrutar o reto importante, pero las obligaciones no las compramos”, advierte el técnico, que trata de eliminar los inconvenientes con los que se ha encontrado como una preparación troceada, poco tiempo o los rumores de futuro que rodean a Isco y Thiago. “Todo esto no podemos cambiarlo, pero sí el cómo reaccionamos ante ello. Servirá para comprobar su madurez. Tenemos que focalizar nuestra energía en todo lo que podemos hacer bien para llegar a competir en las mejores condiciones, lo demás no nos va a ayudar”.

Tras ese intento de Lopetegui de erradicar las distorsiones, aparece la necesidad de lidiar un compromiso exigente desde el inicio por la dureza de los tres rivales del grupo. “Rusia es una selección muy física, con jugadores muy interesantes como Dzagoev [baja el jueves], Smolov, y Zotov. Alemania maneja una de sus mejores generaciones [Holtby, del Tottenham], están cómodos con la pelota, sin ella y les gusta llevar la iniciativa. Llevan varios años trabajando el estilo y en el tipo de jugador que están sacando, con un toque muy característico como Reus, Götze o Kroos, se aprecia lo que están buscando. De Holanda, que acude con su estilo clásico, basta con decir que 12 de sus 23 futbolistas son habituales con Van Gaal y en los últimos partidos cinco han sido titulares [De Vrij, Indi, Blind, Clasie, Strootman]”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información